Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Datos personales en la Red

Los usuarios deben conocer sus derechos ahora que la privacidad en Internet parece una utopía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 junio de 2007
img_datosp

Empresas, gobiernos,
publicistas… Son muchos los interesados en conocer la mayor
cantidad posible de datos sobre usuarios y ciudadanos. Debido a la
facilidad que brindan las nuevas tecnologías y al cruce de
diferentes bases de datos, la privacidad en la Red empieza a parecer
una utopía. ¿Qué opciones tiene el usuario para
defenderse?

Un negocio emergente

¿Qué ocurre con los datos cuando se pulsa el botón de ‘aceptar los términos del contrato’ en el último servicio de moda web 2.0 al que el usuario se ha suscrito?

Un usuario que lleva un
tiempo navegando por Internet, sonríe al recibir una cadena de
emails de un conocido, debido a que ha aprendido que la finalidad de
esas cadenas, entre otras cosas, es recopilar miles de direcciones de
correo electrónico por parte de empresas ubicadas en cualquier
parte del mundo, para posteriormente enviar centenares de correos
basura a sus cuentas.

Sin embargo, ¿qué
ocurre con los datos cuando se pulsa el botón de ‘aceptar los
términos del contrato’ en el último servicio de moda
web 2.0 al que el usuario se ha suscrito? ¿Lee la gente la
letra pequeña y es consciente de las cláusulas que se
le imponen sólo por utilizar servicios como Flickr, Youtube o
Gmail? El pasado año fue notable la polémica que se
desató en el Reino Unidos con las
cláusulas de MySpace
.

En esta época
donde la gran mayoría de los servicios webs son de acceso
gratuito y sólo se requiere rellenar un formulario previo de
registro para acceder al servicio, el usuario debe aceptar una serie
de cláusulas sobre los datos que está dando, sin tener
un conocimiento claro de los usos que se harán de ellos.


El usuario debe aceptar una serie de cláusulas sobre los datos que está dando, sin tener un conocimiento claro de los usos que se harán de ellos

En muchas ocasiones, las
condiciones del contrato especifican que la utilización del
servicio supone la cesión de los datos utilizados en la
inscripción a la empresa X, que posteriormente los venderá
a las empresas de marketing online a fin de que éstas perfilen
los gustos del usuario, hagan estudios detallados de mercado e
incluso envíen publicidad que colapsa los servicios web y
termina casi siempre en la carpeta de Spam. El tráfico legal
de datos personales es un negocio próspero y emergente.

Según un
estudio
presentado recientemente por la Asociación de Publicidad
Directa y Bases de Datos (PD&BD), y elaborado por la consultora
PricewaterhouseCoopers, el mercado de bases de datos para marketing
directo facturó en España, durante 2006, 31,07 millones
de euros. La mayor actividad del sector se centró en la
creación de las bases de datos, pero respecto a la venta de
las mismas, actualmente el 7,13% de las ventas de bases de datos se
realiza online.

El mercado de bases de datos para marketing directo facturó en España, durante 2006, 31,07 millones de euros

El sector registra una
gran concentración; las cinco principales empresas del mismo
alcanzan el 71,7% del volumen de negocio, suponiendo el 93,34% de la
facturación. Sin embargo, la PD&BD considera que el actual
marco legal es excesivamente restrictivo, con sanciones
desproporcionadas que frenan la competitividad y limitan la inversión.

En España, la
Agencia de Protección de Datos
es la encargada de supervisar la legislación vigente sobre
protección de datos y sobre la gestión de las bases de
datos comerciales (se cuentan por miles) que están en poder de
las empresas y de la propia administración.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones