Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

User Scripts para personalizar páginas web

Los "scripts" son porciones de código pensadas para modificar el comportamiento de las páginas al añadir nuevas funciones, corregir problemas o variar el entorno gráfico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 20 abril de 2010

Con el objetivo de facilitar o simplificar determinadas
acciones, los navegadores web permiten emplear extensiones
que les añaden nuevas funciones de las que carece la versión
original. Pero los “user scripts” van un paso más allá. Creados por los usuarios que buscan, también desde el navegador, modificar el comportamiento de las páginas web que visitan, pueden corregir problemas de usabilidad,
crear accesos directos o añadir aspectos gráficos que mejoren y
personalicen la experiencia en el sitio.

Estos
códigos no tienen intenciones lúdicas, sino que persiguen un fin
concreto y su filosofía es casi siempre utilitarista. “Script”
en inglés significa “guión”, nombre que ya da una pista
de cómo funcionan: son un pliego de instrucciones que definen de
forma concisa un determinado procedimiento. Algunos “scripts”
permiten eliminar una columna para mejorar la visualización de
la página web en ordenadores con una resolución más pequeña.
Otros dejan cambiar el fondo de un sitio por otro más contrastado, de
modo que sea más fácil su lectura y se corrijan errores
de diseño y accesibilidad.

Directorios de “user scripts”

Para
localizar los programas
disponibles, hay diferentes directorios creados por terceros que
recopilan los miles de “user scripts” dispersos por la Red
y explican su utilidad y eficiencia para que resulte más sencillo
al usuario decidirse por uno u otro. Una de las páginas más
conocidas es Userscripts.org,
con más de 40.000 “scripts” listos para funcionar con Greasemonkey, el programa para Firefox, o con alguna de sus versiones creadas para otros navegadores.

Algunos “scripts” sirven para cambiar el fondo de un sitio por otro más contrastado, de modo que sea más fácil su lectura

Entre los más
populares, destacan “scripts” pensados para facilitar el uso de
Facebook y algunas de sus aplicaciones, como el juego
FarmVille, para tener acceso directo al original de una
imagen en el buscador Google Images o para realizar diferentes acciones en Youtube, como un “script” que añade enlaces para la descarga directa de un vídeo alojado en la popular plataforma.

IEscripts
es un directorio que recopila los “scripts” creados para la
extensión IE7Pro, que los hace funcionar en Internet Explorer 7.
Los más populares son “No
Javascript Errors”, que deshabilita la ventana emergente de
errores en javascript -mostrada por defecto por el navegador si
encuentra un error al cargar una página-, y diferentes “scripts”
pensados para la descarga de vídeos alojados en plataformas como
Youtube.

Imprescindible usar Greasemonkey

Para poder
instalar en el
navegador estos “user scripts” de manera eficaz, es
necesario adquirir antes una extensión para automatizar su
uso y su gestión en grupo. La más reconocida es Greasemonkey,
un complemento para el navegador Firefox que permite añadir estas
porciones de código creadas por los usuarios y ejecutarlas de forma
sencilla. Además, se pueden hallar algunos complementos para este mismo
navegador, como Platypus,
pensados para crear “scripts” de forma visual al estilo
“WYSIWYG” (acrónimo de What
you see is what you get
).

Greasemonkey
también está disponible desde hace pocos meses para Google
Chrome
, ya que este navegador soporta de forma nativa los
“scripts” creados para la aplicación. Para utilizarlo, los
usuarios deben disponer de la última versión, Chrome 4, aunque
debido a diferencias entre los navegadores, no todos lo “scripts”
originales para Firefox funcionan en Chrome. Los desarrolladores
estiman
que entre un 15% y un 25% de los scripts disponibles en la actualidad no
son compatibles con Google Chrome 4. Por su parte, Opera
dispone desde la versión 8 de un
sistema para ejecutar
“user scripts” de forma nativa en
el navegador.

Para poder instalar en el navegador estos “user scripts” de manera eficaz, es necesario adquirir antes una extensión que permita automatizar su uso

El navegador Safari cuenta con un complemento denominado Greasekit,
que realiza las mismas funciones que Greasemonkey, mientras
que Internet Explorer permite utilizar “user scripts” con
extensiones como GreasemonkIE
o Trixie.
Esta última no se actualiza desde hace unos años,
por lo que puede tener algunas restricciones sobre los usos en
versiones actuales de Internet Explorer. Otra opción es Greasemonkey
for IE
.

Sin embargo,
una de las
extensiones más potentes para crear e instalar “user scripts”
en Internet Explorer es IE7Pro,
un añadido para el navegador que hace posible el control de muchos aspectos de una página web y es compatible con
algunos “scripts” creados para Greasemonkey.

Otra opción para utilizar scripts en Internet Explorer es iMacros,
aunque también se puede habilitar para usarla desde Chrome y
Firefox de
forma manual
o a través de un
complemento para el navegador
. iMacros está pensado para
automatizar acciones que se realizan de forma repetitiva, igual
que las “macros
en una aplicación de hoja de cálculo. Así se pueden
automatizar acciones en la navegación diaria, como subir y
descargar determinados ficheros o leer una porción de información
de una página web de forma periódica.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones