Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Cursos de mecanografía online

Si se utiliza un ordenador, nunca es tarde para aprender a escribir a máquina correctamente, ahorrar tiempo y ganar en productividad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 septiembre de 2006

Saber
mecanografía ya no es un requisito tan habitual en las
demandas de empleo, y sin embargo, en el trabajo diario, puede
suponer una importante ventaja. Cuando se escribe sin mirar el
teclado se produce más en menos tiempo, se cometen menos
errores, y el nivel de estrés es más bajo.

Un mundo plagado de teclados

Un mundo
plagado de ordenadores también es un mundo plagado de
teclados. Las teclas QWERTY y siguientes se han convertido en la
principal herramienta de escritura para muchas personas, que reservan
el bolígrafo sólo para firmar y la lista de la compra.

Pero
¿quién tiene tiempo para ir a una de esas academias con
filas de máquinas mecánicas Olivetti, si es que todavía
existen? Es mucho más sencillo instalarse uno de los muchos
programas de mecanografía disponibles en la Red, gratuitos o
previo pago, y dedicarle un rato al día. La constancia y la
fuerza de voluntad van por cuenta del usuario, pero los resultados
merecen la pena.


/imgs/2006/11/cursosmecano1.gif

La
mecanografía no sólo es para el secretariado y las
oposiciones. Los programadores, diseñadores, ejecutivos,
científicos y casi cualquier persona que se siente frente a un
ordenador pueden ganar mucho tiempo y tranquilidad si saben teclear
como es debido.

¿Por qué aprender mecanografía?

El cerebro
es mucho más rápido que los ojos y las manos. El cuello
de botella a la hora de trabajar con un ordenador está en las
manos que pulsan el teclado y mueven el ratón.

El cerebro es mucho más rápido que los ojos y las manos; el cuello de botella está en las manos que pulsan el teclado

Si se
teclea con dos dedos, y mirando al teclado, la velocidad máxima
que se puede alcanzar ronda las 50 palabras por minuto. Sólo
con aprender el método ‘ciego’ o ‘al tacto’, para usar todos
los dedos de la mano sin mirar, se puede aumentar la velocidad a 100
palabras por minuto. Esto quiere decir que el tiempo empleado en
escribir se reduce a la mitad.

Incluso en
las tareas de diseño, que en principio parecen más
dependientes del ratón, la mecanografía puede ayudar.
Muchos diseñadores profesionales emplean los atajos de teclado
(combinaciones de teclas como ‘Control-S’, por ejemplo) para
seleccionar con mucha mayor rapidez los comandos que necesitan.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Manos a la obra »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones