Trabajar en un crucero

Los cruceros ofrecen puestos de trabajo con sueldos que van de los 900 a los 4.000 euros, pero con jornadas laborales de más de 12 horas todos los días de la semana
Por Lucía F. Gorosito 17 de julio de 2007

Camareros, limpiadores, administrativos, vendedores, guías de turismo, animadores, peluqueros, masajistas, entrenadores físicos… La oferta es interminable. Los cruceros de lujo disponen de un amplio abanico de empleos para las personas que deseen pasar varios meses en alta mar. Estos barcos, que transportan entre 1.000 y 4.000 pasajeros, dependiendo de la compañía, son pequeñas ciudades de ocio en donde se intenta complacer al máximo a los turistas, de ahí el alto número de trabajadores que las compañías de cruceros contratan por temporada. Los salarios de los trabajadores “flotantes” se posicionan cerca de los 900 euros y ascienden hasta los 4.000 euros mensuales, en algunos casos con propinas que incrementan el sueldo en un 50%. Pero no se trata de un paraíso. Lidiar con excursionistas durante seis meses puede resultar agotador y los requisitos, además de poseer ‘don de gentes’, obligan a saber idiomas -sobre todo inglés-, y a tener la energía suficiente como para soportar jornadas de trabajo que pueden llegar hasta las 14 horas los siete días de la semana.

Sueldo y condiciones

Sueldo y condiciones

Tal vez lo que hace más interesante el trabajo en un crucero de lujo -además de la posibilidad de viajar- es que los empleados no gastan ni un céntimo de euro. Es decir, que el sueldo es una ganancia neta, puesto que la comida y el alojamiento están incluidos al margen de la remuneración, también las salidas nocturnas, dentro del barco y siempre en una zona especial para tripulantes. Además, los pasajeros suelen dejar propinas por los servicios adquiridos dentro del barco que rondan el 15% del total del gasto y que incrementa el sueldo de los trabajadores. De esta manera, los empleados cobran una mensualidad fija, más una parte variable que se nutre de los ‘agradecimientos en metálico’ de los turistas. En otros casos este incremento se produce gracias a comisiones derivadas de la venta de excursiones o productos dentro del navío. Claro que no todos los puestos de trabajo tienen estos beneficios. Todo depende de la posición que se ocupe: es más probable que un camarero o un animador reciba más propinas que otros empleados que no tratan directamente con el público.

La organización

La jornada laboral de estos trabajadores comienza temprano -salvo para los empleados nocturnos-, generalmente a las cinco o seis de la mañana, que es cuando el barco atraca en el puerto. Todos ellos se alojan en camarotes que, dependiendo de la categoría, no miden más de unos pocos metros cuadrados. Generalmente son compartidos y, en algunos casos -y según el tamaño del barco-, poseen lavabos privados. Las compañías mantienen normas estrictas con respecto al orden y limpieza de las habitaciones, así como al consumo de alcohol y de tabaco, restringido a lugares y horarios determinados del día. Ahora bien, aunque el horario de trabajo está delimitado claramente, pueden ser requeridos para incorporarse a sus labores si surge alguna urgencia, incluso si se encuentran en sus horas libres, sin que este tiempo extra sea finalmente remunerado como tal. Además, la supervisión del trabajo es constante y las exigencias de calidad y de buen trato con los pasajeros es prioritaria.

Tipos de trabajos

Los turistas que están siete días en un barco han de tener cubiertas las mismas necesidades que en tierra pero, además, con un plus de ocio y entretenimiento asegurado. Como consecuencia, las ofertas de trabajo son casi ilimitadas.

Algunos de los puestos laborales más requeridos pertenecen a estas áreas, con estos requisitos:

  • Departamentos de cocina, bar, limpieza -de camarotes o de las áreas públicas- personal de cubierta, mantenimiento, lavandería. Se trata de puestos para los que se requiere un nivel básico-medio de inglés.
  • Área de juegos de azar: Se debe acreditar experiencia y un buen nivel de idiomas.
  • Sector de cuidado personal: Se exige experiencia e idiomas. Los servicios son de peluquería, manicura, instructor deportivo, masajista, cosmetólogo.
  • Fotografía: Los requisitos necesarios son personal con experiencia, conocimiento de idiomas y facilidad en el trato con la gente.
  • Departamento de entretenimiento: Aquí entran las categorías de actores, cantantes, técnicos de luces y sonido, guías de excursiones y de actividades específicas, organizadores de eventos y entretenimiento en general. Para los puestos en relación directa con los pasajeros es necesario hablar idiomas.
  • Puestos administrativos, de hostelería y comerciales en tiendas.
  • Oficiales, personal de seguridad, ingenieros, médicos y enfermeros.

Solicitar empleo

Los trabajadores que deseen contactar con una compañía naviera de cruceros de lujo pueden encontrarse frente a una tarea complicada, aunque no imposible. Basta con disponer de tiempo y saber dónde buscar. La mejor opción es investigar cuáles son las empresas comercialmente más conocidas y los itinerarios que realiza cada una de ellas. En las páginas web de cada firma, generalmente, hay un apartado para acceder a puestos de trabajo.

Una vez que la empresa recibe la solicitud, sólo queda esperar a que se produzca alguna vacante. La rotación de personal puede ser debida a la finalización de los contratos de otros empleados, o por el cese voluntario. Estos contratos se suelen firmar por cuatro o seis meses -dependiendo de la empresa- y una vez cumplido este período, se le otorga al trabajador una temporada de vacaciones, para luego reclamar nuevamente sus servicios o no, de acuerdo con la eficiencia demostrada. En ocasiones, los contratos se prorrogan directamente de mutuo acuerdo y de manera continuada.

Las entrevistas se llevan a cabo en los países de origen de la compañía, aunque en algunos casos también se pueden realizar en las ciudades que forman parte del itinerario del barco. Algunas empresas suelen abonar a sus nuevos trabajadores los billetes de avión para trasladarse a la ciudad de donde el barco zarpa. También pueden solicitar un depósito de dinero que se reembolsa una vez que el empleado haya finalizado su contrato. Además de superar la entrevista personal, habrá que obtener un certificado de buena aptitud física. También es necesario contar con los documentos requeridos para entrar en cada país, o bien tramitarlos en los consulados correspondientes.