Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Cloud computing: informática de alquiler

Empresas como Amazon, Google y Microsoft alquilan la capacidad de sus computadoras a los creadores de nuevos servicios en la Red

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 10 diciembre de 2008
img_cloudcomputing portada

Grandes empresas de Internet como Google o Amazon disponen de
plataformas on line donde alquilan a terceros sus “data centers”
(redes de computadoras) y su capacidad de procesamiento. El objetivo
es que otras empresas menores de la Red, y también
particulares, puedan utilizarlas para guardar archivos y bases de
datos, y sostener nuevos sitios web de los que se espera una fuerte
demanda. Otras empresas, como IBM con su apuesta por Blue Cloud,
Salesforce o Dell, apuestan por un modelo donde la computación
se vende como servicio.

Alquilar la infraestructura

/imgs/2008/11/cloudcomputing1.jpg

“Cloud computing” (computación en nube) es un
término específico para los ordenadores y significa
que trabajan de una manera difusa e interconectada dentro de una red.
De ahí el concepto de nube. Refiere a un modo de colaborar
consistente en compartir el flujo de trabajo de un grupo de
ordenadores interconectados, de modo que entre todos suman una
capacidad de procesado y almacenaje de datos equivalente al total de
los procesadores y los discos duros.

No es, sin embargo, algo nuevo aunque ahora el sistema esté
de rabiosa actualidad por su vertiente comercial. Es un
método que tiene más de 10 años en el mundo de
la tecnología, con proyectos que antaño no tuvieron
éxito, como el de Salesforce,
pero que ahora se relanzan con fuerza.

Es un modo de colaborar basado en compartir el flujo de trabajo de un grupo de ordenadores interconectados

El actual “cloud computing” consiste en crear sistemas
informáticos centralizados donde las empresas de nueva
creación puedan disponer de un espacio, ancho de banda y
tiempo de computación con un ahorro importante de costes, al
no tener la necesidad de disponer de una gran infraestructura para
escalar la plataforma (es decir, para hacerla más grande a
medida que crezca la demanda del servicio que ofrezcan). Así,
se puede hablar de informática de alquiler.

Ventajas

Las ventajas para las empresas radican principalmente en poder
escalar rápidamente, sin tener que adquirir hardware y
software adicional. Si una aplicación crece de forma
exponencial en recursos, la plataforma lo hará
automáticamente. Así, una PYME o un programador
independiente puede crear una aplicación que pueda ser usada
en todo el mundo sin necesidad de invertir en infraestructuras para
sustentar la demanda. De esta manera se minimiza la posibilidad de
“morir de éxito”.

Los usuarios de estos servicios pagan por la cantidad de recursos asignados, el tiempo de computación y la capacidad de almacenamiento utilizada

Los usuarios de estos servicios pagan por la cantidad de recursos
asignados, el tiempo de computación y la capacidad de
almacenamiento utilizada, ahorrando tanto en la compra de tecnología
como en consumo energético. Esto les permite centrarse en
crear aplicaciones sin preocuparse de más problemas.

Empresas privadas de cualquier tamaño, administraciones
públicas, universidades y otras instituciones son algunos de
los sectores donde la utilización del “cloud computing”
puede suponer una ventaja al sustituir a las redes internas propias
por una infraestructura distribuida basada en protocolos abiertos.

Sin embargo, los primeros clientes de estos servicios son las
empresas de la Web 2.0, también llamada Internet Social,
quienes ven una oportunidad de lanzar una aplicación de forma
rápida sin tener que hacer grandes inversiones.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones