Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Cobrar por buscar trabajo en Internet

Hay servicios web que consiguen que las empresas paguen a determinados candidatos por acudir a las entrevistas de trabajo

¿Cobrar por acudir a entrevistas de
trabajo? Sí, gracias a que Internet ha permitido cambiar la
estructura tradicional de la búsqueda de empleo. NotchUp
inauguró la idea a principios de año y después
le ha seguido TalentSpring, aunque estas funcionalidades sólo
están disponibles para los mejores candidatos. Estos nuevos
servicios web, que de momento sólo ofrecen trabajos en Estados
Unidos, argumentan que las compañías se ahorran costes
en la selección de personal y, al mismo tiempo, se incentiva a
los trabajadores.

El método tradicional para buscar trabajo implica mirar ofertas de trabajo, bien en los anuncios de los periódicos o en los portales especializados de Internet, como Infojobs o Monster, entre otros. Las empresas gastan dinero en anunciarse en estos medios y luego contratan a compañías de recursos humanos que realizan una selección en busca del candidato idóneo. Estos trámites conllevan bastante tiempo, porque generalmente la lista de personas que responden a las ofertas es muy extensa. Así, para una vacante resulta frecuente encontrarse más de 100 currículos enviados.

La idea de NotchUp es novedosa porque se salta a los intermediarios tradicionales y crea un nuevo tipo de enlace entre las distintas partes implicadas. Como en los sitios web de ofertas de empleo, los usuarios suben su currículo. La diferencia principal estriba en que cada uno de los integrantes de esta red determina la cantidad que quiere cobrar por realizar entrevistas de trabajo. Ahora bien, lo que suena a ganga en un primer momento tiene un matiz relevante. No resulta fácil pertenecer a esta red, porque sólo pueden entrar las personas cuyos méritos profesionales o académicos sobresalgan o aquéllas que hayan conseguido que un usuario las invite.

Fijar el precio por entrevista

NotchUp dispone de una aplicación que calcula cuál sería el precio más ajustado y el que estarían dispuestos a pagar otras empresas por la entrevista en función del tipo de empleo, la experiencia laboral, el salario que se perciba actualmente o el grado académico alcanzado. Sin embargo, cada persona puede establecer el que considere oportuno.

La empresa puede recortar dinero y tiempo respecto a la búsqueda de un nuevo empleado mediante el método tradicional de anuncios y compañías de recursos humanos

El candidato cobra el dinero, aunque tras la entrevista no quiera el puesto, o aunque la empresa no le seleccione, simplemente por acudir. ¿Cuál es el truco? Que la empresa puede recortar dinero y tiempo respecto a la búsqueda de un nuevo empleado mediante el método tradicional de anuncios y compañías de recursos humanos para el proceso de selección. NotchUp intenta atraer a personas con buen currículo, de forma que pueda servir de gran filtro para las empresas interesadas, haciendo así el proceso de selección más veloz.

NotchUp cobra una tasa fija de 100 dólares por cada empresa que se apunta y el 35% adicional de la suma que el usuario pida por realizar una entrevista. Así, en caso de que un usuario solicite 200 dólares (158 euros), la compañía que se reúne con el candidato debe pagar otros 70 dólares (55 euros) a NotchUp. Además, incentiva a los propios usuarios a invitar a personas de valía con reclamos económicos como el 10% de la cifra que pidan los invitados a las empresas por entrevistarles.

Riesgos y privacidad

Una vez admitido como miembro, se accede a esta red cuya apariencia resulta similar a la de las redes sociales profesionales, aunque sin la posibilidad de localizar a otros candidatos. Esta opción queda restringida a las empresas que contraten sus servicios. Cada persona cuenta con un perfil donde puede escribir los principales datos de contacto y de su currículo. Dispone, además, de un sistema que importa la información desde LinkedIn, la red social profesional más popular.

Para tratar de minimizar el fraude, el sitio ha incorporado un sistema de reputación que valora la seriedad de los candidatos

Como todas las ideas novedosas, NotchUp se enfrenta a diversos prejuicios, por ejemplo: ¿cómo pueden las empresas saber si el currículo de las personas inscritas es real y verdadero o lo han inflado para ser más atractivos y ganar más dinero? Para tratar de minimizar el fraude, el sitio ha incorporado un sistema de reputación que valora la seriedad de los candidatos. De esta forma, una empresa puede declinar la entrevista con alguien que no se haya tomado con seriedad una entrevista de trabajo anterior.

NotchUp ha sido criticado por los usuarios por unos términos de uso que no garantizan la privacidad de los mismos, de igual manera que redes sociales como Facebook o LinkedIn. Así, la empresa se garantiza el derecho a vender los datos personales a terceras empresas y que, en caso de darse de baja, esas compañías puedan mantener una copia de la información.

Ahora bien, NotchUp sí cuida que las empresas que el usuario determine no puedan encontrar su currículo en su base de datos y le da la posibilidad de hacerse invisible ante los cazatalentos. Estas posibles restricciones se ofrecen porque esta compañía se dirige principalmente a personas que actualmente tienen un trabajo y no cambiarían de empresa excepto en el caso de que encontraran algo mejor.

Otras alternativas para encontrar trabajo

Además
de esta iniciativa, otros sitios relacionados con la búsqueda
de empleo han incorporado el pago por entrevista a los candidatos,
aunque solamente como
promoción
. Éste es el caso de TalentSpring,
que durante un tiempo ofreció hasta 100 dólares (unos
80 euros) a los candidatos que se encuadraran dentro del 10% de los
mejor cualificados en su profesión. Sin embargo, sin la
promoción este sitio se parece a Jobfox.
Se trata de servicios que se ofrecen como intermediarios entre
trabajadores y los puestos que reclaman las empresas y que, en su
labor, tratan de contentar a ambas partes con los mejores candidatos
y trabajos posibles. A grandes rasgos, se dedican a avisar a la
empresa cuando un trabajador como el que precisa se apunta a su base
de datos y se encargan de “vender” esta candidatura.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones