Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Alergia a los frutos secos en niños

Son uno de los alimentos que más alergias provocan, en particular los cacahuetes

  • Fecha de publicación: 22 de junio de 2009
Imagen: sanja gjenero

Los frutos secos son unos alimentos muy nutritivos; en sus más de 500 calorías de media por 100 gramos concentran proteínas, grasas insaturadas y una buena dosis de vitaminas, minerales, fibra y fitoquímicos. Pero no sólo contienen muchos nutrientes en cantidades interesantes, también se consideran uno de los alimentos que más alergias originan, sobre todo entre los más pequeños y, en particular, son los cacahuetes los que resultan más alergénicos.

Según datos de la Sociedad Española de Inmunología y Alergia Pediátrica, la alergia a alimentos afecta entre el 1% y el 7% de la población. Lo más frecuente es que este tipo de alergias se manifiesten durante la infancia, en los primeros años de vida, y no es raro que un niño tenga alergia a varios alimentos distintos de forma simultánea o sucesivamente. No obstante, muchas alergias alimentarias, como a la leche, a los huevos o al pescado, se superan con los años. Esto es menos habitual cuando se sufre alergia a los frutos secos, que suele perdurar toda la vida, por lo que los niños (después adultos) aprenden con los años a evitar los alimentos que les sientan mal.

Los más problemáticos

Los frutos secos son alimentos potencialmente alergénicos y, dentro de todos ellos, los cacahuetes suelen ser los que provocan mayor número de alergias. El niño, si es muy pequeño, no le sabe decir a su mamá o a su papá que le duele el estómago o le pica la garganta cada vez que come algún fruto seco que le provoca alergia, es una de las razones por la que no es fácil diagnosticar las alergias alimentarias en los primeros años de vida.

Por ello, es importante observar cómo reacciona el organismo del niño cada vez que introducimos en su dieta un nuevo alimento y estar más atentos cuando se trate de un alimento potencialmente alergénico, sobre todo si hay antecedentes de alergias alimentarias en la familia. En estos casos conviene esperar hasta los tres o cuatro años a introducir los frutos secos en la alimentación del niño.

Dieta libre de frutos secos

La clave para evitar una reacción alérgica es no consumir ningún alimento al que el niño sea alérgico y ningún producto que contenga ese alimento como ingrediente, e incluso habrá que evitar el contacto físico con el alimento en cuestión. Si se trata de frutos secos, no sólo hay que tener en cuenta estos alimentos que se comen tal cual, sino todos aquellos productos que lleven algún fruto seco en su composición, por muy pequeña que sea la cantidad.

Para identificar si el producto lleva frutos secos se ha de leer con detenimiento la lista de ingredientes y asegurarse también de que no incluyan cualquiera de los siguientes ingredientes:

  • Frutos secos: cacahuetes, almendras, todo tipo de nueces (del Brasil, de Macadamia...), avellanas, pistachos, anacardos, avellanas, pipas de girasol, pistachos, piñones, castañas.
  • Productos cuyo ingrediente principal es el fruto seco: mazapán, guirlache, turrón, ciertos bombones, pastas y cremas que contengan frutos secos (por ejemplo, crema de cacao, mantequilla de cacahuete o de almendra).
  • Determinados productos de repostería y panadería: bizcochos, panes de semillas, galletas, bollos, cereales de desayuno, barritas de cereales, etc. Los frutos secos se añaden a una variedad cada vez mayor de alimentos tales como las salsas de barbacoa y los helados, por ejemplo.
  • Aceite de frutos secos, como el aceite de girasol o de avellanas.

ALERGIA A UN ALIMENTO

Imagen: paolo zanin

La alergia a un alimento se produce cuando el sistema inmune o de defensas de una persona reconoce como tóxico algo que la persona ha comido. A los componentes de los alimentos que provocan alergias se les denominan alergenos. El sistema de defensas, al intentar proteger al organismo frente a los alergenos, produce anticuerpos denominados inmunoglobulinas E (IgE), los cuales inducen a determinadas células especializadas a liberar histamina en la sangre.

La histamina es la sustancia responsable de los síntomas típicos de una reacción alérgica, como ojos llorosos, picor en la nariz y goteo nasal, picor e inflamación de la garganta, manchas o urticaria en la piel, e incluso síntomas más graves como inflamación de las mucosas que puede conducir a asfixia e incluso provocar la muerte de la persona. Cuando una persona tiene alergia a un alimento, cada vez que coma ese alimento notará los síntomas de manera más o menos pronunciada.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto