Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Créditos para viajes en familia

Adelantan hasta 60.000 euros, con un plazo de amortización amplio, pero sus intereses son caros

Img padre hijos Imagen: Scott Ableman

Abuelos, padres, hijos… Salir de vacaciones en familia es costoso y requiere una financiación más exigente que la destinada a sufragar otro tipo de viaje. No solo encarece la salida el número de personas que la realizan, sino el destino, ya que es habitual que sea un crucero, un safari o una visita a un parque temático en el extranjero. Ello supone un desembolso de entre 10.000 y 30.000 euros como media, en función del lugar escogido y del número de viajeros. Los créditos destinados a sufragar las vacaciones adelantan un máximo de 60.000 euros, con un período de amortización más amplio que otras modalidades, que alcanza incluso 10 años. La cara negativa es que aplican unos tipos de interés que se mueven entre el 9% y el 12% como media -en algún caso se llega a superar el 13%-, a lo que se añaden las posibles comisiones por apertura, estudio o cancelación anticipada.

Viajar en familia sale caro

Las vacaciones estivales son una época idónea para afrontar viajes en familia, pero al integrar a un total de entre cinco y ocho personas de media, suponen un elevado desembolso. Además, bien por su duración o porque se eligen destinos exóticos u originales, los gastos se disparan. Por ello, el presupuesto destinado a afrontar estas vacaciones es elevado: entre 10.000 y 30.000 euros, como mínimo, en función de su modalidad, duración y número de integrantes.

En algunos casos, las familias cuentan con la liquidez necesaria para viajar, fruto del ahorro. Sin embargo, la gran mayoría de quienes realizan estos viajes opta por endeudarse y sufragar las vacaciones mediante un crédito. Gran parte de la oferta crediticia proporciona vías de financiación que permiten a sus titulares dotarse de hasta 60.000 euros. Sus plazos de amortización son muy variables, aunque en algunos casos llegan a los 10 años. Se aplican intereses de entre el 9% y el 12%, a lo que se suman las comisiones de apertura, cancelación anticipada o estudio, que pueden encarecer el préstamo entre un 0,5% y un 3%.

Las condiciones de estos préstamos vacacionales se pueden mejorar, pero depende del grado de vinculación con la entidad.

¿Cómo debe ser este crédito?

Comisiones de apertura, cancelación anticipada o estudio encarecen el crédito hasta un 3%

Por su especial finalidad, este préstamo debe cumplir unos requisitos bien definidos, que pasan por la flexibilidad en su contratación y la concesión de importes superiores a los destinados a sufragar cualquier otro producto. Por tanto, antes de suscribir uno conviene fijarse sobre todo en los siguientes aspectos:

  • Los importes máximos deben ser elevados, por encima de la media de los préstamos al consumo.
  • Deben ser muy flexibles en todos los aspectos de su suscripción. Sus condiciones tienen que adaptarse a las necesidades de financiación del usuario y a sus posibilidades reales de endeudamiento.
  • Deben incluir el menor número de comisiones posible para que su coste global no se eleve demasiado.
  • Los plazos de amortización tendrían que adecuarse a la situación económica del usuario.
  • Si contempla o no descuentos al realizar el desembolso final y en qué condiciones se aplican esas rebajas.
  • El tipo de interés escogido, fijo o variable, debe ser el que más convenga.
  • Las condiciones, para que una vez contratado sus demandantes no se lleven ninguna sorpresa desagradable en cuanto a los plazos, penalizaciones y comisiones.

La oferta de financiación

La oferta de bancos y cajas para sufragar estos gastos incluye desde préstamos de carácter familiar a otros destinados al consumo o de índole personal.

  • El Préstamo Personal (Banco Pastor) adelanta un importe de hasta 50.000 euros, con un plazo de amortización de 10 años como máximo, que puede abonarse en 12 o 14 cuotas mensuales. Se caracteriza por su flexibilidad, ya que se puede elegir entre tipo fijo o variable.
  • Credikutxa (Caja Vital) anticipa entre 1.000 y 50.000 euros, con un plazo de devolución que oscila entre tres meses y siete años, en los que se aplica un tipo de interés del 10,2%, aunque puede rebajarse en un 0,4% si se tiene contratado uno de sus seguros, o el 0,2%, al domiciliar la nómina o pensión. Por el contrario, aplica comisiones de apertura del 1% y por cancelación y amortización anticipada, del 2%.

  • El Préstamo Personal On line (BBVA) brinda un importe máximo de hasta 60.000 euros, con un plazo de devolución límite estipulado en 10 años. Aplica un tipo de interés del 10,2%, aunque si se domicilia la nómina se rebaja hasta el 8,7%.

  • El Préstamo Consumo (BBK) sufraga estos gastos vacacionales con el adelanto de hasta 30.000 euros, en un plazo de devolución de hasta siete años. Aplica un tipo de interés de entre el 10,5% y el 13,8%. Su formalización incluye una comisión de apertura del 2% y otra por amortización anticipada del 3%.

  • El Supercrédito (Banco Santander) concede hasta 60.000 euros que se devuelven en 10 años. Si se desea, se puede aplazar la devolución del capital hasta dos años.

  • Si se contrata el Préstamo Consumo (Unimm) se accede a un importe máximo de 60.000 euros, que deben devolverse en un plazo máximo de hasta ocho años.

  • Al suscribir el Crédito Consumo (Bancaja) se puede optar a cantidades desde 3.000 hasta 30.000 euros, que se devuelven en un periodo de dos a siete años. Aplica tipos de interés del 8,9%, con comisiones de apertura del 2,5% y de cancelación del 2%. Estas condiciones pueden suavizarse si se tiene domiciliada la nómina.

  • El Préstamo Consumo Genérico (Cajamar) concede un importe máximo de hasta 60.000 euros. Se puede amortizar en un plazo de siete años y contratar con un tipo de interés fijo o variable, referenciado al Euribor, que se revisa cada año. Su aceptación incluye comisiones de apertura y de amortización anticipada.

  • El Préstamo Único (Unicaja) da un tope valorado en 18.000 euros, con cuotas crecientes o constantes.

  • El Préstamo Consumo (Caja Canarias) tiene un importe de hasta 30.000 euros y su plazo de devolución alcanza los ocho años, en los que se aplica un tipo de interés desde el 8,5%. A ello hay que sumar las comisiones de apertura -del 2%- y de estudio -0,5%-.

  • Otras entidades, por el contrario, han optado por ofrecer estas vías de financiación a través de préstamos familiares para afrontar estos viajes.

    • La Caja de Ahorros del Mediterráneo se decanta para sus clientes por el Préstamo Familiar, por un importe máximo de 18.000 euros. Su plazo de amortización es de seis años y aplica un tipo interés fijo, preferente en el caso de familias numerosas. No tiene comisiones de amortización ni cancelación anticipada.
    • Ibercaja tiene el Préstamo Gastos Familiares, que permite pagar cuotas fijas o variables durante toda la vida del préstamo. Se financia la totalidad del viaje, con un máximo establecido en 60.000 euros y un plazo de amortización de ocho a diez años.

    • La propuesta de Banco Sabadell se ha plasmado bajo la fórmula de Crédito Familiar, que se caracteriza porque es el cliente quien elige la forma de pagar que más le convenga o, si lo prefiere, no pagar nada durante los tres primeros meses. Esta opción crediticia permite dotarse de hasta 60.000 euros, con un plazo de devolución límite de ocho años. Se aplica un tipo de interés del 10%, más un 2% como comisión de apertura.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones