Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Los mejores platos con frutas para los días de calor

Cinco ideas deliciosas para aprovechar las frutas más jugosas y refrescantes de la temporada veraniega

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Última actualización: 28 de junio de 2016
Imagen: Denira

En verano, cuando el calor aprieta, uno de los mayores placeres es tomar alimentos refrescantes, jugosos y fríos para mitigar el bochorno. Por fortuna, la naturaleza es sabia y en esta época nos regala las frutas más jugosas y refrescantes en su punto óptimo de maduración. Las recetas que se pueden preparar con ellas son muchas, desde entrantes y tapas, o ensaladas y primeros platos, hasta sopas frías, guarniciones y postres. Entre ellos, los helados, polos, sorbetes y granizados son los reyes de la mesa, además de las macedonias. A continuación se ofrecen recetas sabrosas con cinco frutas típicas del verano: melón, sandía, nectarina, melocotón y cereza.

Cinco recetas frutales para el verano

Las frutas del verano, como el melón, la sandía, el melocotón o las cerezas, tienen un denominador común, además de su vistosidad y su dulzura: cuentan con una pulpa muy jugosa y refrescante. Estas cualidades hacen de ellas unos alimentos muy apetecibles, al natural, sin preparación. Pero también las convierten en unos excelentes ingredientes con los que dar sabor, frescura y textura a ensaladas, entrantes y postres. Las siguientes son algunas ideas:

  • Melón. Para los entrantes, no puede faltar el típico melón con jamón, que es fácil de hacer y muy vistoso. Ahora bien, para darle un toque de originalidad, se puede presentar el melón como una sopa, acompañada de unas lascas de jamón serrano o ibérico (también pueden ser unas lonchas de magret de pato, un contrapunto muy aconsejable de dulce y salado).

    Para hacer la sopa de melón con jamón necesitamos: 400 g de melón, un yogur natural y 100 g de jamón ibérico. Preparación: pelamos el melón y licuamos su carne y el yogur natural con una licuadora o lo trituramos todo con ayuda de una batidora. Después, pasamos el líquido por el colador chino. Podemos agregar unas gotas de aceite de oliva para darle un toque más seco a la sopa. Servimos en copa fría, acompañada de unos trocitos de paletilla ibérica o con un crujiente de jamón. Para elaborar el crujiente de jamón, colocamos los taquitos de jamón serrano en un plato cubierto con una tapa apta para microondas durante cinco minutos a potencia media; así quedará seco y crujiente.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    Sandía. Con la sandía se puede preparar una sabrosa brocheta, combinándola con melón y piña, otras frutas muy jugosas, con un gran contenido de agua y, además, depurativas. En este caso, no solo se aconseja para el postre, sino también como tentempié a media mañana o a la tarde al volver de la playa. Saciará tanto la sed como el hambre.

    Para montar la brocheta de frutas con su jugo caramelizado necesitamos: 300 g de sandía, 300 g de melón, 300 g de piña, un limón y 20 g de azúcar moreno. Preparación: eliminamos las pepitas y hacemos bolas de sandía, melón y piña con la cucharilla francesa o sacabolas, recogiendo el jugo que sueltan las frutas. Las reservamos en el frigorífico. Ponemos el zumo de limón, sandía, melón y piña, junto con la ralladura de limón y dos cucharadas de azúcar moreno en un cazo o en una sartén vieja. Hervimos estos jugos hasta que se forme un caramelo líquido, que conservamos templado para servir con las brochetas. Elaboramos unas brochetas con las bolas de frutas intercaladas y regamos ligeramente con el caramelo templado en el momento de servir.

  • Nectarinas. Con la nectarina se puede hacer un plato salado: una ensalada en la que servirá de contrapunto refrescante y dulzón, en especial para compensar el toque amargo de la rúcula.

    Para hacer la ensalada de rúcula, piñones, nectarinas y vinagreta de miel necesitamos: 150 g de rúcula, 20 g de piñones, 250 g de nectarinas, 150 g de tomate cherry, 50 ml de aceite de oliva, 30 ml de vinagre, 10 g de miel, pimienta y una pizca de sal. Preparación: lavamos y escurrimos las hojas de rúcula. Cortamos en trozos regulares la nectarina. En una sartén con una cucharada de aceite, doramos los piñones y los trocitos de nectarinas. Reservamos esta mezcla. Vertemos en la sartén el vinagre. Incorporamos también la miel. Cuando la salsa se haya cocinado, la retiramos del fuego y la salpimentamos. Lo mezclamos todo con el resto del aceite y dejamos que se enfríe. Mientras, montamos la ensalada en los platos, con la rúcula y los tomates cóctel. Al final, vertemos la vinagreta con piñones y nectarinas.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    Melocotón. Hay dos variedades de melocotón: amarillo y rojo. Y, dentro de estos grupos, hay distintas calidades. Entre las denominaciones de origen más ricas está el "melocotón de Calanda", que en este caso se acompañará con una rica crema de naranja.

    Para elaborar los melocotones de Calanda con crema de naranja necesitamos: cuatro melocotones, 300 g de yogur natural, 100 ml de zumo de naranja y 40 g de azúcar. Preparación: pelamos y troceamos los melocotones y los colocamos en los boles de servicio. Mezclamos el yogur natural con el azúcar y el zumo de naranja. Vertemos la crema de naranja sobre los melocotones y decoramos con unas ramitas de menta fresca. ¡Listo!

  • Cerezas o picotas. Las cerezas y picotas que aparecen a final de la primavera y acompañan durante toda la época estival no pueden faltar en esta lista de recetas. En este caso, se sugiere incorporarlas a un plato tan veraniego como el gazpacho, sopa fría por antonomasia, que con las cerezas consigue un punto divertido y sabroso.

    Para preparar un gazpacho de cerezas necesitamos: 300 g de cerezas (o picotas), 500 g de tomate, un pimiento verde, un diente de ajo, 40 ml de aceite de oliva, 20 ml de vinagre balsámico, 250 ml de zumo de naranja, 250 ml de agua helada, 50 g de miga de pan y una pizca de sal. Preparación: deshuesamos las cerezas y troceamos el diente de ajo, los tomates y el pimiento lavados. Dejamos todo junto con el zumo de naranja macerando en la nevera una hora. Una vez frío y macerado, mezclamos un poco de vinagre de Jerez con el aceite, el agua y la miga de pan remojada en esa agua y trituramos con la batidora. A continuación, pasamos el gazpacho por el colador chino para que quede una crema fina. Rectificamos de sal y servimos muy frío.

Etiquetas:

cocinar, frutas, verano


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto