Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

El botiquín de viaje

La salud del propio viajero, el destino y las actividades que allí vaya a desarrollar marcarán su contenido

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 9 junio de 2006
Antes de emprender un viaje conviene informarse sobre algunas de las características del destino. Entre los asuntos de interés, además de los turísticos, deben encontrarse el clima y las condiciones higiénico-sanitarias de los lugares que visitaremos.

Una vez conocida esa información podremos comenzar a decidir el contenido de la maleta, en la que nunca está de más incluir un botiquín de viaje, cuya composición dependerá de nuestro propio estado de salud, de la duración de la estancia, de las particularidades y carencias del territorio al que vayamos a dirigirnos, así como de las actividades que allí vayamos a desarrollar.

Evidentemente, los riesgos no son iguales en un circuito urbano, una estancia en una casa rural o un trayecto con deportes de aventura. Si se trata de un viaje a países del trópico, inicialmente y con la máxima antelación posible, habrá que acudir a un centro de vacunación, donde el viajero podrá obtener, según su destino concreto, y bajo prescripción facultativa las indicaciones precisas sobre el contenido del botiquín.

Pero sea cual sea el objetivo y destino del viaje es aconsejable llevar un botiquín mínimo que, sin sobrecargar el equipaje, contenga una serie de elementos que pueden contribuir a hacer el viaje más agradable.

Las personas con una enfermedad crónica deben llevar su medicación habitual para los días previstos, a ser posible en el equipaje de mano para evitar sorpresas desagradables en los aeropuertos. Como precaución deben preguntar a su médico cómo se comercializan esas medicinas en los países que vayan a visitar. Aparte de estos fármacos, se recomienda incluir de un modo orientativo:

. Material de curas: gasas, esparadrapo, tiritas y unas tijeras pequeñas.

. Antiséptico (alcohol).

. Medicinas tanto para el estreñimiento, muy habitual con los cambios, o la diarrea, también frecuente en estos casos.

. Analgésicos/ antipiréticos para bajar la fiebre, calmar el dolor de cabeza y el malestar general.

. Preservativos.

. Pastillas para el mareo.

. Repelente de mosquitos.

. Calmante para la picadura de insectos.

. Protección labial.

. Cremas protectoras para el sol y para la sobreexposición solar.

. Pomada antiinflamatoria.

. Toallitas húmedas.

El maletín o recipiente que contenga estos elementos ha de ser resistente y transportarse de forma que permanezca lo más seco y fresco posible.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones