Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Complementos dietéticos

Tipos de contenidos: Alimentación

Ahora no podemos parar
Λ

El fucus vesiculosus

Un complemento de dietas de adelgazamiento que puede producir efectos secundarios

  • Última actualización: 15 de mayo de 2006

El fucus (Fucus vesiculosus) es un alga parda que puede alcanzar los 30 y hasta 90 cm de longitud. Esta alga presenta una gran variedad de formas, y algunos ejemplares pueden confundirse con otras especies del mismo género. La característica básica que lo diferencia de las demás especies son las vesículas aéríferas, puesto que es la única alga de la especie que las tiene.

Los usos dietéticos

La parte utilizada con fines dietéticos en el fucus es el talo, del que se extraen los diversos nutrientes que le proporcionan al alga sus reconocidas propiedades saludables. Dentro de la gran variedad de componentes que contiene el fucus, destaca el complejo vitamínico (vitaminas A, C, B2, E), ciertos aminoácidos, abundantes sales minerales y oligoelementos (13-23%), entre las que sobresale el yodo, además de cloro, sodio, potasio, hierro, fósforo, magnesio, cobre, silicio, litio, boro, níquel, zinc y cobalto, entre otros. La algina, una sustancia que tiene capacidad de absorber 100 veces su propio peso en agua, alcanza entre el 18 y el 30% del peso seco del fucus. Además, esta alga es rica en manitol, un hidrato de carbono al que se le atribuyen propiedades laxantes y diuréticas.
La abundancia de sales minerales hace del fucus una planta remineralizante.
Debido a su contenido en yodo se preconizó su uso como estimulante tiroideo en casos de bocio y como coadyuvante en el tratamiento del sobrepeso, sin embargo esta actividad no está suficientemente documentada ni probada la posibilidad de aparición de efectos secundarios. Además, su consumo está contraindicado en caso de que se siga un tratamiento con hormonas tiroideas o con agentes antitiroideos, ansiedad, insomnio, taquicardia, hipertensión arterial y cardiopatías.

Complemento de dietas de adelgazamiento

El uso común de fucus como complemento de las dietas de adelgazamiento se basa principalmente en la actividad de tres de sus componentes. Por su abundancia en yodo, que estimula el metabolismo al actuar sobre la glándula tiroidea, por su riqueza vitamínica, que sirve de suplemento en dietas muy bajas en calorías, y por su contenido en algina, sustancia mucilaginosa que se hincha y proporciona sensación de plenitud y reduce el apetito.
Muchas personas han oído hablar de las propiedades del fucus como complemento a una dieta de adelgazamiento, e incluso muchas farmacias lo expenden con total libertad. No obstante, el uso indiscriminado que hace mucha gente de plantas o algas de las que desconoce realmente los beneficios para la salud y todavía más, los potenciales efectos secundarios, se convierte en un verdadero problema de salud pública.

En este sentido, hay que advertir que las algas, entre ellas el fucus, son una de las fuentes por excelencia de yodo, y que la administración de yodo en grandes cantidades, su uso a largo plazo e incluso la toma de pequeñas dosis en personas con hipersensibilidad puede causar síntomas de hipertiroidismo que generalmente se manifiesta en forma de ansiedad, insomnio, taquicardia y palpitaciones.

Además, dada la variabilidad en cuanto al contenido en yodo que presentan los diversos preparados comerciales, se aconseja adquirir este complemento dietético sólo bajo prescripción de un especialista.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto