Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Vehículos eléctricos en España

El Plan Movele ofrece ayudas para la compra de estos prototipos, aunque ha recibido críticas de ecologistas y expertos

Imagen: Frank Hebbert

Un total de 2.000 vehículos eléctricos para 2010. Es el objetivo del Plan Movele, presentado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Sus responsables ofrecen ayudas de hasta 20.000 euros para la compra de uno de estos prototipos. El ahorro en combustible y en emisiones de dióxido de carbono (CO2) son sus principales ventajas. Sin embargo, diversos expertos han criticado el Plan. El elevado coste de estos vehículos o la escasa implantación de puntos de recarga son algunos de los desafíos que deberán afrontar.

El Ministerio de Industria considera "una cuestión de estado" la promoción de los vehículos eléctricos, convencido de sus ventajas económicas y ecológicas. Si se logran los objetivos del Plan Movele, aseguran desde el Ministerio, se evitará el consumo de 4,7 millones de litros de combustible y la emisión de 4.471 toneladas de CO2 al año.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), encargado de ejecutar el proyecto, afirma que los vehículos requieren el 80% del consumo energético del transporte. Su dependencia del petróleo es casi total: en más de un 98% utilizan este combustible.

Si todos los vehículos consumiesen electricidad en España, las importaciones de petróleo se reducirían a la mitad

El Ministerio de Industria calcula que, si todos los vehículos consumiesen electricidad en España, las importaciones de petróleo se reducirían a la mitad. El cambio supondría un ahorro de más de 11.000 millones de euros, el 25% del déficit actual comercial de España. La gran dependencia energética española disminuiría, subrayan los responsables ministeriales.

Sería beneficioso para la lucha contra el calentamiento global: se dejarían de emitir 81 millones de toneladas de CO2 anuales y se ahorrarían casi 1.000 millones de euros al año en derechos de emisión. Según el Ministerio de Industria, además de este plan, hay previstas otras dos actuaciones para que en 2014 se alcance la cifra de un millón de prototipos eléctricos.

Los consumidores también saldrían beneficiados. Los defensores del vehículo eléctrico aseguran que el gasto inicial se amortiza en varios años gracias al ahorro que suponen en combustible. Y son una plataforma adecuada para el desarrollo y aprovechamiento de las energías renovables.

El Plan Movele cuenta con un presupuesto de ocho millones de euros para subvencionar la compra de estos vehículos y aumentar los puntos de recarga, hoy por hoy anecdóticos. Madrid, Barcelona y Sevilla recibirán 2,6 millones de euros de ayudas mediante un acuerdo de colaboración para la instalación de estos puntos. La capital española se compromete a poner en marcha 280 estaciones de recarga, la ciudad condal 191 y la andaluza, 75. Los responsables de los consistorios madrileño y sevillano han anunciado que los coches eléctricos no pagarán en las zonas de estacionamiento regulado. El Ayuntamiento de Barcelona estudia la posibilidad de adherirse a esta decisión.

Desafíos de los vehículos eléctricos

Diversos expertos han acogido al Plan Movele con escepticismo. A pesar de las ayudas, los vehículos eléctricos son mucho más caros que los modelos convencionales. El Fiat 500 eléctrico, que ya puede comprarse en España con la subvención, cuesta 49.300 euros; en su versión gasolina, 11.500 euros. Los expertos señalan a las baterías como las principales culpables de estas diferencias.

Imagen: Falk Lademann

La autonomía de estos vehículos también es menor: cada 100 kilómetros hay que acercarse a los puntos de recarga. En ellos, el coche tiene que permanecer entre tres y ocho horas, según el sistema de carga y la potencia de la instalación.

La implantación de estos sistemas es un gasto más. El Ministerio calcula que un punto de recarga puede oscilar entre 2.000 y 6.000 euros. La obra civil, y sobre todo las medidas de seguridad, son los factores que más encarecen su coste. El Plan sólo cuenta con el apoyo de Madrid, Barcelona y Sevilla para la instalación de estos puntos. Ciudades como Valladolid han asegurado que no se sumarán a este proyecto porque consideran insuficientes las ayudas.

A pesar de las ayudas, los vehículos eléctricos son mucho más caros que los modelos convencionales

La escasa variedad de modelos disponibles también puede hacer desistir a los posibles compradores. El Show Internacional del Motor de Frankfurt, la feria más importante del mundo celebrada hace unos días, ha demostrado el interés creciente por estos vehículos. Pero los modelos convencionales son todavía mayoría. En el caso del plan Movele, por el momento sólo se pueden conseguir dos tipos de turismo.

Ecologistas en Acción asegura que el Plan atribuye virtudes a los vehículos eléctricos "muy lejos de la realidad". Los responsables de esta ONG señalan que la sustitución del parque automovilístico tendría un coste energético "brutal". Además, estos coches no son tan ecológicos: la electricidad se produce, en su mayoría, en centrales térmicas, que utilizan combustibles no renovables. Y el reciclaje de las baterías no es sencillo. Para los ecologistas, sin embargo, lo peor sería que se perpetuaría el modelo "insostenible" de transporte, basado en el vehículo privado. Los ocho millones de euros de este plan se deberían destinar a promover el transporte público, defiende esta organización.

Las estimaciones de compra tampoco parecen muy halagüeñas. El Observador del Vehículo de Empresa (CVO), promovido por Arval, compañía especializada en renting, afirma en un estudio que sólo el 12% de las empresas españolas prevé incorporar a sus flotas estos automóviles, frente al 18% de la media europea. Un informe de la consultora Pricewaterhouse Coopers señala que en 2020 sólo serán eléctricos entre el 2% y el 5% de los vehículos fabricados a nivel mundial. El escaso desarrollo tecnológico y de la infraestructura de recarga serán los principales escollos, según este informe.

Algunos expertos reconocen que el vehículo eléctrico es el futuro, pero creen que el sistema elegido por el Ministerio para su generalización no es el más idóneo. Las propuestas son diversas: realizar una transición con modelos híbridos, incentivos y ayudas a las empresas y centros de investigación para que mejoren la tecnología o mayores impuestos a los vehículos más contaminantes.

Las empresas Acciona Energía, Indra Sistemas e Ingeteam, encargadas de instalar los sistemas de carga del Plan, explican que se prevén importantes avances en la tecnología, más si se generalizan estos vehículos. En pocos años se podría contar con turismos de mayor autonomía, más económicos y que puedan recargarse en pocos minutos.

Cómo conseguir un vehículo eléctrico

El catálogo del proyecto Movele ofrece en Internet el listado de los modelos subvencionados. Además de turismos, se pueden comprar motocicletas, cuadriciclos (turismos más pequeños), furgonetas comerciales, híbridos enchufables y microbuses. Según el tipo de vehículo, se consigue una ayuda directa entre 750 y 20.000 euros. Industria asegura que las ayudas cubrirán entre un 15% y un 20% del coste total del vehículo. En el caso de los turismos, la subvención puede alcanzar los 7.000 euros.

Los interesados deben acercarse a un concesionario o comercio adherido al Proyecto Movele. Cualquier persona o empresa podrá acogerse a estas ayudas, siempre que esté al día de sus obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social. La presentación de solicitudes concluirá el 31 de diciembre de 2010 o cuando se agote el presupuesto.

Según sus responsables, la web del proyecto ofrecerá más adelante un listado detallado con los puntos de recarga de los vehículos o las zonas para estacionarlos sin pagar.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto