Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Piratería discográfica

A pesar de las quejas de la industria discográfica, sus ganancias siguen aumentando

La unión de un negocio antiguo, la venta ambulante, y uno nuevo, Internet, ha hecho saltar las alarmas de la industria discográfica. Los cientos de archivos musicales no autorizados que ofrece la red y el llamado “fenómeno top manta” o venta callejera de CDs moverán este año cerca de doscientos millones de euros en España. Como solución a la piratería, algunos consumidores y expertos reclaman una mayor actuación policial, la reducción del precio de los CDs, una rebaja del IVA (ahora se paga como un impuesto de lujo, el 16%) y el impulso de ideas imaginativas por parte de los propios sellos discográficos, como el regalo de entradas para conciertos con la compra del CD o el dos por uno.

Las discográficas continúan ganando dinero

Los datos no dejan lugar a la confusión. La evolución de las ventas de discos en España en el periodo 1991-2001 ha sido estudiada por IFPI, The Recording Industry World Sales, The Recording Industry in Numbers. Los datos de este estudio reflejan que en España, el pasado año, se vendieron 80,5 millones de unidades por valor de 685 millones de euros. Además, todo apunta a que la tendencia no sólo se mantendrá, sino que se producirá un aumento de las ventas. Según este informe, si se analiza la industria discográfica mundial, se puede percibir un ligero cambio de modelo de negocio respecto a 1992, año de máximo apogeo. El año pasado se vendieron en el mundo 3.386 millones de unidades por un valor de 33.655 millones de dólares. Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta su facturación.

Pese a estas cifras, la Sociedad General de Autores calcula que al menos el 30% de los discos que se compran en España son piratas, por lo que se muestran preocupados por las pérdidas, que alcanzaron un valor de 108 millones de euros (18.000 millones de pesetas) a lo largo de 2001. Las perspectivas son aún peores para este ejercicio, que, de seguir así, podría concluir con unas pérdidas de 200 millones de euros.
En mayo de 2002 se celebró en Madrid un seminario para la defensa de la propiedad intelectual. En este encuentro el presidente de EMI Music, Alan Levy, indicó que la piratería europea está en continuo crecimiento. “La piratería discográfica mueve en Europa 12.000 millones de euros, el 30% de las ventas mundiales”, informó. En este foro se recordó que España ocupa el octavo puesto mundial en piratería.

Por encima de Internet, la gran preocupación actual de la industria discográfica española es la piratería callejera. Los compradores de discos falsos lo hacen, en su mayoría, a través de inmigrantes sin papeles y sin ningún tipo de licencia. Toda la mercancía se exhibe en una manta o en mesas plegables a modo de escaparate. De ahí que el fenómeno se conozca con el nombre de “top manta”. Se han multiplicado las mafias que utilizan a los inmigrantes como mano de obra barata. Además, a través de ellos aplican el mejor marketing, el de la compasión. Los compradores prefieren dar su dinero a personas necesitadas antes que a un sello discográfico ya consolidado. Sin embargo, las autoridades policiales y las organizaciones no gubernamentales, muy preocupadas por la situación, aseguran que en realidad “se les hace un flaco favor”. Afirman que la clandestinidad que rodea al mundo de los” manteros” provoca la aparición de estas mafias que no sólo vulneran la ley que protege la propiedad intelectual, sino también los derechos fundamentales del individuo a través de la explotación laboral y el tráfico de inmigrantes.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 5]
  • Ir a la página siguiente: Idéntico producto »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones