Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Complementos dietéticos

Tipos de contenidos: Alimentación

^

El silicio

Un oligoelemento con efectos positivos sobre la densidad de los huesos

  • Última actualización: 15 de mayo de 2006

Los alimentos ricos en fibra como los cereales integrales, así como ciertas aguas minerales, el café y la cerveza, son algunas de las principales fuentes alimentarias de silicio, por lo que una alimentación sana, variada y equilibrada asegura la cantidad necesaria de dicho mineral en la dieta.

¿Para qué sirve el silicio?

Este oligoelemento cumple la importante función de estimular las células que participan en la formación de huesos y cartílagos, por lo que puede resultar beneficioso para combatir la osteoporosis. Además, es aconsejable incluir de forma habitual alimentos ricos en silicio en la dieta de personas que hayan sufrido una fractura ósea, en especial en ancianos, ya que en ellos el proceso de cicatrización del hueso es más lento.

El silicio también está presente en cantidades importantes en otros tejidos del cuerpo como el pelo, la córnea, los tendones, la piel o las arterias. En el caso de estas últimas se piensa que el silicio juega un papel significativo en la salud vascular, ya que las arterias endurecidas presentan una cantidad de este mineral quince veces menor que las sanas.

¿Qué puede provocar su déficit?

El refinado de los alimentos es una de las principales causas de deficiencia de silicio en la dieta ya que gran parte de este oligoelemento está presente en la cáscara de los cereales, porción que se elimina durante el refinado.

El déficit de silicio podría provocar no solo alteraciones en huesos y cartílagos, sino también falta de elasticidad en la piel y caída del cabello.

¿Qué cantidad de silicio se debe incluir en la dieta?

Actualmente, no se conoce cual es la cantidad mínima diaria recomendada de este mineral, por lo que no se puede establecer hasta qué punto un bajo contenido de silicio en la dieta es capaz de causar los síntomas citados. Lo que sí es cierto es que si se lleva a cabo una dieta pobre en fibra, aumenta el riesgo de déficit ya que este mineral abunda sobre todo en los cereales integrales. Es evidente que se requieren de más estudios para clarificar tanto las funciones como el metabolismo y recomendaciones de este curioso oligoelemento.




Otros servicios


Buscar en