Seguros de viaje: principales novedades

Las compañías incorporan coberturas por inclemencias meteorológicas, asistencia médica sin límites e indemnizaciones por mal tiempo durante el viaje
Por Gracia Terrón 22 de julio de 2010
Img volcan
Imagen: Roberto Zingales

Quedarse compuesto… y sin viaje es una de las situaciones que más decepción, rabia e impotencia puede causar, sobre todo si se trata del merecido descanso estival. En muchas ocasiones, parece impensable que algo pueda salir mal a última hora, después del empeño y la preparación con los que se organizan los periplos veraniegos. Pero un volcán en erupción puede bastar para llevar al traste todos los planes. Así lo han vivido cientos de viajeros hace un par de meses, por culpa del cráter islandés Eyjafjallajökull. Este acontecimiento histórico ha hecho tomar conciencia a numerosos viajeros de la necesidad de contar con un seguro que sirva para compensar, en parte, los perjuicios causados. Las entidades aseguradoras, por su lado, afectadas por la crisis y la caída de los ingresos, explotan al máximo su imaginación e incorporan nuevas coberturas capaces de atraer a un mayor número de clientes. Ahora añaden a sus paquetes garantías por inclemencias meteorológicas. Indemnizaciones por extensión de viaje o pérdida de servicios contratados o incluso por sufrir mal tiempo son otras de las novedosas protecciones que se pueden encontrar en los seguros de viaje que se ofrecen este verano. Otras apuestan por vender sus seguros de forma ambulante en lugares estratégicos, como los aeropuertos.

Inclemencias meteorológicas

Inclemencias meteorológicasUna de las características que define a numerosos seguros (no sólo a los de viaje, sino también los de hogar, médicos, de automóvil…) son las exclusiones que traen asociadas. Las aseguradoras lo tienen todo bien pensado y hay sucesos que no pueden cubrir. En el caso de los seguros de viaje, entre las situaciones que se descartan de la cobertura están las producidas por acontecimientos meteorológicos. Por lo general, las pólizas no incluyen indemnizaciones por fenómenos atmosféricos como lluvias torrenciales, terremotos, maremotos, tsunamis, erupción de volcanes…

Sin embargo, a raíz de los problemas surgidos por la erupción del volcán islandés el pasado mes de mayo, numerosas aseguradoras han hecho análisis de sus productos actuales para incorporar algún tipo de cobertura y proteger al viajero ante situaciones como las vividas. El resultado es la creación de nuevas pólizas que incluyen indemnizaciones incluso cuando algún fenómeno de la naturaleza amenace los viajes.

Para obtener el reembolso de un seguro de buen tiempo debe llover como mínimo 12,77 milímetros de media diarios

En Europea de Seguros brindan productos con garantías específicas que pueden cubrir los gastos que los viajeros tengan por incidencias meteorológicas y que no están asumidos por la normativa de Viajes Combinados. Cuatro de sus coberturas más importantes son las siguientes:

  • Transporte alternativo por pérdida de enlace. Si el medio de transporte público se retrasa o cancela por algún fenómeno meteorológico imprevisto y el viajero no puede enlazar con el siguiente medio de transporte público cerrado, la aseguradora abona hasta el límite establecido en el contrato, los gastos de transporte de regreso al lugar de origen o los costes de transporte alternativo al destino final.

  • Pérdida de servicios contratados. Si por culpa de un fenómeno atmosférico el viajero no puede disfrutar de algún servicio contratado, la aseguradora devolverá su importe. Esto afecta, por ejemplo, a excursiones, alojamiento, comidas o cualquier otra circunstancia similar por culpa de alguna inclemencia meteorológica.

  • Extensión de viaje. Si el asegurado debe permanecer inmovilizado debido a inclemencias meteorológicas, se cubren los gastos que cause esta situación hasta el límite establecido en el seguro. En caso de que persista al término del periodo de cobertura de la póliza, se prorrogará por un periodo de cinco días.

  • Gastos de Cancelación derivados de alguna inclemencia meteorológica.

Seguros de Buen Tiempo

Otra de las novedades más curiosas de este año son los denominados seguros de Buen Tiempo, pólizas que ofrecen una indemnización al viajero si éste sufre durante su estancia lluvias que puedan chafar su viaje. Pero conviene tener ojo con la letra pequeña: para obtener el reembolso, debe llover, como mínimo, 12,77 milímetros o media pulgada diarios. Por cada día que llueva esta cantidad, la aseguradora Intermundial abonará 50 euros por reserva.

Cobertura sanitaria del 100%

El seguro de viaje se convierte en casi una necesidad cuando se plantea realizar un viaje al extranjero, fuera de Europa. Cobra interés, sobre todo, por la cobertura sanitaria que ofrece y que puede ser imprescindible para afrontar un problema de salud. Si se viaja dentro de Europa, lo recomendable es solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea en cualquier oficina local de la Seguridad Social, un documento con el que los viajeros tienen derecho a recibir asistencia médica sin coste alguno. Se trata de una tarjeta individual para cada persona que viaje (incluso los niños deben tener una). Esta tarjeta es la prueba de los derechos del usuario al seguro de salud y permite la cobertura de la asistencia sanitaria en Europa. La tarjeta es válida por un año. No obstante, conviene hacerla con antelación, ya que los trámites para su obtención pueden prolongarse durante dos o tres semanas.

Lo aconsejable es suscribir un seguro sanitario que proporcione una cobertura del 100% de los gastos

Si se planea realizar un viaje a cualquier otro lugar del mundo, hay que tener presente que los gastos médicos pueden ser mucho más caros que en Europa. Por ejemplo, una consulta con un médico de cabecera o médico de atención primaria puede alcanzar 300 dólares en Estados Unidos. Para evitar tener que hacer frente al coste de estos servicios, es muy útil y rentable contratar un seguro. Ésta es, de hecho, la cobertura más valorada por los usuarios, según datos de Intermundial y Europea de Seguros. Por eso, numerosas compañías han ampliado los límites de sus coberturas por asistencia médica y los servicios a los que se tiene derecho. Los seguros de Mondial Assistance, por ejemplo, contemplan la cobertura médica local, repatriación, en caso necesario, y el anticipo de fondos para gastos médicos. Lo aconsejable es suscribir un contrato que proporcione una cobertura del 100% de los gastos, es decir ilimitada.

Otra novedad es que las pólizas de asistencia en viaje comienzan a incluir servicios de asistencia médica teléfonica.

Más modalidades de seguros

Con el ánimo de buscar nuevos nichos de negocio, las aseguradoras trabajan e inventan modalidades de seguro desconocidas hasta ahora, con coberturas específicas según el motivo del viaje. Hay nuevas pólizas para viajes de estudios, que cubren la pérdida del material escolar, libros e incluso el extravío de llaves de la vivienda en la que resida el alumno, o seguros para viajes de negocios, que cubren vuelos internos y cualquier imprevisto que pueda suceder en hoteles. También comienzan a ganar interés los seguros de asistencia para adolescentes que viajan solos.

Nuevos canales de contratación

En la mayoría de los casos, los seguros de viaje se contratan a la vez que se cierra el paquete vacacional. No obstante, con un espíritu innovador y vanguardista, algunas aseguradoras han comenzado a potenciar nuevos canales de venta, con máquinas autoservicio en aeropuertos. Es el caso de Mapfre, que en colaboración con Caja Madrid, ha puesto en marcha una iniciativa pionera: iniciar la venta de seguros de viaje en tiempo real en quioscos de autoservicio especializados ubicados en la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. A través de estas máquinas, los viajeros podrán contratar, de forma fácil y rápida, e instantes antes de embarcar en su vuelo, un seguro de viaje a partir de 1,90 euros al día. Los seguros que ofrece la entidad incluyen, entre otras coberturas, la pérdida de equipajes, asistencia médica e indemnización por pérdida de conexiones aéreas. También cabe la posibilidad de ampliar los límites de cobertura y contratar otras garantías.

Una estancia de una semana valorada en 600 euros puede asegurarse, de media, por unos 15 euros

La contratación del seguro es sencilla. Sólo es necesario seleccionar en pantalla el país de destino, las fechas del viaje, e introducir el NIF o el pasaporte de los viajeros a través de un escáner incorporado en el quiosco. La póliza se emite en tiempo real y el cliente obtiene en dos minutos un documento con las principales coberturas contratadas y la información necesaria para solicitar asistencia en caso de sufrir cualquier incidencia durante su viaje. El usuario recibirá la póliza completa en su dirección de correo electrónico.

Cuánto cuestan los seguros

Desde Europea de Seguros calculan que, de media, los seguros cuestan entre un 2% y un 3% de la cuantía del viaje. Es decir, que una estancia de una semana valorada en 600 euros puede asegurarse, de media, por unos 15 euros. En cualquier caso, el precio varía en función del destino elegido y de la duración del periplo. Por ejemplo, en Mapfre Asistencia calculan que un viaje por España de una semana se puede asegurar por unos 10,50 euros por persona. Si el destino es Europa o un país ribereño del Mediterráneo, la póliza ascendería a 21,78 euros. Por cualquier otro país del mundo, la cuantía del producto se elevaría hasta 43,31 euros por persona (siempre para estancias de una semana).