Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Cócteles sin alcohol: siete ideas para sorprender

Mezcla de arte y de técnica, la coctelería es una experiencia visual y gustativa que también puede cautivar sin usar bebidas alcohólicas

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Última actualización: 13 de noviembre de 2013
Imagen: Dinner Series

Los cócteles sin alcohol están de moda. Y esta tendencia tiene múltiples ventajas. Entre ellas, poder beber cuanto se quiera, disfrutar de una buena copa entre semana o comenzar el año con buenos recuerdos y sin resaca. La oferta de este tipo de bebidas en los establecimientos profesionales es cada vez más cuidada y diversa, aunque no siempre económica. Por ello, una buena idea es aprender a hacer los cócteles nosotros mismos en casa. Una cena o una comida con amigos puede ser una ocasión estupenda para sorprenderles con sabores y colores novedosos, servidos en copas rebosantes de creatividad. En el siguiente reportaje se explican los diferentes tipos de cócteles, qué utensilios se necesitan para prepararlos y siete ideas para sorprender con deliciosos tragos sin alcohol.

¿Qué tipos de cócteles hay?

Imagen: CONSUMER EROSKI

Cuando pensamos en preparar un cóctel, lo primero que imaginamos es una combinación de dos o más bebidas con sabores y olores diferentes que, al mezclarse, dan como resultado otra bebida con color, sabor y aroma nuevos. Pero antes de empezar a mezclar sin sentido -o con sentido, pero sin mucha gracia-, debemos saber más sobre la coctelería. Algo fundamental: es un arte o una disciplina unida a la gastronomía, con sus reglas y sus medidas, al igual que ocurre con las recetas de cocina. Por ello, es muy importante seguir ciertos pasos, tener una organización previa y disponer de unos cuantos utensilios básicos para realizar esta actividad con cierto rigor.

Los cócteles se pueden clasificar de distintas maneras, según:

  • La cantidad de bebida: hay tragos largos (que se sirven en copa o en vaso largo) y cortos (que se sirven, por lo general, en copas tipo cóctel).
  • La cantidad de azúcar que contienen: los hay muy secos, secos, semisecos y dulces.
  • El momento en que se sirven: están los aperitivos (antes de comer), los digestivos (después de comer) y el resto, que pueden tomarse a cualquier hora.
  • Si llevan alcohol o no, aunque es preciso recordar que incluso los "cócteles 0,0%" están sujetos a ciertas pautas y normas de elaboración, como el resto.

Utensilios para preparar cócteles

Imagen: CONSUMER EROSKI

En primer lugar, es necesario contar con una coctelera (a ser posible, de acero inoxidable), un vaso mezclador, que es un gran vaso de cristal con un colador con gusanillo, una cucharilla mezcladora y una cubitera. También se necesitarán pinzas de hielo, cuchillo y tabla para cortar frutas, y los vasos: desde la típica copa de cóctel triangular o el vaso ancho para combinados, hasta el clásico vaso de tubo y las últimas copas de moda, muy grandes, semejantes a las de vino, pero sobredimensionadas, para poder acoger en ellas un combinado con gran cantidad de hielos y frutas.

  • La coctelera. Para utilizar la coctelera (y que dure muchos años), se debe procurar no introducir bebidas gaseosas en su interior. Si queremos mezclar zumos con refrescos carbonatados, utilizaremos el vaso mezclador. Después de agitar la coctelera, no se aconseja golpearla ni abrirla de inmediato. Es mejor esperar unos segundos a que la mezcla se estabilice. Del mismo modo, una vez que se ha terminado de usarla, hay que lavarla con agua caliente para eliminar cualquier resto y luego enfriarla, tras llenarla con hielos que luego desecharemos.
  • El hielo. Aunque no todos lo saben, el hielo es uno de los elementos más importantes (y hasta fundamental) para elaborar un cóctel. Sus funciones principales son dos: ayudar a la mezcla de distintas densidades de las bebidas y, por supuesto, enfriarla. Sin embargo, si el tipo de hielo no es el adecuado, puede aguarnos el cóctel. Para que eso no ocurra, utilizaremos hielos compactos, sin agujeros, a ser posible de máquina industrial (se pueden comprar con facilidad en establecimientos autorizados).

Siete ideas para sorprender con deliciosos tragos sin alcohol

Para elaborar los tragos más famosos sin alcohol utilizaremos la coctelera, que llenaremos de hielos hasta la mitad y, a continuación, añadiremos los siguientes ingredientes (cantidades para una persona):

1. Cóctel San Francisco. 2 centilitros de zumo de naranja, 2 centilitros de zumo de limón, 1 centilitro de zumo de piña, un chorrito de granadina. Agitamos en la coctelera, vertemos en el vaso de tubo y terminamos de llenarlo con soda. Decoramos con rodajas de naranja, limón y unas guindas en la pajita.

Imagen: CONSUMER EROSKI

2. Cóctel Piña Colada. 1 centilitro de crema de leche, 1 centilitro de crema de coco, 3 centilitros de zumo de piña. Agitamos y vertemos en el vaso de tubo lleno de hielo.

3. Cóctel Very Well. 2 centilitros de zumo de naranja, 2 centilitros de zumo de limón, 1 centilitro de zumo de piña, un chorrito de granadina. Agitamos y servimos en copa de cava larga. Pero antes, mojaremos el borde de la copa con un poco de zumo de naranja y lo apoyaremos en un platillo con azúcar para darle un efecto escarchado. Servimos con unas guindas y rodajitas de naranja y limón en la pajita.

Pero también hay otra gran cantidad de cócteles y combinados que se realizan con el vaso mezclador o, más simple aún, directo en el vaso ancho o en las copas grandes. Algunos de ellos son:

4. Destornillador sin alcohol. Colocar en un vaso ancho 5 cubos de hielo, 2 decilitros de zumo de naranja y 3 decilitros de refresco de naranja, más unas gotas de granadina. La mezcla da como resultado una bebida refrescante y deliciosa.

Imagen: CONSUMER EROSKI

5. Punto y final. Para los finales de fiesta, cuando se está acalorado, lo mejor es una combinación (en vaso mezclador) que contenga: ¾ partes de hielo, 3 decilitros de "ginger ale" o refresco de jengibre, 3 centilitros de zumo limón, 2 cucharadas de azúcar y unos trocitos de lima.

6. De la huerta. También se pueden utilizar zumos de frutas y hortalizas naturales para elaborar cócteles deliciosos. A modo de ejemplo, combinamos: 1 centilitro de zumo de zanahoria, 2 centilitros de zumo de naranja, hielos y una tónica. Se decora con unos trocitos de naranja.

7. El punto dulce. Los cócteles con café son otra gran opción. Y sencilla. Basta verterlo en un vaso lleno de hielo, añadir 2 cucharadas de caramelo y remover hasta dejarlo casi helado. Tras colarlo, se cubre con una capa de nata azucarada semimontada y espolvoreada con canela.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto