Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Telegramas

El descenso en el número de usuarios obliga a cesar el envío de telegramas y ofrecer servicios on-line para no perder mercado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 28 abril de 2006

What hath God wrought (Qué maravilla ha creado Dios). Así rezaba el primer telegrama que se envió en 1844 desde Washington a Baltimore, en Estados Unidos. Una primera experiencia que amplió las posibilidades de comunicación de aquel tiempo pero que ahora parece haber quedado desfasada. En los últimos meses, las principales empresas postales de Estados Unidos y Austria han despedido al telegrama debido al continuo descenso en el número de textos enviados, mientras otras, como en el caso de Correos en España, han apostado por la modernización del servicio con el telegrama on-line. No obstante sus principales clientes, despachos de abogados y organismos oficiales, continúan siendo fieles al tradicional sistema por su más que demostrada eficacia y comprobación (a través del correspondiente justificante) de que un mensaje ha sido enviado o recibido. Por su parte, los detractores consideran que en el siglo XXI nuevas formas de comunicación inmediatas justifican la desaparición del telegrama, frente a sus defensores, que destacan su existencia como garantía de urgencia y rapidez, constatando que siempre llega a su destino.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Auge y caída »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto