Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

En tiempos de crisis, ¿puedo rescatar mi dinero del plan de pensiones?

Solo puede rescatarse si el partícipe ha llegado a su edad de jubilación, está en paro desde hace más de un año, tiene una enfermedad grave o es una persona con discapacidad o dependiente

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Última actualización: 6 de enero de 2011

¿Y si no cumplo con ninguno de los supuestos?

Si no se cumple con ninguno de los supuestos previstos por ley, por muy mala que sea la situación financiera de un partícipe, le será imposible recuperar el dinero de su plan de pensiones por adelantado. Se puede dar el caso de un ahorrador de 55 años que tenga trabajo, no esté enfermo, pero que no pueda pagar su hipoteca y esté a punto de perder su casa, ante un embargo. Aunque tuviera invertidos 10.000 euros en un plan de pensiones, no podrá rescatarlos, ya que no cumple con ninguno de los supuestos especiales que contempla la ley.

Al ser un producto de ahorro a largo plazo, en un plan de pensiones el capital está blindado, salvo si se está en alguno de los escenarios contemplados por ley. El real decreto es claro y establece los supuestos que permiten rescatar un plan de pensiones. No es posible pagar ningún tipo de penalización a la entidad financiera o devolver a Hacienda las cantidades satisfechas en forma de deducción por el plan de pensiones para poder recuperar el dinero. Como mucho, si el partícipe está descontento con su plan de pensiones, podrá traspasar los derechos consolidados de su plan a otro de la misma o distinta entidad. Este traspaso no genera ningún impacto fiscal para el beneficiario.

No se puede pagar penalización o devolver a Hacienda las cantidades satisfechas en forma de deducción para recuperar el dinero

Sin embargo, hay una posibilidad. Es probable que se solicite la recuperación del dinero de los planes de pensiones en casos de partícipes envueltos en expedientes de regulación de empleo. Al perder el trabajo -y siempre que se valoren las posibilidades del partícipe (su edad y probabilidad de volver a insertarse en el mercado laboral)-, es posible que en algunos casos sí se permita rescatar el dinero.

Fiscalidad de los planes de pensiones

La fiscalidad de los planes de pensiones es una de las mayores virtudes del producto. En el territorio general, pueden reducirse de la base imponible hasta 10.000 euros los ahorradores que tengan hasta 49 años, y 12.500 euros anuales los mayores de 50 años. En el primer caso, como mucho, esta cantidad debe suponer el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas. En caso de mayores de 50 años, el porcentaje es del 50%. Los cónyuges con rendimientos netos de trabajo y actividades económicas en cuantía inferior a 8.000 euros se podrán reducir las aportaciones que se realicen al plan del que sea titular el cónyuge, con el límite de 2.000 euros.

En País Vasco, los partícipes pueden reducir su base imponible hasta 8.000 euros anuales por sus aportaciones a planes de pensiones. Para mayores de 52 años, el límite se incrementará en 1.250 euros por cada año que exceda de 52 años, con el límite máximo de 24.250 euros para partícipes de 65 o más años. Cuando el cónyuge obtenga rentas a integrar en la base imponible general en cuantía inferior a 8.000 euros anuales se podrán reducir las aportaciones que se realicen al plan del que sea titular el cónyuge con el límite de 2.400 euros.

En Navarra, su fiscalidad es distinta. En este caso, las reducciones de la base imponible alcanzan los 8.000 euros anuales en partícipes de hasta 50 años y se elevan a 12.500 euros en mayores de esta edad. En el primer caso, las aportaciones deducibles no pueden ser más del 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas. En el caso de mayores de 50 años, el porcentaje es del 50%. Por su parte, los cónyuges con rendimientos netos de trabajo y actividades económicas inferiores a 8.500 euros se podrán reducir las aportaciones que se realicen al plan del que sea titular el cónyuge con el límite de 2.000 euros.

¿Cuál es la fiscalidad de los rescates?

En el territorio general, la fiscalidad del cobro de las prestaciones de los planes de pensiones es distinta a la del País Vasco.

Si el dinero se rescata en forma de renta, se integra en la base imponible general sin ninguna reducción. Por el contrario, si el ahorrador decide reembolsarlo en forma de capital, el 100% percibido se considerará rendimiento de trabajo. Con las novedades fiscales introducidas en la última Ley del IRPF (que entró en vigor el 1 de enero de 2007), desaparece la reducción del 40% de los rescates en forma de capital para las aportaciones posteriores a esa fecha (1 de enero 2007).

Por supuesto, es posible rescatar una parte del plan y luego, cuando se pueda, mantener las aportaciones. Las comisiones que cobrará el banco serán las contempladas en el plan y no variarán por sacar el producto. Ninguna entidad puede aplicar penalización cuando un partícipe quiera sacar el dinero de su plan porque esté en su derecho a hacerlo (ya sea porque se haya quedado en paro, esté enfermo, etc.). Además, tanto si se rescata todo como una parte, la fiscalidad del cobro de las prestaciones no varía -se aplican las respectivas fiscalidades en el territorio general o en el País Vasco-.

LOS FONDOS DE INVERSIÓN

La situación de los fondos de inversión es bien distinta a la de los planes, ya que estos productos son líquidos, se pueden rescatar en cualquier momento. No obstante, en ocasiones, el partícipe debe esperar unos cuantos días hasta tener su dinero ingresado en cuenta y disponible. En principio, los fondos más líquidos son los monetarios. En el resto de categorías de inversión, las gestoras a menudo se comprometen a reembolsar el dinero al partícipe en un plazo de entre 24 y 48 horas desde que lo solicita.

En el caso de los fondos garantizados, aunque se pueden vender en cualquier momento, las gestoras imponen elevadas comisiones de reembolso, que merman de modo sustancial la rentabilidad del producto. En algunas ocasiones, estos fondos cuentan con las denominadas "ventanas de liquidez", que permiten vender las posiciones sin tener que pagar comisiones. Por norma, son días concretos de un mes. Si el partícipe no solicita su venta para ese día o días concretos, estará obligado a pagar las comisiones.

Estos fondos garantizados cuentan con un periodo de vida fijo, determinado de antemano. Solo si el partícipe mantiene su dinero durante este plazo, la entidad se compromete a cumplir con la garantía ofrecida (devolver, al menos, el capital invertido en inicio). Si el ahorrador decide vender el fondo antes de que termine su plazo, la gestora no está obligada a cumplir con la garantía dada.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto