Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Otras formaciones

Tipos de contenidos: Educación

Haces compras por la Red?
Λ

Resolver las dudas ortográficas online

Internet ofrece multitud de recursos para hacer un buen uso de la lengua española

  • Autor: Por MARTA VÁZQUEZ-REINA
  • Fecha de publicación: 23 de febrero de 2008
Imagen: Stephen Tainton

¿A quién no le han surgido dudas ortográficas o gramaticales a la hora de presentar un informe, redactar un trabajo escolar o una simple carta administrativa? Tener un diccionario a mano, o utilizar el corrector de un editor de texto es un buen recurso para evitar errores ortográficos comunes, pero muchas veces no es suficiente para lograr una escritura correcta.

Son muchos los que confían únicamente en los correctores ortográficos de los programas de edición de textos para comprobar que aquello que han escrito está correcto, pero este sistema no es infalible, por ejemplo, ante este enunciado: "La reunión se celebrará el martes 24 de Septiembre del 2.008 entorno a las 12,00. Aun no se han dado las acreditaciones", probablemente ningún corrector ortográfico resaltaría errores; sin embargo, si atendemos a las normas ortográficas del español, se producen seis: "La reunión se celebrará el martes 24 de septiembre de 2008 en torno a las 12.00. Aún no se han dado las acreditaciones".

Internet proporciona las herramientas necesarias para consultar la mayoría de dudas ortográficas o gramaticales

¿Cómo resolver las dudas ante casos como estos? Tildes diacríticas, palabras que pueden ir juntas o separadas según el significado, reglas de puntuación o uso de mayúsculas son algunos de los errores más comunes que se pueden cometer a la hora de redactar un texto si confiamos en estos correctores. Sin levantarse de la mesa, Internet proporciona las herramientas necesarias para consultar la mayoría de dudas ortográficas o gramaticales y hacer un uso correcto de la lengua española.

Diccionario de la Lengua Española

Es recomendable consultar este diccionario marcando siempre que realice una búsqueda por aproximación

La herramienta principal con la que los hispanohablantes cuentan en Internet la proporciona la Real Academia Española (RAE). Una sencilla consulta en línea a la XXII edición del Diccionario de la Lengua Española es suficiente para resolver las dudas más frecuentes. Es recomendable consultar este diccionario marcando siempre que realice una búsqueda por aproximación o por semejanza fonético-ortográfica; de este modo, si no se conoce la escritura correcta de la palabra, el diccionario marcará que el término no está registrado, pero mostrará también el que tenga una escritura cercana y que probablemente será el correcto. En el caso de palabras que lleven tilde diacrítica (la que da un significado u otro a la misma palabra), lo mejor es realizar la búsqueda sin signos diacríticos. Un aspecto muy útil de este diccionario es que se puede instalar permanentemente en la barra del navegador para realizar las consultas de una manera rápida y accesible.

Diccionario panhispánico de dudas

Ofrece las respuestas a las dudas lingüísticas más habituales que se presentan en el uso del español

La versión electrónica del Diccionario panhispánico de dudas, también de la RAE, ofrece las respuestas a las dudas lingüísticas más habituales que se presentan en el uso del español. El Diccionario se estructura en artículos temáticos donde se tratan cuestiones lingüísticas de muy diverso tipo: expresión de la fecha y de la hora, el leísmo y el laísmo, escritura de siglas o normas de puntuación, entre otras. Asimismo, el Diccionario incluye cinco apéndices de gran utilidad, entre ellos una lista de abreviaturas y símbolos o una lista de países y capitales con sus gentilicios. Por otra parte, si ha sido imposible encontrar la respuesta a la duda que se planteaba en las dos opciones anteriores, siempre es posible realizar una consulta directa, eso sí, antes de enviarla hay que asegurarse de que no se encuentra ya en la sección de respuestas a las preguntas más frecuentes.

Wikilengua

Con el mismo estilo que la Wikipedia, la Wikilengua funciona con las contribuciones de la comunidad

Uno de los recursos más novedosos en materia lingüística es la recién creada Wikilengua, promovida por la Fundación del Español Urgente (Fundéu). Este organismo, creado por la Agencia Efe con el patrocinio del BBVA, ya es conocido por su utilísimo Vademécum, que recoge comentarios lingüísticos y aclaraciones de dudas sobre el uso de la lengua española. Con el mismo estilo que la Wikipedia, la Wikilengua funciona con las contribuciones de la comunidad. Correctores de estilo, lingüistas, periodistas y profesores son algunos de los más de 3.000 usuarios registrados ya en este portal para completar su información, que puede ser consultada libre y gratuitamente sin necesidad de registrarse.

Los artículos están estructurados en seis categorías (gramática, ortografía, léxico, nombres propios, diseño y mundo de la lengua), pero muchos de ellos tienen como fuente el Vademecum de Fundéu o remiten directamente al Diccionario panhispánico de dudas, por lo que habrá que dejar pasar aún un poco más de tiempo para que este servicio se convierta en un completo referente lingüístico.

Libro de estilo de El País

Contiene muchas referencias dirigidas exclusivamente al uso periodístico del lenguaje

El Libro de estilo de El País también es otro de los referentes clásicos de consulta. Aunque su edición digital contiene muchas referencias dirigidas exclusivamente al uso periodístico del lenguaje, también contiene un diccionario donde se incluyen bastantes referencias a dudas que se pueden presentar en cualquier ocasión.

Errores frecuentes

Para conocer algunos de los errores que se cometen más frecuentemente, no está de más visitar el Museo de los Horrores del Centro Virtual Cervantes. Una consulta a los términos que se incluyen en este museo puede ayudar a resolver muchas de las dudas que se presentan habitualmente. Y, como nota anecdótica, un simple vistazo al Diccionario de burradas de Xosé Castro Roig, arrancará una sonrisa a más de un lector.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto