Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Paradores de Turismo, hoteles en edificios históricos

Estos establecimientos, que pertenecen a una sociedad pública, se construyen sobre antiguos palacios y castillos, en busca de un turismo cultural y de calidad

Los Paradores de Turismo son hoteles que se sitúan en lugares peculiares, como edificios históricos, conventos o palacios, todos ellos rehabilitados para albergar a turistas, aunque también se encuentran en edificios de nueva construcción. Los viajeros que quieran pernoctar en uno de ellos deberán desembolsar entre 95 y 155 euros, a menos que se acojan a alguna de las ofertas que la empresa lanza a distintos grupos, como los jóvenes o los mayores de 60 años. Detrás de los Paradores de Turismo se encuentra Patrimonio del Estado, único accionista de una sociedad anónima de capital 100 % público.

Paradores, hoteles en edificios con historia

/imgs/2007/05/parador.jpg

La nota peculiar y característica de los Paradores de Turismo se encuentra en los edificios y lugares en que se sitúan sus establecimientos. Se trata de castillos, antiguos palacios, conventos o alcázares en su mayor parte, unos entornos que permiten descubrir parte de la historia española, porque además se encuentran repartidos por todo el país, con predominio en Andalucía, Castilla y León y Galicia.

Por su carácter de empresa pública, uno de sus intereses principales se encuentra en rehabilitar edificios históricos, además de potenciar el turismo en las zonas donde menos visitantes reciben, “donde todavía no hay iniciativa privada”, apuntan desde esta empresa. En definitiva, todas estas actuaciones persiguen la idea de atraer un turismo de calidad. Una muestra de su proceder se encuentra en una de sus próximas inauguraciones, el Parador de La Granja de San Ildefonso, en Segovia, que se ha diseñado sobre la Casa de Infantes, un edificio del siglo XVIII. Pero además de palacios o castillos rehabilitados, también se han construido paradores en Parques Nacionales , como por ejemplo el de las Cañadas del Teide, en Tenerife.

Por otro lado, con el transcurso de los años, los Paradores han incorporado otros negocios. Así, en estos momentos, más de la mitad de los establecimientos disponen de tiendas propias, en que se venden objetos con su marca, artículos útiles para los turistas y productos típicos de la región local y se están empezando a implantar restaurantes que ofrecen los platos típicos de la comida local, y, de forma más incipiente, los spá, otra de las grandes tendencias en ocio hotelero. Como consecuencia de este crecimiento, esta empresa reporta beneficios al Estado. En concreto, el pasado año produjo unos dividendos de casi cuatro millones y medio de euros, el 20% de su beneficio neto. De hecho, los paradores constituyen un instrumento muy importante por su contribución a la difusión de la cultura y de la historia española.

Cinco tarifas de precios y tres categorías de paradores

Paradójicamente a este fin de la difusión cultural, se encuentran sus precios. La situación y la historia de los edificios que albergan los paradores hace que sus tarifas no sean aptas para todos los bolsillos. Así, en los 91 paradores que se encuentran operativos hay cinco tipos de tarifas, que oscilan entre los 99 euros y los 155 euros por noche y habitación, impuestos aparte. ¿Cuándo es más barato disfrutar de estos establecimientos? Los meses de noviembre a febrero presentan las tarifas más asequibles.

Los viajeros se pueden encontrar en su periplo con tres categorías de paradores: de tres, cuatro y cinco estrellas. Esta calificación, junto con el tipo de habitación seleccionado, repercutirá en el precio final por noche que paguen los clientes. Según los datos de Paradores de Turismo, la mayor parte de hoteles son de cuatro estrellas (en concreto 66), después se encuentran los de tres (un total de 23 establecimientos) y la minoría corresponde a los hoteles de cinco estrellas, porque sólo hay dos: el de Santiago de Compostela y el de León.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Alojamiento »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones