Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

El sector turístico espera que los atentados del 11-M no tengan repercusiones negativas

Habrá que aguardar más o menos un mes para valorar las consecuencias sobre esta actividad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 21 marzo de 2004
Los atentados del 11-M en Madrid se han producido en un momento en que el sector turístico empezaba a recuperarse después de la crisis tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Ahora la incógnita es si los turistas volverán o no a elegir a España como destino para sus vacaciones. Las opiniones del sector son muy diversas pero la mayoría coincide en que habrá que esperar alrededor de un mes para ver las consecuencias del atentado en la actividad turística.

Desde Thomas Cook, por ejemplo, uno de los principales touroperadores alemanes, su portavoz asegura que de momento las reservas hacia España se mantienen "sobre todo para el verano, que es la época en que los alemanes visitan masivamente España, mayoritariamente hacia Baleares y Canarias". Esta empresa mantiene de momento su previsión de que los turistas alemanes aumenten este verano un 20% en España como consecuencia de la reactivación económica que vive el país. Para el conjunto de España la previsión es que la llegada de turistas aumente entre un 2 y un 4%.

Esperar al verano

Desde el punto de vista de Thomas Cook, la mayoría de los turistas alemanes pueden pensar que en las islas (Baleares y Canarias) no ha ocurrido nada, "como así ha sido", señala. Mallorca es el principal destino de este "gigante" turístico alemán, y después de dos años de importante caída de la demanda, las reservas para el verano hacia la isla han aumentado un 15%. Thomas Cook es un grupo que cuenta con 33 touroperadores en todo el mundo que trabajan en 3.600 agencias de viaje.

Desde otro de los touroperadores del sector como es TUI su responsable en Alemania, Volker Böttcher, ha asegurado que las previsiones para el verano en España son "cautelosamente optimistas, porque tenemos que esperar para ver si lo ocurrido en Madrid tendrá consecuencias, cosa que aún no sabemos. Pero, en general, no esperamos que tengan un impacto negativo sobre el turismo".

Mientras, entre las empresas españolas se pronuncia más que nunca la palabra cautela cuando se le piden opiniones sobre las consecuencias del 11-M en su actividad. Sol Meliá, una de las hoteleras españolas más importantes, asegura que no acostumbran a dar previsiones de ocupación, pero que en general se muestran optimistas respecto al verano, tanto en España como en el resto de destinos en los que esta empresa tiene establecimientos hoteleros.

Iberia, otra de las compañías que vio cómo sus acciones caían con fuerza en bolsa tras los atentados del 11-M ve ahora como las cosas vuelven a su cauce. La portavoz de la compañía aérea asegura que de momento no se han apreciado consecuencia en las reservas ni en las cancelaciones, "y todo transcurre a un ritmo normal para estas fechas, en medio de un puente y casi en vísperas de la Semana Santa".

Mensaje de normalidad

Los analistas bursátiles coinciden en que las caídas de los valores turísticos en los días inmediatamente posteriores al 11-M se han recuperado ya. Antonio Castell, analista de Ibersecurities, asegura que la perspectiva no es especialmente negativa para Sol Meliá, por ejemplo, "ya que en el mercado doméstico, es decir, europeo, la amenaza terrorista la tiene igual un británico o un alemán paseando por su ciudad de origen que si está en la playa en España".

El único riesgo que aprecia el experto de Ibersecurities para los valores turísticos es que haya una reducción generalizada del consumo, como consecuencia del miedo al terrorismo. Sólo en este supuesto Castell cree que las hoteleras y compañías aéreas podrían tener problemas, es decir, en el supuesto caso de que hubiera un descenso del consumo generalizado.

El mensaje de normalidad que lanzan los touroperadores coincide con el que el Gobierno en funciones lanzó el jueves. Germán Porras, Secretario General de Turismo del Ministerio de Economía, explicó que de momento se mantienen las reservas en los niveles anteriores al 11-M y que tan sólo se ha apreciado algún aplazamiento de los viajes de norteamericanos y japoneses.

Desde las agencias de viaje el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes, Jesús Martínez Millán, ha asegurado que los atentados ocurridos el pasado 11 de marzo en Madrid no tendrán "una trascendencia significativa en las cifras turísticas de 2004» e incluso indicó que «todo apunta a que tendremos un mejor año que el anterior en el sector turístico".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones