Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Escolar

Tipos de contenidos: Educación

^

Reválida, ¿cómo serán las pruebas?

Los alumnos de Primaria, Secundaria y Bachillerato deberán examinarse para acreditar los conocimientos y pasar de ciclo

  • Autor: Por AZUCENA GARCIA
  • Fecha de publicación: 10 de octubre de 2012
Imagen: Djenan Kozic

La reválida vuelve. La propuesta de reforma educativa recupera esta prueba al final de cada ciclo y los alumnos deberán enfrentarse a estos exámenes para superar una etapa y pasar a la siguiente. Incluso desaparecerá la temida selectividad, que se sustituirá por esta evaluación. Ante tales cambios, alumnos y padres quieren saber cómo serán los nuevos test. El siguiente artículo detalla cómo serán los exámenes que deberán superar los alumnos, una vez que la Ley orgánica que los regulará entre en vigor.

Exámenes de evaluación en Primaria

Un examen en el tercer curso de Primaria evaluará las competencias básicas en comunicación lingüística y matemática

La implantación de estas pruebas de evaluación abarcará a todo el país y a todos los ciclos, incluido Primaria. En esta etapa, el objetivo es detectar cualquier problema para "posibilitar la adopción temprana de las actuaciones encaminadas a resolverlos". Se han establecido evaluaciones al final de cada ciclo, "en puntos críticos de cada etapa educativa".

Se realizará un examen al final del tercer curso. La prueba servirá para comprobar "el grado de adquisición de las competencias básicas en comunicación lingüística y matemática". Habrá otra prueba al acabar sexto, pero esta no tendrá efectos académicos, sino que servirá para comprobar si se han adquirido las competencias básicas y se han cumplido los objetivos de esta etapa. Su resultado "tendrá carácter informativo y orientador para los centros, el equipo docente, las familias y los alumnos".

Las pruebas ganan relevancia en este ciclo, puesto que es fundamental que la trayectoria educativa sea óptima desde el principio. Por este motivo, se concederá más importancia a "la atención personalizada de los alumnos, la realización de diagnósticos precoces y el establecimiento de mecanismos de refuerzo". En cuanto a las características generales de las pruebas, su diseño recaerá en el Ejecutivo, aunque se ha previsto consultar a las comunidades autónomas.

Exámenes de evaluación en Secundaria

En ESO, habrá una evaluación tras el primer ciclo, sin efectos académicos, y otra tras cuarto curso

La evaluación en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) será "continua y diferenciada según las distintas materias". Habrá una prueba al finalizar el primer ciclo, pero esta carecerá de efectos académicos. Tendrá carácter informativo y servirá para comprobar el ritmo de aprendizaje de los alumnos y su grado de adquisición de competencias básicas.

Cuando terminen el cuarto curso de ESO, los estudiantes se enfrentarán a una nueva prueba. Esta vez la evaluación se realizará en la opción de enseñanzas académicas (para la iniciación al Bachillerato), en la de enseñanzas aplicadas (para la iniciación a la Formación Profesional) o en ambas, según decida el alumno. Será necesaria una nota mínima de 5 sobre 10 para aprobar.

Es esencial hacer esta prueba para obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Este se conseguirá con una calificación igual o superior a 5 puntos sobre 10, que se calculará a partir de la nota media de las calificaciones de cada materia (70%) y la nota de la evaluación final (30%).

En este ciclo gana importancia la implicación de los padres, que recibirán al final de cada curso un denominado "consejo orientador". En este se recogerá el grado de adquisición de las competencias básicas e, incluso, "se propondrá a padres o tutores" el itinerario más adecuado para el alumno, un programa de mejora del aprendizaje y el rendimiento o un ciclo de Formación Profesional Básica, según el caso.

Evaluación final de Bachillerato

Para presentarse a la prueba final de Bachillerato, deberán haberse aprobado todas las asignaturas cursadas

Es la prueba definitiva. La temida selectividad se sustituirá por una evaluación al final de Bachillerato, en la que los alumnos deberán demostrar sus conocimientos. El aprobado corresponderá, como en los casos anteriores, a una nota igual o superior a 5 sobre 10. Cuando se hayan aprobado todas las materias, pero no se supere la evaluación final, el alumno obtendrá un certificado "que surtirá efectos laborales".

Para presentarse a esta prueba, los alumnos deberán haber aprobado todas las materias cursadas. No será posible examinarse si tienen alguna asignatura pendiente de aprobar o suspendida. De nuevo, será el Ejecutivo el encargado de decidir las características de las pruebas, aunque se consultará a las comunidades autónomas.

En cuanto al acceso a la universidad, en algunos casos bastará con la nota final de Bachillerato, aunque en otros, estos centros establecerán sus propios requisitos de acceso.

Qué ocurre si se suspende la evaluación

El alumno podrá repetir una sola vez por etapa y con un plan específico de refuerzo o recuperación

Para pasar al siguiente ciclo, será necesario aprobar cada una de las evaluaciones previstas al final de los mismos. El alumno ha de acreditar que ha adquirido las competencias básicas y el grado de madurez adecuado para proseguir sus estudios. Si suspende, tendrá la opción de repetir una sola vez durante la etapa, con un plan específico de refuerzo o recuperación.

La repetición de curso se prevé desde tercero de Primaria. Si al final de esta etapa se suspende el examen de evaluación, los profesores adoptarán "las medidas ordinarias o extraordinarias más adecuadas", entre ellas, la repetición. En Secundaria, se pasará de curso con todas las materias superadas o evaluación negativa en dos y se repetirá cuando se tenga evaluación negativa en tres o más materias, si el equipo docente no decide lo contrario.

Para implantar estas evaluaciones, se ha modificado la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y, en concreto, el artículo 20. En el nuevo texto, este artículo establece que la evaluación del aprendizaje será "continua y global". Se examinará la progresión de los alumnos en todas las materias, con la intención de actuar en las áreas donde se detecten carencias y reducir la tasa de fracaso y abandono escolar.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto