Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Acampada libre, ¿se puede?

Los defensores del turismo en autocaravana exigen que se elabore una norma que recoja la diferencia entre 'acampar' y 'estacionar'

Img acampada listado

Más allá de practicarse como una forma de “turismo barato”, la acampada fuera de los campings es defendida como un derecho y una práctica legítima. La legislación sobre los lugares en los que se puede acampar libremente en España es diversa: algunos ayuntamientos la prohíben completamente, otros, en cambio, la limitan a períodos entre uno y tres días, y los hay que no hacen referencia ni definen lugares específicos en los que pernoctar y pasar varios días. En todo caso, es necesario pedir un permiso, informarse una vez llegado al lugar elegido o consultar en las páginas web de los ayuntamientos, respetando las indicaciones sobre el uso del espacio.

Depende de las distintas comunidades

/imgs/2007/06/autocaravana.jpgAlrededor de siete millones de personas eligen cada año acampar en los 1.200 campings
del territorio español. Estos espacios están acondicionados para pasar unas vacaciones al aire libre, en contacto con la naturaleza, y se encuentran en su gran mayoría en lugares con un especial atractivo turístico. El precio promedio de una estancia de quince días en estos sitios, para un matrimonio con un niño en temporada alta, es de 380 euros frente a los 300 euros que costaban en el año 2002.

Ésta es la alternativa legal en España para acampar, y la más elegida debido a las comodidades que ofrecen las instalaciones (baños, mesas, bancos y fregaderos), y sobre todo a la seguridad. No obstante, no en todos los sitios hay ofertas de camping, ni todas las personas que deciden pasar unas vacaciones bajo una tienda de campaña o una autocaravana los encuentran atractivos. Conociendo la legislación y en determinadas condiciones, se puede montar campamento en algunos lugares públicos gratuitos destinados a ese fin.

Cada comunidad autónoma tiene su normativa al respecto, y la mayoría prohíbe la acampada libre, aunque existe un reglamento ‘madre’ de 1966 que, en cierta manera, mantiene su espíritu en las normativas locales que la limitan a determinadas zonas, de manera excepcional, temporal, no masiva y, sobre todo, para personas que se encuentren desplazándose por el territorio.

Se entenderá que la acampada es conjunta cuando entre los grupos de tiendas haya una distancia inferior a 500 metros

Así, el artículo 46.1 de la orden del 28 de julio de 1966, señala que “fuera de los campamentos de turismo no podrán instalarse conjuntamente más de tres tiendas o caravanas, sin que en ningún caso pueda exceder en diez el número de campistas, ni prolongarse la acampada en el mismo lugar durante más de tres días. Se entenderá que la acampada es conjunta cuando entre los grupos de tiendas haya una distancia inferior a 500 metros”.

De esta manera, se puede realizar una acampada controlada de manera itinerante, y en esas condiciones. El turismo itinerante se refiere al turismo hacia adelante, cuando se desplaza de un lugar a otro sin tomar una base de operaciones, para luego visitar la zona. Por otra parte, otras comunidades definen la posibilidad de acampar en “régimen de travesía”, es decir, cuando se realizan travesías de montaña, a zonas de difícil acceso a las que sólo se puede llegar a pie.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones