Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Lending Club, préstamos online entre particulares

Este sistema para pedir y dejar dinero entre particulares nació en mayo dentro de Facebook y desde septiembre desarrolla su propia comunidad

img_lendingclub listado

Una
de las grandes novedades que ha introducido Internet mediante las
redes sociales es la creación de nuevos tipos de
intermediarios, como ha sucedido en el sector financiero norteamericano, donde
diversas entidades conectan a personas que buscan un préstamo
con otras dispuestas a concederlo como una inversión, capaz de
rendir más que otros productos financieros. Lending Club, una
comunidad que ha nacido dentro de Facebook, ejemplifica este tipo de
organizaciones.

Este servicio abre para las personas que buscan un crédito una nueva posibilidad, alejada del sistema bancario tradicional, y con unos intereses iguales o más reducidos

¿Qué es?

Facebook es una de las comunidades en Internet más en boga en los últimos tiempos. Se caracteriza por ser un centro de reunión abierto que permite a empresas y programadores brindar libremente sus aplicaciones y sus ofertas a los millones de personas que las utilizan activamente.

Lending Club ha aprovechado la puerta abierta de Facebook para ensayar un sistema de préstamos de persona a persona que ha movido más de un millón de dólares (casi 700.000 euros) entre sus más de 15.000 usuarios desde que comenzó a funcionar a finales de mayo.

Por esta razón, el pasado septiembre se abrió al público en general (entendiendo que sólo se puede usar en Estados Unidos, porque allí tienen licencia de banco y pueden acceder al historial crediticio tanto de los que prestan como de los que piden, para tratar de minimizar el fraude), a través de su sitio web.

Como si fuera un P2P de intercambio de archivos, el objetivo de este sistema es ofrecer productos atractivos a las dos partes: el gancho para atraer a los prestadores consiste en unos intereses más altos que muchos depósitos o cuentas de ahorro, de forma que pueda ser un producto de inversión atractivo, mientras que para las personas que buscan un crédito se les abre una nueva posibilidad, alejada del sistema bancario tradicional, y con unas intereses iguales o más reducidos.

Img

Además, el préstamo persona a persona tiene un componente social considerable, porque los prestamistas pueden conocer el fin que tiene ese dinero. Así, por ejemplo, se puede contribuir a que los estudiantes completen su formación universitaria con un máster, a hacer frente a un imprevisto por cualquier causa, o a construir una empresa en un país en desarrollo.

El gancho para atraer a los prestadores se basa en unos intereses más altos que muchos depósitos o cuentas de ahorro

De esta manera, la intermediación de Lending Club se alimenta de todos los avances que ha presenciado la Web en los últimos años en cuestión de creación de comunidades, y de la agilidad de los programas informáticos para dinamizar la concesión de los préstamos, que siempre tienen una duración de tres años, aunque pueden ser amortizados anticipadamente a los seis meses sin ningún coste.

Un ejemplo de esto se encuentra en que las personas que quieren prestar se encuentran primero con las peticiones de préstamos de las personas que pertenecen a sus propios grupos y redes dentro de Facebook, o las empresas en las que han trabajado, las universidades o colegios donde han estudiado, etc.

¿Cómo funciona?

En Lending Club los usuarios no se identifican por su nombre sino por un apodo, y pueden proporcionar la información adicional que deseen. La persona que busque un préstamo (puede solicitar de 2.000 a 25.000 dólares, de 1.400 a 17.500 euros aproximadamente) debe cumplir unos requisitos financieros mínimos.

Lending Club cobra un porcentaje sobre la cantidad total que recibe el destinatario, que varía entre el 0,75% y el 2%

Lending Club propone, tras comprobar la solvencia de esta persona, un tipo de interés fijo para dicho crédito durante los tres años siguientes, a partir de datos como los ingresos que tenga, el dinero solicitado, etc. A continuación, Lending Club presenta estos préstamos a los usuarios financiadores, según el nivel de riesgo que cada prestamista haya seleccionado en su perfil.

Estos usuarios pueden seguir el consejo automático que proporciona Lending Club, que intenta casar los intereses de ambos extremos, y diversificar su aportación entre diferentes peticiones, descartar a alguno de los propuestos e incorporar a otro o, incluso, personalizar completamente la inversión y decidir a quién presta y a quién no.

Img

Una vez que haya encontrado los prestamistas dispuestos a invertir, Lending Club cobra un porcentaje sobre la cantidad total que recibe el destinatario, que varía entre el 0,75% y el 2%, según la clasificación que se realice del préstamo en función de su riesgo.

Por esta razón el usuario recibe la cantidad solicitada menos dicho porcentaje. Al mismo tiempo, Lending Club también se queda con el 1% de los pagos que reciban los financiadores de los prestatarios, en concepto de gastos de intermediación, puesto que esta empresa realiza los pagos en ambas direcciones.

Otras alternativas en Internet

Img

Varias
empresas fomentan el préstamo entre particulares como una
forma alternativa de financiación a los bancos tradicionales.
Así, los usuarios cuentan con sitios como Prosper,
Zopa
(para Gran Bretaña) o
Kiva,
que se dirige a financiar proyectos de emprendedores en países
en vías de desarrollo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones