Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Tiempo de embotar pimientos rojos

La clave del éxito de esta conserva casera está en hacer bien el vacío

  • Fecha de publicación: 21 de septiembre de 2006

Con el verano comienza la temporada para recolectar pimientos rojos que se extiende hasta el otoño. Cuando se acumula gran cantidad de pimientos, está la posibilidad de embotarlos en conserva o congelarlos para aprovecharlos durante todo el año. Embotar pimientos es algo tan sencillo como seguir los pasos que se indican a continuación.

Para embotar pimientos rojos es necesario disponer, además de los pimientos, de unos dientes de ajo y de aceite de oliva virgen extra. También son imprescindibles unos botes de cristal con tapa metálica de cierre hermético, ya que son el mejor envase para hacer el vacío a la conserva. Antes de embotar es preciso hervir los botes y las tapas para esterilizar los envases y dejarlos secar sobre un paño limpio.

Preparar el contenido de la conserva


Mientras se van secando los botes, se asan los pimientos en el horno o en la parrilla a fuego lento hasta que estén con la piel casi negra. En ese momento se retiran del fuego y se dejan reposar unos 10 minutos. Conviene que durante ese tiempo los pimientos estén tapados con un trapo o con papel de estraza para que la piel se ablande y suden. Pasado ese tiempo se retira de los pimientos la piel y las pepitas y se dejan tal y como se prefiera embotar; bien enteros o bien cortados en tiras.

Si se desean embotar los pimientos asados con toque de ajillos, en una sartén o en una cazuela con un poco de aceite de oliva se añaden los ajos cortados en láminas, y cuando los ajos estén casi dorados, se añaden los pimientos, una pizca de sal y para corregir la acidez, un poco de azúcar o de edulcorante.

Hacer bien el vacío


Una vez preparados los pimientos se van introduciendo en los botes haciendo presión sobre ellos, para evitar que queden burbujas de aire entre unos y otros. A continuación, se cubren los pimientos con los jugos de la cocción aromatizados con ajo y aceite de oliva de virgen, y se deja un centímetro sin llenar hasta la boca del bote.
Para que la conserva haga bien el vacío, se cierran los botes enroscando la tapa previamente calentada y se ponen a cocer al baño maría durante 10 minutos a fuego suave. Si el tiempo de cocción se alarga pueden deshacerse los pimientos por exceso de calor. Al sacar los botes se colocan boca abajo y se dejan enfriar.
Por último, se deben etiquetar los botes de forma que se indique el contenido y la fecha antes de almacenarlos. Aunque se conserven en un lugar oscuro y seco, es aconsejable consumirlos en un año.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto