Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Las 22 academias de la Lengua aprueban una ortografía que elimina la obligatoriedad de algunos cambios anunciados hace un mes

El usuario decide ahora si pone tilde o no al adverbio "solo" y la "y" puede llamarse "ye" o "i griega"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 30 noviembre de 2010

Reunidos el pasado domingo en Guadalajara (México), donde se celebra la feria del libro más importante de Latinoamérica, los representantes de las 22 academias de la Lengua aprobaron la nueva Ortografía, una obra que tendrá más de 800 páginas y que, según el académico mexicano José Moreno de Alba, "no es una reforma exhaustiva", sino tan solo "una revisión".

El adverbio "solo", que cuando se anunciaron los cambios debía carecer de tilde, ahora puede tenerla o no, según decida el usuario. Algo similar ocurre con la "y", para los hablantes hispanoamericanos "ye" y para los españoles "i griega". Si las academias intentaron que se pronunciara de la primera forma, al final cada uno lo podrá hacer como lo ha hecho hasta ahora. Si acaso, sus miembros proponen la "ye", pero admiten que la "i griega" "es muy respetable y tiene una tradición centenaria". No obstante, hay cambios anunciados hace casi un mes que sí se mantienen. Por ejemplo, las letras "ch" y "ll" desaparecen definitivamente del alfabeto. Y "guion" y "truhan" se deben escribir desde ahora sin tilde al considerarse monosílabos, aunque se pronuncien con un hiato que parte la sílaba en dos.

Los directores de las academias han firmado un documento en el que afirman que esta ortografía es "más sólida, exhaustiva, razonada y moderna" que la "breve, sencilla, clara y didáctica" de 1999. "Ésta es la primera ortografía hecha por y para todos, nacida de la unidad para la unidad", apuntan. Sin embargo, ya hay casos de disidencia entre académicos y escritores conocidos por su magistral uso del idioma que afirman que harán caso omiso a algunas de las nuevas directrices.

Las academias insisten en su papel de moderador, más que censor, y añaden que los cambios propuestos marcan tendencia, y por tanto serán de uso común en unos cuantos años. "Tratamos de uniformar, no de imponer", subrayó Moreno de Alba.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto