Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Postres "sin azúcar", aptos para la diabetes

Es posible disfrutar de dulces sabrosos sin edulcorantes, sanos y muy fáciles de preparar

  • Fecha de publicación: 12 de mayo de 2005

Los dulces son uno de los alimentos cuyo consumo conviene moderar si se desea llevar a cabo una dieta sana y equilibrada. Además existen diversas patologías como la diabetes o la hipertrigliceridemia (niveles elevados de triglicéridos -un tipo de grasas- en sangre), en las que es necesario controlar la cantidad de azúcares en la dieta.


Las frutas, protagonistas
Emplear las frutas como ingrediente, es una de las formas de conseguir postres ligeros, de agradable sabor y atractiva presencia. Estos saludables alimentos poseen sabores exquisitos y colores y aromas que los hacen realmente apetecibles. Además sus aplicaciones en la cocina son muy amplias ya que su variedad de texturas hace posible que se puedan emplear como ingredientes de bizcochos, pasteles, espumas, batidos...

Si se desean preparar postres rápidos y muy sencillos basta con cortar las frutas en pequeños trozos y emplearlos en la elaboración de macedonias o brochetas y así consumir la fruta de un modo diferente. También se pueden elaborar en un momento, refrescantes batidos de diferentes frutas como fresas, peras, plátano o manzanas.

Además, existen preparaciones que aportan a las frutas un sabor y un aspecto muy especial sin apenas aumentar su contenido en azúcar ni en calorías. Este es el caso de las frutas asadas. La manzana no es la única fruta que puede prepararse de este modo, ya que se puede obtener también un postre delicioso si se asan unas peras o unas naranjas y se acompañan de frutos secos, o si se envuelven unos plátanos en papel de aluminio y se introducen en el horno para prepararlos en papillote.

También con las frutas pueden prepararse postres más elaborados como una ligera crema de yogur y limón, una piña rellena de diferentes frutas como naranja, manzana, mandarina y kiwi, una copa de yogur con fresas, así como flanes y espumas de frutas elaboradas con cerezas, mango o limón.


Más opciones...
Si se prefiere elaborar postres sin emplear frutas, también es posible obtener platos sabrosos con cantidades moderadas de azúcar o sin ella. Este es el caso de los granizados, con los que pueden obtenerse sabores llamativos como el que posee el granizado de café, o de los postres elaborados con yogur que aportan una textura cremosa y un sabor suave sin necesidad de añadir azúcar al postre. Con yogur pueden elaborarse bizcochos y magdalenas, o uno se puede decantar por aquellos en los que el yogur sea el ingrediente principal como batidos, mousses o a la hora de acompañar yogur a flanes de frutas o dar un toque ligero a una crema.


Sustitutos del azúcar
Existen edulcorantes sin calorías como la sacarina o el aspartame que pueden sustituir al azúcar en la elaboración de postres. Éstos aportan también sabor dulce al plato pero no contienen calorías y además no afectan a los niveles de glucosa en sangre, por lo que pueden resultar beneficiosos para formar parte de la dieta de personas con diabetes o hipertrigliceridemia. Estos edulcorantes artificiales sin calorías, en concreto la sacarina (uno de los más conocidos y empleados) puede utilizarse en la cocina del mismo modo en que se emplea el azúcar pero teniendo en cuenta la dosis, ya que el poder edulcorante de la sacarina es de 200 a 300 veces mayor al del azúcar común. Por tanto, si no se está acostumbrado a emplear este tipo de edulcorantes, conviene hacer pequeñas pruebas para saber cuál es la cantidad a añadir. Para ello puede resultar útil añadir sacarina poco a poco a un vaso de agua e ir probándolo hasta alcanzar el dulzor deseado. De ese modo es más sencillo hacerse una idea de la cantidad de sacarina que habrá que emplear en el postre. También es importante saber que si se cocina con sacarina u otros edulcorantes conviene probar el punto de dulzor cuando el postre está frío, ya que es en ese momento cuando dichos edulcorantes alcanzan su mayor grado de dulzor.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto