Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Tipos de contenidos: Alimentación

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Los altramuces, una legumbre muy especial

Con forma redondeada y aplanada, de color amarillento y sabor amargo, el altramuz, lupín o lupino es un perfecto aperitivo que se puede elaborar en casa

  • Autor: Por MAITE ZUDAIRE
  • Última actualización: 15 de abril de 2014
Imagen: Lablascovegmenu

Cuando se habla de legumbres lo primero en que se piensa es en alubias, garbanzos, lentejas, habas y guisantes. No obstante, existen otras muchas variedades que son menos utilizadas pero igual de nutritivas, como los altramuces. El altramuz, lupín o lupino es una semilla oleaginosa, es decir, una legumbre de la que se puede extraer aceite. Se cultiva en las zonas del Mediterráneo, tiene un perfil nutricional muy interesante y sirve de alimento tanto para las personas como para los animales. A continuación se explican sus principales características, los beneficios que aporta a la salud y cómo incorporarlo en nuestra dieta cotidiana.

Altramuces: más grasas saludables y proteínas que otras legumbres

El altramuz, lupín o lupino es una legumbre de forma redondeada y bastante plana, su piel es lisa y de color amarillento. Presenta además un intenso sabor amargo debido a unos componentes que se llaman alcaloides. Los altramuces destacan por su rico contenido proteico, son valiosos por sus niveles de fibra y carbohidratos y porque en su composición se incluyen sustancias como los polifenoles. Por este motivo, diversos estudios han demostrado que el consumo de leguminosas es beneficioso para la salud y puede ayudar a prevenir enfermedades como la diabetes o el cáncer de colon.

Los altramuces aportan más calorías porque contienen más grasa, aunque se trata de grasa insaturada, buena para la salud

Si se comparan con otras legumbres, los altramuces aportan más calorías porque tienen mayor cantidad de grasa en su composición. Las legumbres suelen tener entre un 1% y un 6% de grasa, mientras que los altramuces contienen cerca de un 15%, cantidad solo superada por la soja y el cacahuete. Es importante saber que la grasa que aportan es de tipo insaturada, es decir, la que se considera saludable. Junto con la soja, el altramuz es una de las fuentes más ricas en proteína vegetal, contiene 39 g por cada 100 g, frente a los 25 g de otras legumbres.

Tanto los altramuces como otras semillas oleaginosas, soja y cacahuete, concentran cantidades importantes de vitaminas del grupo B y vitamina E. En cuanto a los minerales, contienen calcio, pero de menor absorción que el de otras fuentes dietéticas. Asimismo destacan el zinc, el potasio, el fósforo y el magnesio, presentes en cantidades notables.

Según un estudio realizado en el Instituto de Ingeniería de Procesos y Empaquetado de Freising (Alemania), el consumo de altramuces ayuda a reducir la acumulación de grasas y contribuye a llevar una alimentación equilibrada. Los autores de la investigación alaban las propiedades nutricionales de estos frutos y recomiendan su ingesta en las dietas bajas en grasas.

¿Cómo incluir los altramuces en la dieta?

Los altramuces pueden cocerse para elaborar sopas, potajes o incluso ensaladas

El primer paso para degustar esta legumbre es eliminar su marcado sabor amargo. Para ello es necesario seguir una serie de consejos. El proceso comienza dejándolos en remojo en agua fría durante unas 10 o 12 horas. Transcurrido ese tiempo, se escurren, se cubren de nuevo con agua fría y se cuecen a fuego lento. Después de cocerlos se añade de nuevo agua fría y sal, y se conservan de esta forma durante una semana. Es importante cambiar dos veces al día el agua salada para mejorar su sabor.

El proceso no es laborioso, pero sí extenso. Por ello, lo más habitual es encontrar los altramuces ya en salmuera, para consumirlos como aperitivo. De esta forma se conservan durante varios días en el frigorífico dentro de recipientes herméticos. En cambio, si se adquieren crudos, los altramuces pueden cocerse para elaborar sopas, potajes o incluso ensaladas, tal y como se emplean el resto de legumbres. A partir de los altramuces también se elaboran diversos derivados como la harina, sustitutos del café, aceites e incluso paté.

Lupinos, también una planta ornamental

Imagen: Wikipedia

Los altramuces son las semillas de una planta conocida como el lupino. Esta hermosa planta florece en verano y presenta un tallo robusto y ramificado. Su mata de hojas permanece verde dos años, hasta que muda. Los colores de los pétalos varían desde el blanco al azul intenso, con predominio de tonos azulados y rosados.

Gracias a su belleza y resistencia, el lupino se cultiva y comercializa como elemento ornamental. Pero como es también una fuente de alimentación de muchos insectos, su desarrollo silvestre no es extraño.

Etiquetas:

grasa, legumbres


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto