Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Los navegadores en 2003

Aunque Explorer es el más utilizado, hay muchos otros entre los que elegir

Dominio del browser de Microsoft

Los navegadores o browsers son los programas utilizados para ver en pantalla todos los documentos (fundamentalmente páginas web en HTML) que conforman la World Wide Web (WWW). No es un navegador, sino un componente que sirve para construir navegadores. Sin ellos, la información contenida en las redes no sería accesible. Pocos sospechaban hace 10 años que Mosaic, al ofrecer el primer interfaz gráfico amigable para el usuario común, iba a iniciar el camino a la adopción masiva de Internet y los cambios que ésta ha generado en el mundo.

Los internautas noveles pueden llegar a pensar que navegador es sinónimo de Internet Explorer por su ubicuidad. Pero esta supremacía sólo se da desde hace poco tiempo. El apabullante dominio del browser de Microsoft, presente en más de un 95% de los ordenadores, ha relegado al resto a la marginalidad.

Sin embargo, hay otros mundos fuera del Explorer que merece la pena valorar. De hecho, no sólo la amplia comunidad contraria al dominio de Microsoft, sino expertos más o menos neutrales, consideran que el Explorer no es, ni de lejos, el mejor de los navegadores del mercado. Así, los usuarios de Mac pueden optar por el Safari, mientras que los linuxeros tiran hacia Mozilla y Konqueror, y existen navegadores con versiones para varios sistemas: Netscape, Mozilla u Opera.

El casi total desconocimiento del común de los usuarios sobre la oferta en navegadores es fácilmente explicable. Más del 90% de internautas utiliza el sistema operativo (el programa que hace funcionar al resto de programas) Windows, que viene con Internet Explorer incorporado, un navegador que cumple su función. ¿Para qué más?

En un navegador se pueden valorar varios conceptos que no todos cumplen por igual.

  • Instalación. Aquí Internet Explorer parte con gran ventaja, ya que viene integrado en Windows y no se puede quitar, por lo que el usuario a veces ni contempla descargar e instalar otro navegador que puede llevar una eternidad con una conexión lenta.

  • Interfaz. Unos navegadores son más sencillos de manejar o más atractivos que otros. Algunos ofrecen skins para cambiar su apariencia.
  • Prestaciones. Los navegadores suele incorporar otras aplicaciones (gestor de correo, chat, editor de HTML…) y un sinfín de prestaciones que no todos comparten: bloqueo de ventanas emergentes o pop-ups y banners, antispam, navegación con pestañas, búsqueda en Internet incorporada, gestión de contraseñas, etc.
  • Tamaño y rapidez. No todos ocupan el mismo espacio, consumen los mismos recursos del sistema ni cargan las páginas con la misma velocidad. Por lo que en un ordenador antiguo habrá que buscar uno que ocupe poca memoria.
  • Seguridad. Quizá sea por ser el más utilizado, pero Internet Explorer es famoso por sus frecuentes agujeros de seguridad.
  • Adaptación a estándares y plug-ins (accesorios), para aprovechar todas las posibilidades de la WWW.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: 10 años de historia »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones