Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Comprar artículos de lujo en Internet

En la Red se pueden encontrar decenas de sitios para adquirir productos caros y exclusivos

La Red es un gran bazar planetario. O al menos esa es una de sus
caras más pujantes. Cualquier usuario puede intentar comprar
regalos originales
, optar por las subastas
de eBay
o acudir a sitios web de venta
privada
. Pero Internet también se acuerda de los más
pudientes y de los amantes del lujo, que disponen de sus propios
sitios especializados, con descuentos en los precios finales respecto
a los establecimientos físicos del mismo estilo, que suelen
repercutir a sus clientes los grandes costes que les supone situar
sus tiendas en las mejores calles de cada ciudad.

Hoy en día, determinados productos de lujo se venden mejor a través de la Red que en las tiendas tradicionales. Por ejemplo, BlueNile, un sitio que intermedia entre los clientes y diversas joyerías especializadas en anillos y pendientes de diamantes, vendió en 2006, según la revista Forbes, más que la prestigiosa cadena Tifanny & Co, que sólo permite comprar de forma presencial.

Este éxito, que ha permitido a la empresa cotizar en la bolsa, se debe en gran parte a la demanda de sus anillos de compromiso, que suponen un 70% de las ventas. Según sus estadísticas, la mayor parte de los compradores son hombres (85%) pero curiosamente quienes más visitan el sitio son las mujeres.

La mayor parte de los compradores son hombres, pero curiosamente quienes más visitan el sitio son las mujeres

Además de BlueNile, se pueden encontrar comercios también especializados en diamantes como Whiteflash.com o Diamonds.com que, aparte de anillos y pendientes, ofrece pulseras y brazaletes, aunque sólo para quienes tengan una dirección postal en Estados Unidos.

Más artículos de lujo

Otras joyerías "online" incorporan piedras preciosas y otros adornos. Ice.com añade los relojes, colgantes y collares a su oferta, lo mismo que James Allen, que cobra el envío de joyas fuera de los Estados Unidos (unos 50 euros más el 3% de lo que se adquiera) aunque en dicho país los portes son gratuitos. Otra opción interesante para adquirir este tipo de productos consiste en recurrir a tiendas como Amazon o WalMart, que además de vender decenas de productos diferentes, disponen de espacio para las joyerías.

Para suplir la falta de contacto físico con la joya, este tipo de sitios proporciona abundante información sobre los diamantes y las piedras preciosas. De esta forma orientan a los compradores sobre las características que tendrá la joya o qué talla escoger (en el caso de los anillos). Asimismo, suelen permitir encargar joyas a medida con la combinación que desee el cliente.

Pero además de joyas, el consumidor de artículos de lujo puede encontrar tiendas como Neiman Marcus, que venden zapatos, bolsos, ropa y diversos accesorios y complementos para hombres, mujeres y niños. Del mismo estilo son Barneys New York, Beergdorf Googdman y eLuxury.

Cómo se compra

La compra de objetos de lujo en Internet se realiza de forma similar a la de otros productos más baratos

A grandes rasgos, la compra de objetos de lujo en Internet se efectua de forma similar a la de otros productos más baratos. Tras varios clic y tras proporcionar el número de la tarjeta de crédito (o realizar una transferencia bancaria) se envía el bien. Los elevados importes que se deben abonar por estos productos provocan que los comercios acepten el pago mediante dos tarjetas de crédito o que ofrezcan un servicio para financiar la compra. Por la misma razón, resulta frecuente que atiendan a los clientes por teléfono, con la intención de darles un servicio más personalizado.

Las grandes diferencias respecto a las demás tiendas en Internet se aprecian en detalles como la forma de entrega, que en éstas se convierte en un detalle insignificante. Los costes de envío los suele asumir la tienda y se seleccionan compañías de mensajería privada de confianza, que normalmente ofrecen una entrega más rápida (entre uno y cinco días, en función de la lejanía) que los grandes servicios de correos de cada país. Además, estas compañías sólo entregan los productos presencialmente, garantizando mediante documento su llegada en perfecto estado, y tratan de que el envoltorio sea acorde al producto que se adquiere.

Estas compañías sólo entregan los productos presencialmente y garantizan mediante documento su llegada en perfecto estado

Sin embargo, el modo de funcionamiento del proceso de venta y la configuración del sitio de estos comercios "online" de lujo es similar a las demás tiendas virtuales. Así, se puede acceder a las compras que otras personas han realizado, a los productos más vendidos, a las sugerencias de la propia tienda en determinados rangos de precios, o se puede enviar como regalo lo adquirido a una tercera persona.

Garantías

Este tipo de comercios prometen calidad y lujo en los productos que venden. Para demostrarlo, suelen exhibir certificados de calidad, así como cualquier mención o premio que les hayan concedido. Por ejemplo, en el caso de las joyas se remiten a entidades como el Instituto Gemológico de América o a la Sociedad Americana de Gemas. Si el cliente no se encuentra satisfecho con el producto, estos sitios suelen ofrecer un periodo de 30 días durante el que se puede devolver lo adquirido sin ningún problema y sin coste para el consumidor.

Tecnología de lujo

La
decoración prima sobre el rendimiento en los productos
tecnológicos de lujo. Se diferencian del hardware normal
porque recurren a revestimientos de oro, plata o de cristales de
Swarovski y por su diseño diferente. Así, los
ordenadores portátiles de la empresa holandesa Ego
Lifestyle
simulan ser bolsos con diferentes aspectos cuando están
cerrados. Además, incorporan un sistema de carcasas intercambiables, que permite personalizarlos aún más. Los precios de estos portátiles de lujo oscilan entre los 5.000 y los 16.000 euros.

Los
componentes informáticos también cuentan con sus
versiones de lujo. Philips
y Swarovski
han lanzado varios productos de forma conjunta, como
auriculares o memorias USB decorados con los cristales típicos
de esta marca con precios que superan los 140 euros. Por su parte,
Bissol ha fabricado una memoria
USB en plata
que se puede adquirir por 200 dólares, unos
125 euros. La telefonía móvil no podía ser una
excepción en este segmento del mercado. Vertu,
una división de la popular marca finlandesa Nokia, fabrica
terminales de lujo a precios bastante elevados.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones