Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Los lofts

La gran demanda de este tipo de viviendas con amplios espacios diáfanos ha encarecido su precio, a falta de una normativa específica

img_loftp

Los lofts se caracterizan por ser viviendas diáfanas de gran luminosidad. Surgidos en los años 70 en Nueva York, fueron feudo de artistas que buscaban inmuebles con rentas bajas y un lugar de amplias dimensiones donde habitar y trabajar. En su origen, se ubicaron en naves y talleres industriales abandonados en las afueras de las ciudades. Sin embargo, el concepto actual de loft parece haber desvirtuado al genuino debido a la falta de suelo industrial, lo que ha propiciado la construcción de nuevas viviendas con estética loft, y también debido a la falta de una regulación urbanística sobre este tipo de inmuebles. Por lo general, la ley exige que cuando el loft se ubica sobre suelo industrial es necesario cambiar el uso del suelo a residencial, lo que no es fácil, mientras que si se opta por reconvertir en vivienda un local comercial, hay que cumplir unas condiciones mínimas para obtener una licencia de habitabilidad.

Origen y evolución

El término ‘loft’ surgió en los años 70 en el barrio neoyorkino del Soho. La actividad comercial se trasladó desde esta zona hasta Wall Street y artistas y bohemios ocuparon las fábricas, naves industriales y talleres que habían quedado vacíos. Estos lugares ofrecían la posibilidad de trabajar en espacios amplios con mucha luz y pagar rentas bajas de alquiler, lo que hizo que cada vez estuvieran más solicitados. En España, la moda de los loft llegó hace poco menos de una década, aunque su expansión ha sido lenta y prácticamente limitada a las grandes ciudades como Madrid y Barcelona. De acuerdo a su origen, estas construcciones se caracterizan por el uso de materiales fríos como el hormigón y el aluminio, además de una escasa ornamentación, con paredes lisas y de color blanco. El mármol y la madera son otros de los materiales básicos a los que se recurre para dar forma a estos grandes espacios diáfanos, con estancias separadas por biombos, medios muros o, simplemente, los propios muebles.

/imgs/2006/09/loftd.jpg

Isabel Corralisa, comercial de la promotora inmobiliaria Loft in Spain, asegura que este nuevo concepto de vivienda “sin tabiques” no disgusta del todo a los posibles compradores, aunque reconoce que “en España la gente todavía no se ha hecho a espacios abiertos o compartidos”. “El consumidor aún no está muy acostumbrado a este tipo de vivienda, por lo que, en nuestro caso, dirigimos la construcción hacia una vivienda de diseño con características de loft, como grandes ventanales, escaleras amplias y cocina americana. Los dormitorios, sin embargo, continúan diseñados como espacios independientes, cerrados con puertas como en la vivienda tradicional”, explica. Esta situación ha llevado a que, en cierto modo, se haya perdido el concepto genuino de loft. “El loft es un espacio reciclado, si no se reutiliza un espacio, no se construye un loft”, sentencia José Ramón Lajarín, socio y fundador de la promotora Camden Town, pionera en España en la compra de locales y naves para su remodelación como loft.

Según Lajarín, “el espíritu del loft es el de un espacio obsoleto, sin uso, que es aprovechado por alguien para convertirlo en su hábitat”. Por ello recuerda que a la hora de hablar de loft no sirve cualquier construcción, y critica que haya gente que se dedica a construir en espacio industrial – los denominados despachos profesionales – que llaman loft, pero en realidad son despachos de trabajo con diseño de vivienda que, simplemente, se basan en la estética de los loft. La mayoría de los loft en España proceden de nuevas construcciones o de la reconversión de locales comerciales construidos sobre suelo residencial, “puesto que cuando las industrias se han ido a las afueras, los espacios que ocupaban se han tirado abajo, se han recalificado y sobre esos terrenos se han construido viviendas nuevas tradicionales”. “Lo que no admitimos como loft es la construcción de obra nueva”, señala Lajarín.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones