Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Atom, la alternativa al RSS

Se trata de un formato de sindicación más moderno que el RSS aunque menos popular

El RSS
reina en los formatos de sindicación. Este adelanto, que cuenta con una amplía
gama de posibilidades
, facilita información sobre las últimas novedades de los blogs y sitios web,
entre ellos CONSUMER EROSKI. Se trata de una de las formas más
cómodas y rápidas de acceder a los contenidos de
diferentes páginas sin tener que entrar en ellos. Pero, como
resulta habitual en informática, no es el único formato
posible para realizar esta tarea. Atom
surgió después y, a pesar de ciertas ventajas teóricas,
no se ha expandido tanto como su rival.

Los formatos de sindicación dan la vuelta al estilo de navegación convencional. Antes de su aparición, lo habitual consistía en emplear el navegador para acceder a diferentes sitios web y comprobar si habían actualizado sus informaciones. La irrupción del RSS y Atom trajeron a Internet la idea de la suscripción. Cada lector se abona gratuitamente a los blogs y sitios que le apetece leer y desde programas específicos se visualizan las últimas novedades. Así, se evitan posibles olvidos en la consulta de las web y se sigue de manera mucho más ágil la información de diversas fuentes, todo ello además desde la misma pantalla.

¿Qué aporta Atom?

Atom se comenzó a diseñar en 2003 como una alternativa al formato RSS, que había nacido en 1999 en el seno de Netscape, el navegador más popular de esa época incipiente de la Web. En 2005 apareció la versión 1.0 de Atom. Las mejoras respecto a RSS se aprecian en cuestiones técnicas. Por ejemplo, su código se puede reutilizar dentro de otros que usen el lenguaje de programación XML (la base tanto de Atom como de RSS), una idea pensada para favorecer su extensión.

En el RSS no se puede indicar si la noticia sindicada es un texto plano, un texto con etiquetas HTML o un contenido audiovisual, mientras que en Atom sí

Además, el medio que ofrece la sindicación informa sobre qué tipo de contenidos envía. En el RSS no se puede indicar si se trata de texto plano, texto con etiquetas HTML o si es un contenido audiovisual, como un podcast o un vídeo. Atom sí permite explicitarlo y con ello facilita su posterior empleo por parte del usuario. Otra ventaja de este formato radica en que se pueden agregar diversas fuentes dentro de un contenido y, al mismo tiempo, mantener la información de su creador intacta, con enlaces al sitio original.

Por otro lado, Atom dispone de más opciones de publicación y se marca con claridad si se envía sólo el titular del texto con un enlace al original, se le añade el primer párrafo o, por el contrario, se manda íntegro todo el contenido. En el RSS, en cambio, no hay una forma de comunicar este dato y el usuario no puede saber qué sitios optan por cada una de estas posibilidades.

Atom marca con claridad si se envía sólo el titular del texto con un enlace al original, si se le añade el primer párrafo o se manda íntegro todo el contenido

Además, Atom facilita la exportación de los contenidos generados por un medio a otro blog o sitio web. Incluso contempla la posibilidad de importar todos los artículos de un sitio a otro sistema de manejo de contenidos distinto. A partir de él, ha nacido hAtom, un microformato que es el fundamento de los Web Slices de Internet Explorer 8. Se trata de pequeñas ventanas emergentes que aparecen superpuestas en la pantalla del ordenador cuando se publica una novedad en los sitios a los que el usuario se suscribe. Otra diferencia menor se encuentra en que Atom estandarizó el código que se debe introducir para que los navegadores reconozcan la existencia de sindicación dentro de un sitio web, para después mostrar el icono correspondiente en la barra de navegación.

El RSS predomina

A pesar de estas características, el RSS
predomina incluso cuando se trata de contenidos audiovisuales, como
los podcast. De hecho, sirve para denominar genéricamente a
los formatos de sindicación y por RSS se conoce también
a los elaborados con Atom, aunque sean distintos en sí mismos.

Tanto el RSS, en sus diferentes formatos, como Atom se pueden leer en la mayoría de lectores de noticias, ya sean de escritorio o de Internet

Se trata de otra demostración de que para
que triunfe una tecnología no sólo basta con tener
objetivamente mejores características, como sucedió en
el caso de los vídeos VHS y Beta, o con los MP3 respecto a
otros formatos de compresión de sonido. En este sentido,
también ha influido que tanto el RSS, en sus diferentes
formatos, como Atom se puedan leer en la mayoría de lectores
de noticias, tanto los basados en Web, del estilo de Google Reader,
como los que se deben instalar en el ordenador, como Thunderbird, así
como en los navegadores Firefox, Opera y otros.

Así se ha logrado que al usuario no le
importe en demasía si el sitio web dispone de uno u otro
formato. De hecho, a veces los sitios suelen ofrecer la posibilidad
de suscribirse a través de cualquiera de los dos formatos para
que el usuario elija. Por otra parte, con frecuencia los sitios web
optan por utilizar intermediarios en sus formatos de sindicación,
como Feedburner,
que aseguran que los usuarios obtengan siempre la misma dirección
de suscripción a pesar de que se produzcan cambios internos.
Estos intermediarios manejan indistintamente RSS y Atom.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones