Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Haces compras por la Red?
Λ

Cambio de hora: ventajas e inconvenientes

Retrasar una hora permite ahorrar energía y reduce la contaminación, aunque es una costumbre controvertida

  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA Y BLANCA ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 25 de octubre de 2013

Ya han llegado de nuevo la lluvia, el viento y el frío. El otoño parece haberse instalado de manera definitiva, y a ello contribuirá aún más el cambio de hora que tendrá lugar este domingo, que alargará las horas nocturnas y acortará las diurnas. El domingo, 27 de octubre, dará comienzo el horario de invierno, cuando a las 3:00 horas se retrase el reloj 60 minutos para colocar las manecillas en las 2:00 horas. La razón esgrimida para cambiar el horario dos veces al año es el ahorro de energía, aunque el tema siempre suscita controversia. Los días serán más cortos y para muchos este es uno de sus mayores inconvenientes, pero retrasar una hora también tiene ventajas. Unos y otras se exponen en el siguiente artículo.

Ventajas del cambio de hora

  • Medioambientales:

    Los responsables del cambio de hora aseguran que ahorra energía y que tiene numerosas ventajas para el medio ambiente:

    1. Contribuye a luchar contra el cambio climático:

      La producción energética se basa en su mayoría en el uso del carbón o el petróleo. Estos combustibles fósiles emiten dióxido de carbono (CO2), un gas involucrado en el cambio climático. Cuanta menos energía se utilice, menos CO2 se emite.

    2. Reduce la contaminación:

      Además de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI), el empleo de combustibles fósiles supone también la emisión de sustancias y gases nocivos para el medio ambiente y la salud. Algunos de sus efectos, como las mareas negras o la destrucción de zonas vírgenes para la búsqueda y extracción de nuevos yacimientos, son los más conocidos. Y no hay que olvidar que una parte de la electricidad consumida proviene de las centrales nucleares, cuyos residuos radiactivos o la posibilidad de un accidente pueden provocar un impacto ambiental grave.

    3. Disminuye la necesidad de materias primas:

      Cuanta menos energía se produce, la cantidad de materias primas necesarias para ello es menor. Por tanto, el impacto de las actividades (como la minería o las plataformas petroleras) de extracción, transporte y transformación de dichas materias primas es menor.

  • Para la salud:

    En general, los expertos señalan que es más llevadero el momento del cambio horario de otoño que el de primavera, porque disminuyen las horas de luz. Esto favorece la secreción de melatonina, que, a su vez, ayuda a conciliar el sueño.

    Y es que la luz no produce el mismo efecto durante la mañana que durante la tarde: por la mañana activa el ritmo, pero la luz durante la tarde lo demora.

  • Económicas:

    Para la economía familiar, tan dañada con la duración de esta crisis, el cambio horario puede suponer un ahorro de seis euros en un año. Tener una hora más de luz solar reduce el uso de iluminación artificial, de electrodomésticos y aparatos energéticos, en general.

    Aunque el ahorro, en general, se nota menos en el invierno, el objetivo principal que se persigue al retrasar el reloj una hora en invierno y adelantarla en verano es aprovechar más la luz natural diurna. No obstante, este cambio no es perjudicial para los ciudadanos y hace posible que el gasto energético sea menor.

Inconvenientes del cambio de hora

Algunos expertos señalan los inconvenientes del cambio horario:

  • Medioambientales:

    1. ¿Realmente ahorra energía?

      Es la pregunta de todos los años. Pero, no hay un consenso científico sobre cómo influye en realidad en nuestro día a día. Algunos expertos y estudios aseguran que puede favorecer la aparición de picos de demanda de electricidad, o que la reducción que se consigue a ciertas horas se aumente a otras horas, y el balance final no compensa.

      Sería interesante ver el efecto de la medida propuesta en fechas recientes de cambiar el huso horario de España y moverlo al que de forma natural le correspondería, en el meridiano de Greenwich.

    2. Impacto en la producción de energía solar:

      Si las horas posibles de sol se desajustan con la actividad humana, se podría reducir esta forma de energía renovable no contaminante. La energía del sol se consume según se produce, salvo que se empleen acumuladores o baterías para guardarla y utilizarla en otros momentos cuando no hay sol, pero en la práctica no suelen usarse por ser sistemas muy caros.

    3. Contaminación lumínica:

      El alumbrado público genera una serie de inconvenientes económicos y ambientales que podrían aumentar con un mayor empleo del mismo.

    4. Impacto en las actividades agrícolas:

      Cualquier actividad en un entorno natural que depende del sol puede verse afectado por un cambio en las horas de luz.

  • Para la salud:

    Los detractores del cambio horario consideran esta medida antinatural, y señalan que puede alterar el sistema nervioso central y provocar estados de irritabilidad o depresión.

    Los cambios estacionales de hora no tienen por qué afectar a todo el mundo, y suelen acusarlos más las personas mayores y los niños. Son muy molestos, aunque a menudo sean trastornos más psicológicos que orgánicos.

  • Inconvenientes económicos:

    Uno de los mayores reproches al cambio de horario es que quizás no se ahorra tanto como se puede pensar en principio.

    Algunas empresas no dejan de gastar; sobre todo, si trabajan después de las seis de la tarde. Y muchos comercios abren a las 10:00 horas, por lo que no habrán ahorrado y requerirán una hora más de gasto por la tarde. A ellos, el cambio de hora les perjudica y les resultará más costoso.

Una decisión que viene de lejos

El cambio de hora se empezó a popularizar en 1916, durante la Primera Guerra Mundial, con objeto de ahorrar carbón. En España, esta medida no se aplicó hasta 1974, a raíz de la primera crisis del petróleo.

El cambio de horario se popularizó en 1916, durante la Primera Guerra Mundial, con objeto de ahorrar carbón

Años más tarde, en enero de 2001, el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión aprobaron la Novena Directiva, otorgando a este cambio horario un carácter indefinido. Dos años antes, en 1999, un estudio realizado por la Comisión Europea había concluido que la medida tiene impactos positivos.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto