Protección de Datos hace un llamamiento para que las redes sociales garanticen la privacidad de sus usuarios

Se pretende evitar la difusión de datos de terceras personas sin su autorización
Por mediatrader 16 de abril de 2010

Las redes sociales, como Facebook o Tuenti, están «obligadas a realizar una actualización urgente» de sus plataformas digitales para respetar el derecho a la privacidad de sus usuarios, según ha indicado el director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo. El «deficiente diseño de privacidad» de estas redes les exige una modificación rápida «a fin de evitar que un usuario pueda difundir datos, como teléfonos, fotografías o direcciones de terceras personas sin su autorización», detalló.

Es una de las conclusiones a las que ha llegado el más de medio centenar de autoridades y profesionales internacionales en protección de datos que componen el denominado Grupo de Berlín de Telecomunicaciones, que se ha reunido en Granada para analizar los principales retos que plantean las nuevas tecnologías e Internet en relación con la privacidad.

Rallo aseguró que ya no resulta suficiente con apelar a la responsabilidad de los ciudadanos para que no cedan con facilidad sus datos o los de otros en las plataformas digitales, sino que éstas deben ser más cuidadosas y prevenir mediante un diseño adecuado posibles actuaciones que atenten contra la privacidad de las personas. En la actualidad estas empresas digitales «lanzan el servicio, ven cómo funciona, el nivel de protesta de los usuarios que genera y luego corrigen su diseño. Una práctica inadmisible», advirtió el director de la AEPD.

Los reunidos se refirieron también a problemas con los sistemas de geolocalización que incorporan las nuevas tecnologías y que permiten conocer el paradero de una persona sin que ésta sea consciente de ello. En este campo ya han logrado algunos avances, como que el sistema de localización mundial «Google Street View» corrigiera parte de su diseño inicial para evitar difundir en la Red -y sin ningún tipo de filtro- todo lo que hubiera en las calles. Ahora Alemania ha conseguido que este proveedor no muestre datos como matrículas, nombres de calles o la fotografía de personas sin su autorización expresa, aunque aún no se han solventado otros aspectos que también atentan contra la privacidad, según precisó Alexander Dix, uno de los máximos representantes de las autoridades de protección de datos del citado país.

No obstante, el carácter internacional de estas plataformas digitales hace necesario elaborar una normativa jurídica transnacional que incluya un régimen sancionador. En este sentido, el Grupo de Berlín de Telecomunicaciones prevé definir en los próximos días una carta de derechos digitales de los ciudadanos que sentará las bases para crear a largo plazo este marco jurídico.