Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Qué vino usar para cocinar

El vino se utiliza en la preparación de múltiples recetas, pero es importante saber cuál elegir en cada caso y cómo emplearlo

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Última actualización: 1 de mayo de 2015
Imagen: dp3010

No solo es una bebida. El vino es un ingrediente que se emplea en la elaboración de múltiples platos. Recetas de horno o salteados, vinos tintos, blancos y rosados, cavas secos o dulzones, guarniciones, postres o asados... La combinación en los fogones se antoja casi infinita, aunque algunos maridajes son más adecuados que otros. ¿Qué platos pueden cocinarse con vino? ¿Qué tipo de vino conviene elegir? ¿Cómo afecta esta elección al resultado final de la receta? El siguiente artículo da respuesta a estas preguntas y explica los distintos usos del vino en el momento de cocinar.

El vino en la cocina: cuál elegir

Imagen: CONSUMER EROSKI

Para cada ingrediente hay un vino apropiado, pero antes de conocer cuáles son los mejores maridajes, es importante saber qué tipo de vino no se debe usar jamás. Si bien se cree que "el vino bueno es para beber y el malo para cocinar", no es nada recomendable seguir esta máxima. Si se vierte un vino "malo" a un guiso o un estofado, el sabor se transmitirá a la receta y acabará por estropearla o, cuando menos, deslucirla. En la mesa y en la cocina, el vino debe ser bueno, un adjetivo que no es sinónimo de "caro", sino de "rico": su sabor nos debe gustar.

El vino debe complementar al alimento, no ser el protagonista

Muchas veces se tiende a pensar que es un desperdicio abrir un buen vino para el guiso, pero no. Por lo general, la cantidad de vino que se usa en la cocina no pasa de la copa de rigor, de modo que quedará suficiente en la botella como para poder degustarlo (con moderación) con el plato que se haya preparado.

La investigación gastronómica señala que los vinos y los alimentos deben guardar una cierta relación entre sí, no solo en la mesa, sino también en la cocina. La idea principal es que el vino sea solo un acompañamiento. Por tanto, deberá ajustarse al alimento y complementarlo, pero jamás ser el protagonista. En esta relación, que parte siempre del alimento principal, las mejores elecciones son las siguientes:

  • Huevos: cavas, blancos con cuerpo y rosados.
  • Mariscos: cavas, blancos jóvenes secos, afrutados, albariños, finos y manzanillas.
  • Pescados: cavas, blancos jóvenes secos, afrutados, finos y manzanillas.
  • Ternera: tinto joven y tinto crianza.
  • Añojo y buey: tinto crianza y reserva.
  • Cordero lechal: cavas, tinto joven y tinto crianza.
  • Cerdo: tinto ligero y tinto crianza.
  • Caza menor: tinto joven y tinto crianza.
  • Caza mayor: tinto crianza y reserva.
  • Quesos frescos y semicurados: cavas, blancos con cuerpo y tinto joven.
  • Queso curado: cavas y tinto de crianza.
  • Legumbres: cavas y tinto joven.
  • Sopas y cremas: blancos con cuerpo y blancos de crianza.
  • Pastas: cavas, rosados, tinto ligeros y blancos.
  • Arroces: cavas, tinto ligero y rosado.
  • Fiambres: cavas, blancos de crianza, finos y manzanillas.
  • Postres: cavas, vinos dulces y oportos.

Etiquetas:

cava, oporto, vino, vino cocinar


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto