Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Precauciones ante una ausencia prolongada del hogar

Para evitar sorpresas desagradables a la vuelta de las vacaciones es importante seguir una serie de consejos que ayudan a prevenir sorpresas desagradables

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 19 agosto de 2005
En el periodo estival es una de las épocas del año en la que más viviendas quedan vacías. La instalación de sistemas de alarma antirrobo y la observación de ciertas precauciones son algunas de las opciones para proteger el hogar ante los posibles ladrones. No obstante, también existen otros detalles que no requieren esfuerzo económico y que ayudan a proteger la casa.

Porque no sólo debemos preservar la vivienda contra los ladrones, sino que hay que prevenir los posibles accidentes que puedan producirse cuando estamos fuera. Por tanto, antes de salir de viaje hay que desconectar todos los aparatos eléctricos cortando la corriente eléctrica de todo el domicilio. Igualmente, se pueden producir fugas tanto de agua o gas durante las vacaciones por ello es fundamental que cerremos tanto la llave de paso general del agua como la del gas.

En cualquier caso, si se dispone a realizar un viaje de larga duración es importante no anunciarlo anticipadamente a personas que no necesiten la información para evitar robos pero sí es aconsejable dejar las llaves de su vivienda a una persona de su entera confianza para que pueda acceder a la casa en caso de emergencia, al igual que una copia de las llaves del buzón que le permitan recoger regularmente la correspondencia.

De todas formas, si tiene suscripciones es conveniente suspender estas entregas durante el tiempo de vacaciones. Además de estas precauciones, es recomendable dejar las persianas a media altura para dar la sensación de que la casa no está vacía. Incluso, si está aislada, sería más adecuado instalar un temporizador automático, ya que gracias a este dispositivo, el propietario de la vivienda puede programar el encendido tanto de las luces como de la televisión o de la cadena de música a una hora determinada consiguiendo que parezca que la casa está habitada.

Asimismo, debemos comprobar que las puertas y ventanas estén bien cerradas revisando los cierres y verificar que en la puerta principal de la vivienda no existe hueco entre el suelo y la puerta, así evitaremos que los ladrones puedan hacer palanca e introducirse con mayor facilidad. Si en la vivienda hay joyas u objetos de gran valor su propietario tiene la opción de depositarlos en una caja de seguridad de una entidad bancaria para mayor garantía.

También, por precaución, es recomendable revisar el telefonillo y el buzón en busca de una serie de marcas que suelen hacer los ladrones para distinguir los pisos en los que pueden entrar a robar. Estas marcas pueden ser líneas verticales u horizontales pintadas normalmente al lado del botón del telefonillo del piso correspondiente que indican cuántos miembros habitan en ese domicilio, si hay objetos de valor, cuando va a estar desalojada e incluso si el propietario es una persona mayor. Por ello, si detectamos alguna de estas señales hay que intentar borrarla para que sea ilegible por los ladrones.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones