Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

10 consejos muy útiles para preparar tu viaje de Navidad

No hay que olvidar tener la documentación en vigor, reservar en páginas webs o agencias de confianza y contratar un seguro de viaje

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 9 diciembre de 2018

Acaba de terminar el último puente del año, pero aún nos queda la Navidad para poder realizar el viaje que tenemos pensado hace tiempo. ¿Cómo prepararlo para que nada falle? Además de “sentido común, ganas de disfrutar y pasarlo bien”, como explican los expertos en viajes Roger y Vanessa, autores del blog Viajeros Callejeros, hay que tener en cuenta muchos detalles, combinando el placer y la seguridad. En este artículo contamos cómo lograrlo, cuidando aspectos como reservar en sitios webs o agencias de confianza, contratar un seguro de viaje o tener la documentación en vigor.

1. Elegir el destino en sitios webs o agencias de viajes de confianza

Escoger el lugar donde pasar unos días es clave para que el viaje sea un éxito, pero también lo es realizar las reservas con antelación (suelen ser más baratos) y con total seguridad. Hay que utilizar páginas webs seguras, que incluyan datos suficientes como para poder contactar en caso de necesidad (dirección física en España, teléfonos, etc.). Si el contrato es con una agencia de viajes, la recomendación es la misma: hacerlo en agencias solventes (mejor, si están adheridas al sistema de arbitraje de consumo). Unas y otras velan por los intereses del viajero, ofrecen seguridad y servicios a medida.

¡Otro consejo importante a la hora de reservar! Si se hace por Internet, hay que comprobar que el sitio web cuente con pasarela de pago seguro. Estas plataformas consiguen que la compra sea más cómoda y garantizan la seguridad al pagar.

2. Contratar un seguro de viaje

"Es un paso muy importante al planificar un viaje", confiesa Verónica Cussi, autora del blog Touristear, quien señala que a veces no pasa nada, "pero el día que pasa se agradece tener un seguro que responda". Llegado el momento, añaden los expertos Roger y Vanessa, "puede ser el mejor compañero de viaje". ¡Y es que nunca estamos a salvo por completo de tener un imprevisto! Los seguros de viaje cubren pérdidas o robos de equipaje, cancelaciones o una emergencia sanitaria, entre otras circunstancias.

3. Reservar hotel con cancelación gratuita... ¡y ahorrar con ella!

Al reservar un alojamiento por Internet, conviene siempre hacerlo con antelación y con la posibilidad de cancelación gratuita. No solo porque puede surgir un imprevisto que obligue a anular el viaje. También porque es una posibilidad de ahorro. ¿Cómo? Los importes de las habitaciones cambian a lo largo de los días en la web, en función de diversas causas. Si se observa que baja, se puede cancelar la antigua reserva y cambiarla, reservando de nuevo a mejor precio.

4. Guardar publicidad y facturas: son pruebas en caso de problemas

Siempre hay que conservar la factura o el tique del servicio adquirido y cerciorarse de que contiene la identificación o referencia concreta de lo que se ha comprado. Además, también deben guardarse los documentos de publicidad: folletos, catálogos, pantallazos de la web... Sirven para demostrar que la publicidad del producto se realizó y permitirá aportar, en su caso, documentación a la reclamación.

¡Importante! Hay que fijarse también, y con todo detalle, en la letra pequeña antes de contratar un viaje, pues a veces matiza o restringe algunas condiciones del contrato.

5. Comprobar que la documentación está en regla

Es habitual no comprobar si DNI, pasaporte o carné de conducir están en vigor hasta que lo necesitamos para un viaje. ¡Craso error! Para países de la Unión Europea (UE) y algunos del espacio Schengen basta con el DNI, pero para salir fuera de Europa se precisa pasaporte, que debe tener al menos una vigencia de seis meses a partir de la fecha de salida del vuelo. Renovarlos a veces puede llevar su tiempo, por lo que es importante comprobar que están en regla. Además, hay países que exigen visado (un trámite lento) y conviene informarse con tiempo sobre qué acuerdos hay con los países que se quiere visitar.

Además, ¡no hay que olvidar llevar copias! Conviene hacer "una copia en papel y dejar el pasaporte en la habitación del hotel", explica Verónica Cussi. También recomienda hacer una copia en la nube, "por si se pierde la copia en papel. Nunca se sabe".

6. Botiquín y vacunas

Antes de partir, conviene acudir al centro de salud, tanto para una revisión como para informarse de los acuerdos con otros países, más aún si se tiene una enfermedad crónica (diabetes, se necesita diálisis, etc.). También, si el viaje es fuera de España, es preciso llevar la tarjeta sanitaria europea. Y si se sale fuera de la UE, es esencial contratar seguro y consultar las coberturas con minuciosidad. Un botiquín de viaje no debe faltar.

Para viajar a algunos destinos es obligatorio (o recomendable) estar vacunado. Conviene acudir al centro de salud para informarse o bien consultar en portales webs como el de la Asociación Española de Vacunología.

7. Llevar dinero en efectivo y tarjetas prepago

Es importante tener acceso a nuestro dinero, señala la viajera de Touristear. "Habla con tu banco para tener las tarjetas habilitadas en el extranjero. Date de alta en alguna tarjeta prepago sin comisiones y lleva algo de dinero en efectivo", recomienda. Dependiendo del destino, habrá que llevar más billetes, por si el uso de tarjetas está más limitado.

Si se viaja fuera de Europa, es mejor llevar dólares. Pero ¡ojo! Conviene cambiarlos en España, en el banco, antes de partir. En los aeropuertos o casas de cambio en el extranjero sale más caro.

8. ¿Cómo hacer la maleta? No llevar más de lo necesario

Los "por si acaso" acaban pesando mucho, explican los expertos en viajes Vanessa y Roger. Las maletas deben llevar solo lo estrictamente necesario (mudas, varias camisetas, jerséis y pantalones para poder cambiarnos, pijama...), porque en la actualidad se puede adquirir de todo en todos los lugares. Hay que tener en cuenta el clima del lugar al que se viaja, y no olvidar un buen abrigo para destinos invernales o el bañador para los de sol.

9. Tener los dispositivos electrónicos a mano... ¡y cargados!

La seguridad es prioritaria y, hoy en día, la normativa europea 2015/187 obliga a que en los aeropuertos haya que sacar todos los aparatos electrónicos que se lleven en el equipaje de mano, incluso los cargadores de estos dispositivos. No solo se trata del móvil o el ordenador, sino cámaras de fotos y vídeo, calculadoras, planchas y secadores de pelo, máquinas de afeitar eléctricas, grabadoras y hasta juguetes con pilas.

Además, en algunos destinos como Estados Unidos, por razones de seguridad se puede pedir a los pasajeros que sus dispositivos electrónicos se enciendan y tengan batería suficiente. Y si no es así, pueden requisarlos.

10. Imprescindible: tener energía positiva (sobre todo en Navidad)

Documentos en vigor, divisas, las reservas y las maletas hechas... Todo es importante, pero, como explican los viajeros Vanessa y Roger, "lo que nunca podemos olvidar meter en la maleta son la energía positiva y las ganas de sorprendernos". Tener una actitud curiosa y ganas de aprender y disfrutar son la clave para deleitarse con la salida. Solo con esto, realizar un "viaje en mayúsculas" está casi asegurado.

Preparar la casa para el viaje

Al tener que preparar un viaje, también hay que pensar en la vuelta. Hay que organizarse para que la casa esté perfecta al volver. Y no solo hay que pensar en la seguridad y protegerla de los ladrones, sino que a nadie le gusta encontrar la vivienda desordenada y sucia. Por ello, conviene seguir estas pautas:

  • Seguridad. No dar pistas a los cacos de nuestra ausencia. Se puede tener ropa tendida, persianas sin bajar del todo o alguien de confianza que vaya a casa para quitar el correo del buzón.
  • Revisar todo. Hay que tener desenchufados los electrodomésticos (salvo el frigorífico), apagadas las luces, cerrados los grifos… Así evitaremos escapes o cortocircuitos que puedan provocar un problema importante.

  • Orden y limpieza. Dejar las camas hechas y cambiadas, los baños y la cocina limpios y recogidos… Todo debe estar lo más ordenado posible.

Etiquetas:

Navidad viajar

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones