Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

¿Qué hacer frente al ciberacoso?

El ciberacoso es uno de los problemas que más preocupa a familias y educadores. Para afrontarlo y prevenirlo de manera eficaz es necesario conocerlo en detalle

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 septiembre de 2020
ciberbullying Imagen: Pixabay

El uso de nuevas tecnologías con función educativa ha cobrado mayor protagonismo este curso académico, debido a la situación desencadenada por la covid-19. Por eso, es muy necesario trabajar desde la prevención y tener claras las acciones que se deben seguir ante situaciones de ciberacoso escolar. Con la campaña ‘Tolerancia cero al ciberacoso’, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), a través de Internet Segura for Kids (IS4K), facilita múltiples recursos en los que educadores, familias y menores pueden apoyarse. Aquí explicamos los principales aspectos.

 

El 33 % de los menores entre 12 y 17 años reconoce haber experimentado alguna forma de acoso, según los últimos datos del estudio de los menores y la tecnología ‘EU Kids Online’. Los casos sobre esta problemática, atendidos a través de la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, revelan que Internet proporciona una sensación de anonimato que puede hacer que el agresor se sienta más desinhibido y los observadores menos expuestos, decidiendo “seguir la corriente” al acosador. Es importante destacar que, aunque parezca que Internet ofrece anonimato, los mensajes dejan rastros que pueden llevar hacia el autor.

Ciberacoso: qué pueden hacer los profesores

En la actualidad, el acoso escolar puede estar promovido por cualquier persona, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Precisamente, por estos motivos, el ciberacoso puede llegar a interpretarse de manera errónea como un problema que se aleja del aula o del centro educativo. Y es que, según los últimos datos reflejados en el ‘III Estudio sobre acoso escolar y ciberbullying de la Fundación ANAR, el 84,5 % de los docentes sí es consciente de la existencia del problema, pero solo un 51,6 % reacciona de alguna forma o toma medidas.

En el supuesto de que existan indicios o rumores sobre algún caso de ciberacoso, es imprescindible investigar sobre la realidad de los hechos. Plantear actividades didácticas, como algunas de las propuestas desde IS4K (“Hablemos de ciberacoso”, “Cada comentario cuenta” o “Ahora te toca a ti”), permitirán trabajar la prevención, la empatía, conocer cómo piensan y qué rol desempeña cada alumno en un ambiente más distendido. Además, es una buena ocasión para prestar atención a las conversaciones y comentarios de los alumnos, ya que ayudará a detectar si existe alguna anomalía o comportamiento abusivo entre compañeros.

Resulta necesario que, desde la posición de docente, no se pasen por alto conductas como el aislamiento social, bajadas de rendimiento o cambio de círculos de amistades. También es positivo conversar de manera individual con aquellas personas implicadas en el caso de ciberacoso y promover a los observadores como mediadores activos en la resolución.

Cómo prevenir el ciberacoso: 8 acciones clave

  • 1. Formar al equipo docente. El profesorado debe mantenerse actualizado para conocer las metodologías y conflictos relacionados con el ciberacoso.
  • 2. Contar con planes de convivencia. Es aconsejable que la información esté disponible y actualizada en las políticas del centro, invirtiendo tiempo y esfuerzo en crear un protocolo antibullying que tenga en cuenta el contexto tecnológico propio del centro e implique la coordinación de toda la comunidad educativa. Así, cuando surjan los problemas, la resolución será más rápida y efectiva, causando menos consecuencias para la víctima y menos perjuicio para la rutina escolar.
  • 3. Establecer un canal de comunicación seguro donde los menores puedan acudir a consultar sus dudas, desahogarse o pedir ayuda.
  • 4. Implicar a las familias ante posibles situaciones de acoso entre los estudiantes y mantener una comunicación fluida con estas para coordinarse y detectar conductas negativas o peligrosas de los menores en Internet, sobre todo en su tiempo de ocio.
  • 5. Desarrollar campañas de sensibilización que generen en el alumnado un sentimiento de rechazo por el acoso.
  • 6. Realizar actividades de reflexión. La web de Internet Segura for Kids cuenta con múltiples recursos educativos gratuitos y listos para imprimir, como el juego de Kahoot “¿Sabes actuar contra el ciberacoso?”, la oca del ciberacoso o la sesión didáctica “Vivimos en Red”. También te resultará interesante “Cybertask for Kids: Taller Intergeneracional sobre Ciberacoso”, para que sean los propios estudiantes quienes preparen una sesión de sensibilización para sus familias, o esta serie de juegos interactivos para reflexionar sobre la comunicación respetuosa en la Red.
  • 7. Fomentar el uso de los canales de comunicación en Internet de forma positiva, utilizando un lenguaje no ofensivo y promoviendo un clima saludable.
  • 8. Recurrir a la ayuda profesional. Siempre que sea necesario, es posible contactar con el 017, la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, para recibir orientación profesional a la hora de tratar un caso de ciberacoso desde el centro educativo.

Etiquetas:

acoso bullying

is4k

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones