Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Pintura y decoración

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Frutas secas para decorar y aromatizar

Las frutas para secar deben tener cierta consistencia, como las manzanas, las naranjas o los melocotones

Los productos naturales son elementos sencillos y muy recurridos en decoración y en todo tipo de manualidades. Es el caso de las frutas secas, muy útiles para ornamentar un jarrón, centro de mesa o botes de cocina, y que también se emplean para aromatizar armarios o baños. El truco para un buen trabajo es que tengan cierta consistencia, como las manzanas, las naranjas o los melocotones.

Cómo secar la fruta para decorar

La técnica de secado de la fruta es bastante sencilla y en su realización se puede involucrar a los más pequeños de la casa.

Para empezar, se deben elegir frutas como manzanas, naranjas, melocotones o pimientos, así como cualquier otra que tenga cierta consistencia.

A continuación, se corta la fruta en rodajas finas de entre 5 y 8 milímetros. Siempre sin pelar y sin quitarle el corazón, aunque también se puede dejar la pieza de fruta entera.

Se vierten varias cucharadas de sal en un recipiente con agua y se colocan en él las rodajas de fruta. Esta mezcla se mantiene durante 10 minutos para impedir que la fruta pierda color al oxidarse.

Para acelerar el proceso de secado de las frutas, se puede recurrir al microondas

Transcurridos diez minutos, se sacan las rodajas de la fruta para secarlas. Para eliminar el exceso de humedad, la mejor opción es utilizar un papel absorbente de cocina. Una vez secas, se colocan en bandejas separadas por tipo de frutas y se dejan secar al sol. Al cabo de tres días, la fruta estará lista para decorar cualquier objeto.

Para acelerar el secado de las piezas, se puede recurrir al microondas. Este proceso también es sencillo. Tras dejar en remojo la fruta en agua y sal, se coloca en una bandeja para microondas, con un papel absorbente entre esta y las rodajas. A continuación, se introduce la bandeja en el microondas a máxima potencia y, transcurridos tres minutos, se retira la bandeja del horno, se cambia el papel absorbente por otro seco y limpio, y se introduce de nuevo en el microondas. Este proceso se debe repetir hasta que el papel quede seco.

Un popurrí de frutos cítricos

Las pieles secas de los cítricos se han utilizado durante siglos para hacer bouquets o popurrís. Naranjas, limones y limas son las frutas más apreciadas para estos menesteres, aunque también se puede probar, dado su intenso aroma, con la piel de mandarinas clementinas.

Para un popurrí de olor intenso se puede emplear piel de naranja amarga

Los colores frescos, verdes, anaranjados y albaricoque de los cítricos logran mezclas atractivas si se combinan con flores y maderas. También se pueden utilizar para hacer pomanders o pelotas aromáticas, que se cuelgan en armarios o en las vigas del techo.

Para un popurrí de olor intenso, se emplea piel de naranja amarga. Los frutos se pelan en tiras largas y estrechas, para luego secarse en un horno caliente. Una vez secas, se cortan en pequeños trozos o se trituran, en función del aspecto que se quiera dar a la mezcla.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en