Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Frutos rojos: cinco ideas para cocinar

Los frutos rojos, o frutos del bosque, tienen muchas cualidades nutricionales y son muy versátiles en la cocina

  • Autor: Por LAURA CAORSI
  • Última actualización: 3 de noviembre de 2016
Imagen: chudo2307

Fresas, cerezas, moras, arándanos, frambuesas... Los frutos rojos, o frutos del bosque, poseen muchas cualidades nutricionales, además de un exquisito sabor, capaz de combinar muy bien con platos dulces y salados. Ricos en vitaminas, minerales, oligoelementos y fibra, los frutos rojos destacan por su contenido en flavonoides, los responsables de su color intenso, su sabor un tanto ácido y muy conocidos por su papel antioxidante. A continuación se recopilan cinco maneras para disfrutar de sus bondades en diferentes momentos del día: en ensaladas y aperitivos, en salsas, como acompañamiento de carnes, en postres y en mermeladas.

Cinco maneras de cocinar con frutos rojos

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    1. Ensaladas y aperitivos. Los frutos rojos de temporada, y también los que se tengan en conserva, pueden marcar la diferencia entre una ensalada sencilla y una sorprendente, por color y por sabor. Se pueden elaborar distintas ensaladas: de tomates cherry, paleta ibérica, pera conferencia y vinagreta de frambuesas; de lechugas y zanahorias con manzana golden y fresas; o de guisantes, calabacín y frambuesas con vinagreta de manzana. Del mismo modo, es posible darle un toque diferente a los aperitivos más simples, al tiempo que los hacemos saludables. ¿Un ejemplo? Preparar tostadas de pan de sésamo con queso fresco y cerezas confitadas.
  • Imagen: CONSUMER EROSKI

    2. Salsas. Los aderezos y las salsas consiguen, muchas veces, cambiar y mejorar los platos, desde la textura hasta la apariencia y el gusto. Hay algunas muy recomendadas para los arroces y otras que funcionan con las carnes. Las que se hacen con frutos rojos, como la salsa de arándanos, son muy versátiles en la cocina: se pueden emplear para rematar un postre como para dar el contrapunto agridulce perfecto en una ensalada o un plato de carne. Un ejemplo de esto último es la salsa de grosellas con magret de pato, que se elabora utilizando los propios jugos del cocinado del magret.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI

    3. Carnes. Los frutos del bosque maridan muy bien con todo tipo de carnes. Aportan sabor y color, sobre todo a los típicos platos de otoño. Una opción interesante para aprovechar las bondades de esta época es preparar un confit de pato con salsa de vino tinto, champiñones, uvas y moras. Quienes aprecian la carne de caza pueden deleitarse con un lomo de corzo aderezado con salsa de arándanos y grosellas y acompañado por algunos frutos enteros en el plato, al momento de servir. Otra receta que queda muy bien es la de chuletas de ternera con salsa de moras.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI

    4. Mermeladas. Los frutos rojos también pueden estar presentes en meriendas y desayunos; incluso en los tentempiés, combinados con queso, si se preparan como mermelada casera. Las opciones son tantas como permita la imaginación, ya que se puede hacer mermelada de un solo fruto (la clásica mermelada de fresas), pero también combinar el fruto elegido con otras frutas de temporada que gusten. Una combinación muy rica es la de moras e higos. Con estas preparaciones se pueden untar tostadas, dar el contrapunto dulce a una tabla de quesos o acompañar platos de carne.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI

    5. Postres. Es difícil imaginar una tarta de queso sin su clásica cobertura de frutos rojos. Por eso hay distintas variedades: con fresas, con arándanos, con frambuesas... Todas son muy fáciles de elaborar y no hace falta encender el horno, igual que el mousse (tanto de moras como de frambuesas), un postre sencillo, muy vistoso y muy rico. Si se tiene un poco más de tiempo o no se quiere depender de la nevera para conservar el postre hasta el momento de consumirlo, está la posibilidad de preparar un bizcocho de frutos rojos, como el bizcocho de moras.

Etiquetas:

cocinar, fruta, frutos rojos


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto