Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Cinco planes para conseguir un paquete vacacional de última hora

Las personas que no hayan reservado a estas alturas sus vacaciones aún tienen la oportunidad de hacerlo a través de las ofertas de última de hora, que premian a los más retrasados en su gestión

img_868581433128b8eb6f2dc

Quienes no hayan reservado ya su paquete vacacional para este verano es posible que piensen que está todo perdido y que tendrán que conformarse con ir donde sus amigos o familiares. Problemas en la empresa para elegir el turno de los días de descanso, algún imprevisto familiar o cierta dejadez en la planificación han podido demorar el proceso. Pero todavía están a tiempo de conseguir una reserva de última hora, incluso con una tarifa más competitiva. En este artículo se dan las claves para hacerse con un paquete de vacaciones de última hora para toda la familia ¡y a precios interesantes! ¿El objetivo? Pasar unos días relajados en la playa u otras zonas turísticas.

A medida que los días pasan, las ofertas de vacaciones se reducen sensiblemente. Pero surgen otras posibilidades, algunas de ellas inimaginables, para dirigirse a algún destino excitante. Para conseguir un buen paquete turístico de última hora será necesario recabar mucha información de los operadores del sector, un poco de paciencia y, por supuesto, una pizca de suerte para obtener una plaza que sea del agrado de la familia.

Pero decantarse por un viaje a estas alturas del verano puede suponer cierto ahorro para el presupuesto. Las ofertas, a pesar de todo, también están presentes en estos días, y no solo para reservar un paquete vacacional completo, sino también en cruceros, alojamientos o transportes.

Así que habrá que buscar en el sitio correcto y tener en cuenta estos cinco planes para hacerlo realidad.

1. Consultar a la agencia de viajes

Las agencias de viajes disponen en todas las épocas, incluidas las vacaciones, de ofertas de última hora con descuentos en sus precios de hasta el 30% sobre su tarifa original, aunque con fechas y destinos limitados. No obstante, habrá que esperar a las últimas semanas para formalizar la reserva. Puede que no sea el destino preferido en un principio pero, con toda seguridad, se podrá encontrar una propuesta interesante.

2. Ponerse en lista de espera

Es muy probable que alguna plaza ya contratada quede libre: enfermedades, problemas familiares o un imprevisto de última hora harán que algún viajero tenga que renunciar a su contrato vacacional. Ese paquete podrá ser de quien se haya apuntado en la lista de espera de las agencias de viajes y otros operadores turísticos. Eso sí, puede que avisen de ello con tres o cuatro días de anticipación.

3. Alertas por correo electrónico

Suscribirse a una lista de información turística permitirá tener casi todos los días el buzón del correo electrónico lleno de noticias, ofertas, promociones y hasta vuelos de última hora. No hay que limitarse solo a las agencias de viajes, sino a todos los operadores (líneas aéreas, cadenas hoteleras, etc.). Estas empresas se encargan de mandar a través de este canal toda la información sobre las propuestas para los viajeros más retrasados, también a costes muy interesantes y rebajados en la mayoría de casos.

4. Mejor encontrarlo con buscadores de Internet especializados

Hay diversos buscadores de Internet en los que poder encontrar ofertas de última hora en alojamientos y viajes, con fechas limitadas y a ciertos destinos. Será cuestión de rastrear las alternativas que ofrecen en cada uno de ellos, para al final decantarse por la propuesta preferida por los miembros de la familia. Se abren nuevas vías para pasar las vacaciones y con precios ajustados que serán comparados al instante.

5. Utilizar una tarjeta affinity

Y como última alternativa está que los viajeros dispongan en su cartera de una tarjeta de fidelización de las principales mayoristas de viajes. No será sinónimo de contratar el viaje que desean, pero ofrecen una opción competitiva con completas garantías. Además, con este medio de pago y en función de su modelo, es posible aplazar el pago del viaje en varios meses, sin intereses.

Sombras en las reservas de última hora

Uno de los principales inconvenientes de esperar a conseguir una oferta de última hora para pasar las vacaciones se deriva de la elección de destino. Es probable que no sea el deseado por las familias e incluso que tengan que cambiar la planificación del viaje. Los destinos más demandados en estas fechas no son los más fáciles de lograr bajo el sistema de reserva a última hora. Con toda seguridad habrá que cambiar de planes, pero será un nuevo aliciente al contar con un destino no previsto en un principio. Es más, la oferta que propongan desde la agencia de viajes puede que sea una sorpresa muy sugerente o un estímulo al que será difícil poder negarse.

Otro problema con el que se encontrarán los viajeros en esta época del año, en este caso las familias con muchos hijos o los grupos de amigos numerosos, es que las plazas ofertadas no sean las demandadas para todos sus integrantes.

Hasta puede ocurrir que los enlaces en los aviones (y otros transportes) sean a las horas más intempestivas, durante la madrugada o a primeras horas de la mañana.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones