Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

¿Está seguro mi dinero si el banco quiebra?

El Fondo de Garantía de Depósitos asegura hasta 100.000 euros por titular y entidad en caso de quiebra bancaria

  • Autor: Por ROSA CUEVAS
  • Última actualización: 22 de agosto de 2011
Imagen: Cezar Perelles

Hace cuatro años, la crisis se veía como algo lejano e incluso etéreo. Se oía hablar de ella, pero muy pocos sabían dónde se encontraba. Hasta que un buen día todo cambió. Ni la peor de las previsiones de los más agoreros coincidía con la situación que atraviesa el sistema bancario occidental. Y su desenlace no parece estar aún demasiado cerca. Todo comenzó con las ya famosas hipotecas basura norteamericanas, más tarde vinieron los temidos contagios del "virus subprime" a los bancos europeos, después las inyecciones de capital a la banca, la bancarrota de Lehman Brothers, el caso Madoff y las intervenciones, la más reciente la de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. ¿Qué pasa con los ahorros de sus clientes?

Sistema sólido y prudente

La crisis parece no tocar fondo mientras que la desconfianza de los consumidores sobre la salud del sistema bancario español no deja de crecer. Vuelve a estar en boca de muchos aquello de "es mejor tener el dinero debajo del colchón". No es extraño que el recelo, el nerviosismo y el desconocimiento sobre el sistema de garantía que protege el dinero de los ahorradores españoles provoquen este tipo de reacciones. ¿Qué sucede cuando un banco entra en bancarrota? Por fortuna, el nuestro es un sistema bancario sólido y más prudente y cauteloso que sus homólogos europeos, e incluso mundiales, y por eso en España hay diversos organismos estatales que velan por el dinero que los ahorradores tienen depositado en bancos, cajas, aseguradoras y sociedades de valores.

Todos los bancos, cajas o cooperativas de crédito están obligados a adherirse a su respectivo Fondo de Garantía

¿Cómo funciona el sistema de garantía?

El sistema bancario español está diseñado para que si algún banco o caja de ahorros se declara insolvente sus clientes se encuentren respaldados y puedan recuperar sus ahorros. Y es por ello por lo que existe el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que además refuerza la solvencia y el funcionamiento de una entidad en dificultades con el fin de defender los intereses de los depositantes y del propio fondo. En realidad, bajo el paraguas del Fondo de Garantía de Depósitos funcionan tres fondos: uno para los bancos-Fondo de Garantía de Depósitos para Establecimientos Bancarios (FGDEB)- otro para las cajas de ahorro-Fondo de Garantía de Depósitos en Cajas de Ahorros (FGDCA)- y un tercero para las cooperativas de crédito -Fondo de Garantía de Depósitos en Cooperativas de Crédito (FGDCC)-.

La garantía es de 100.000 euros por entidad y titular, aunque un mismo cliente tenga varias cuentas

Todas las entidades bancarias, ya sean bancos, cajas o cooperativas de crédito españolas, están obligadas por ley a adherirse a su respectivo Fondo de Garantía, lo que significa que deben ingresar en el fondo un pequeño porcentaje de los depósitos de sus clientes para nutrir el sistema de garantía concebido para quiebras o suspensiones de pagos. Las cajas españolas ingresan en el fondo el 0,04% de los depósitos de clientes, mientras que los bancos deben depositar el 0,06% del dinero de su clientela. La cuantía de estas aportaciones se establece por ley y es el Ministerio de Economía y Hacienda quien decide si es necesario reducirlas si el patrimonio del Fondo es suficiente para cumplir con sus obligaciones, o incluso suspenderlas cuando el Fondo tenga el 1% de la base de cálculo de las aportaciones de las entidades adheridas en su conjunto.

Dinero a salvo, pero con límites

Estos fondos ofrecen dos garantías distintas y compatibles entre sí, una sobre los depósitos en dinero (cuentas de ahorro, depósitos a plazo fijo...) y otra sobre los depósitos en valores e instrumentos financieros confiados a una entidad de crédito. Hasta octubre del año pasado el Fondo de Garantía aseguraba la recuperación de 20.000 euros por persona, ya fuera física o jurídica.

Pero, a raíz de las turbulencias que sacudieron el sistema bancario mundial durante el segundo semestre de 2008, España decidió elevar esa cifra a los 100.000 euros, muy por encima del mínimo pactado por los 27 países miembros de la Unión Europea que fue de 50.000 euros. Como mínimo, ésta es la cifra que están obligados a garantizar los sistemas bancarios europeos. Hay países que se han quedado en ese límite o que lo han aumentado hasta el doble, como España y Grecia, e incluso algunos han decidido asegurar el 100% de los depósitos bancarios, sea cual sea su saldo, como Portugal, Irlanda, Alemania, Suecia y Dinamarca.

Para que esta garantía entre en acción se deben producir los siguientes hechos:

  • Declaración de concurso de acreedores sobre la entidad (procedimiento que ha sustituido a la quiebra y a la suspensión de pagos).

  • Impago de los depósitos vencidos y exigibles e incumplimiento de las obligaciones con los inversores. Una vez ocurrido esto, el Banco de España debe declarar que la situación financiera de la entidad hace imposible su devolución en un futuro inmediato.

Es entonces cuando la acción protectora de los 100.000 euros se hace efectiva. Se aplica por entidad y titular, aunque un mismo cliente tenga varias cuentas o un depósito tenga varios titulares. Si una persona tiene 125.000 euros en una cuenta de ahorro y la entidad se declara insolvente o en quiebra, el Fondo de Garantía le devolverá solo 100.000 euros. Lo mismo ocurre si una misma persona es titular de diferentes productos financieros en una única entidad. Si en total el capital depositado asciende a 200.000 euros, el Fondo le puede garantizar la recuperación de 100.000 euros, por lo que en ningún caso la garantía es por producto contratado. ¿Qué ocurre con ese dinero restante? ¿Se esfuma? No exactamente.

Para rescatar el resto del dinero que no se haya podido recuperar de la quiebra con el FGD, cada persona se convierte en acreedor ordinario, con sus correspondientes derechos, del banco o de la caja por el importe no recuperado, a la espera del proceso de liquidación de la entidad financiera. Lo más probable es que una segunda entidad se haga cargo de la deuda y le reintegre la cantidad adeudada.

¿Y SI MI BANCO ES EXTRANJERO?

En épocas de incertidumbre económica como la que atravesamos, la psicosis y la desconfianza aumentan cuando nuestro dinero lo custodian entidades extranjeras. Una vez más, la falta de información y el desconocimiento pueden jugar malas pasadas. Las entidades de crédito españolas (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) inscritas en el Registro de Entidades del Banco de España están obligadas, por ley, a adherirse al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). En el caso de las sucursales de entidades de la Unión Europea (UE), es decir aquellas entidades que operan en nuestro país como sucursales y cuya empresa matriz se encuentra en otro país, la garantía de los depósitos y valores queda cubierta en su país de origen.

Si las sucursales son de entidades cuyos países de origen no son miembros de la UE están obligadas legalmente a adherirse al FGD español, cuando los depósitos o valores depositados en estas sucursales no estén cubiertos por un sistema de garantía en su país. También están obligadas a la adhesión cuando la garantía del país de origen sea inferior a la de España, 100.000 euros, a fin de cubrir la diferencia. Entre otras, ING Direct y las sucursales que tiene abiertas en España son holandesas.

En caso de quiebra o de dificultades financieras, sería el sistema de protección establecido en Holanda para entidades financieras el que protegería sus ahorros. Al igual que España, Holanda también aumentó el fondo de garantía hasta 100.000 euros por titular y entidad.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Lo que conviene hacer »

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en