Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

La margarita, belleza y posibilidades para el jardín

La margarita, conocida por su aspecto y su carácter poético, también permite preparar infusiones e incluir sus hojas en ensaladas

Imagen: lucaskuriger

La margarita es una planta muy resistente que florece durante gran parte del año, desde la primavera hasta el invierno. Necesita mucha agua y la luz del sol, aunque también se adapta a vivir en áreas de sombra. No solo es atractiva y da un carácter poético al jardín, sino que también permite preparar infusiones y, además, sus hojas son comestibles: combinadas con diente de león e hinojo, dan como resultado una ensalada excelente.

La margarita, habitante del jardín

Pocas plantas y flores como la margarita son tan famosas y han extendido su nombre a un sinfín de usos. Mujeres, un tipo de pizza, una isla venezolana, un cóctel, localidades en España, Argentina, Italia y Colombia y hasta un asteroide llevan su nombre. Por no hablar, claro, de sus connotaciones poéticas: quién no ha deshojado una margarita alguna vez en su vida... Pero además, esta planta también es una habitante del jardín y, como tal, corresponde señalar algunas de sus principales características.

Lo primero que se debe saber es que en realidad se llama margarita a un conjunto de una docena de especies, que comparten algunas características en cuanto a forma, colores, desarrollo, etc. Por eso, si bien la más común es la llamada bellis perennis (llamada también bellis, bellorita, margarita común, menor o de los prados o chirivita), en general, se puede hablar de la margarita como si fuera una especie única.

La margarita es muy resistente a las enfermedades y plagas, mientras que el clima templado es el más apropiado para ella

La margarita es una planta semiarbustiva, perenne, cuya altura varía entre 30 centímetros y un metro, aunque lo normal es que alcance unos 70 centímetros. Sus hojas son verdes y sus flores, muy conocidas: pétalos alargados y blancos (aunque en ciertos casos son anaranjados), en torno a un botón circular amarillo. Oriunda del norte de Europa, la margarita florece casi todo el año: desde la primavera hasta comienzos del invierno.

La margarita: cuándo y cómo plantarla

El mejor momento para plantar margaritas es el final del verano, a través de semillas. También se reproducen por división, un proceso para el cual la estación óptima es el otoño. El sustrato más recomendable es una tierra suelta, con arena y bien drenada. La planta necesita un riego abundante, sobre todo después de la siembra y durante el verano. Se aconseja que esté expuesta al sol, aunque también se adapta a un entorno con algo de sombra. El clima más apropiado para ella es el templado (entre 15 y 25 grados) y es muy resistente a las plagas y enfermedades.

Además de por su belleza y su resistencia, la margarita ocupa un lugar destacado en la botánica debido a sus propiedades culinarias y a que se le han atribuido propiedades curativas. Entre las primeras, destaca que sus hojas se consumen en ensaladas. Puesto que su sabor es dulzón, una combinación típica es la obtenida con diente de león e hinojo, más amargos.

La margarita en infusiones

La margarita permite preparar infusiones. Para ello se utilizan una o dos cucharadas de flores de margarita (a ser posible, secas) por cada taza de agua. Se debe poner el agua en el fuego, agregar las flores cuando entre en ebullición, dejar que hierva 3 minutos, retirar del fuego y dejar que repose, con el cazo tapado, durante otros 3 minutos. Después se cuela y se bebe.

Desde la medicina natural se atribuyen a la margarita propiedades digestivas, puesto que combate algunos pequeños parásitos que se alojan en el intestino, permite depurar el hígado y los riñones y es diurética y laxante.

Un dato curioso: a fines del siglo XVIII, en Alemania, se emitió un decreto que ordenaba exterminar la margarita, debido a que se la acusaba de ser una planta "abortiva". Sin embargo, los científicos no han hallado ninguna clase de toxicidad en esta planta y, desde luego, los alemanes que pretendieron exterminarla no lograron llevar a cabo su objetivo.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto