Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Recetas con Thermomix para dejar la comida preparada y disfrutar el día
Λ

Preparar sabrosos sándwiches calientes

La forma de elaborarlos depende de los ingredientes que se empleen, aunque las operaciones básicas son semejantes

  • Última actualización: 7 de octubre de 2010

Los sándwiches calientes se preparan en la plancha o en una sartén; las hay especiales para ello. La temperatura de la plancha se gradúa al nivel medio, para poder aumentarla o disminuirla fácilmente, si es necesario. La grasa más empleada es la mantequilla en pomada, que se logra amasándola con la espátula de madera y manteniéndola a unos 18ºC. Para los sándwiches calientes siempre se emplea pan de molde y los preparados pueden ser de varios tipos.

Los sándwiches son simples cuando sólo llevan un elemento entre el pan; mixtos, cuando llevan dos o más. También pueden ser de dos rebanadas de pan, de tres o más; en este caso se suelen sujetar con palillos los tres o cuatro pisos. La característica de los sándwiches calientes es que van impregnados de mantequilla por las dos caras de cada rebanada de pan y que los productos sufren una transformación por el calor.

Sándwich de jamón y queso (o sándwich mixto)

Se colocan sobre la tabla dos rebanadas de pan y se untan de mantequilla sus caras superiores. Sobre una de ellas se coloca la media loncha de jamón cocido, después se coloca la loncha de queso y se igualan con los bordes del pan. A continuación se cubre con la otra rebanada de pan por la parte untada de mantequilla. Se unta de mantequilla por la parte exterior y se coloca sobre la plancha por esta cara; se sujeta con la paleta y después se unta de mantequilla la parte superior del conjunto.

Se da la vuelta al sándwich y se aprieta suavemente contra la plancha para conseguir su rápida terminación. Se retira el sándwich al lado de la plancha que esté menos caliente y se corta diagonalmente, si así se prefiere, dándole un corte con el filo de la paleta. Hay quienes tuestan el pan antes de poner el jamón y el queso y después siguen la misma marcha. A los sándwiches calientes no se les suele recortar el borde del pan. El sándwich de jamón y queso también puede prepararse en frío. Para servir caliente debe acompañarse de tenedor y cuchillo de postre.

Sándwich de huevo

Sobre la tabla se untan de mantequilla dos rebanadas de pan y se colocan sobre la plancha por las caras impregnadas; se sujetan con la paleta y al mismo tiempo se untan de mantequilla las caras superiores, dándoles la vuelta para que se hagan por los dos lados. Se coloca el molde para huevos (de forma cuadrada, generalmente) sobre la plancha y en su interior se deposita una bolita de mantequilla. Se deja caer dentro del molde la clara desde el plato y, por último, la yema en el centro.

También puede hacerse rompiendo un huevo dentro del molde, de forma que la yema quede entera; con un poco de práctica se logra cascar el huevo con una mano, tirando las cáscaras en el cubo. Mientras se cuaja el huevo, se pasan las rebanadas una a un plato y otra a la tabla y con el cortapastas circular se hace un agujero en el centro de la rebanada puesta en la tabla. Se tapa el molde con la paleta para favorecer la concentración del calor, si es necesario, y se comprueba si el huevo está hecho. Si está cuajado, se despega la clara de las paredes interiores del molde (empleando la paleta, si cabe, o la espátula ancha) y se retira el molde a un lado. Se recoge el huevo con la paleta y se coloca sobre la tostada del plato; con las pinzas se coloca la otra tostada de forma que el agujero coincida sobre la yema.

Sándwich club

Es de dos pisos y está compuesto de pechuga de pollo, huevo duro, bacón, lechuga, tomate y mayonesa. Se pela un huevo duro y se hace rodajas con la guillotina. Se cortan con la punta del cuchillo tres delgados filetes de pechuga de pollo cocido o asado y frío. Sobre la tabla se untan con mantequilla, por sus dos caras, tres rebanadas de pan de molde y se colocan sobre la plancha. Se colocan dos tiras de bacón sobre la plancha y cuando estén hechas se retiran a un lado menos caliente. Se atiende al tostado simultáneo de las rebanadas dándoles vuelta sucesivamente y cuando estén hechas se retiran a la tabla y sobre una de ellas se ponen los filetes de pechuga, cubriéndolos con tres o cuatro rodajas de huevo.

Encima del pollo se pone otra tostada y sobre ella las dos lonchas de bacón. Se coloca una hoja de lechuga en la tabla, aplastando el nervio central ligeramente con la espátula y cortándola en dos partes. Se cortan dos rodajas de tomate.
Se colocan las hojas de lechuga y las rodajas de tomate y se añade un poco de mayonesa, cubriendo con la tercera tostada.
Puede cortarse el sándwich con el cuchillo de sierra (sin presionar demasiado) en dos triángulos, ponerlo sobre un plato de postre y consumir al instante. Para servirlo se acompañará de cubiertos de postre.

Etiquetas:

sándwich




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto