Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Tipos de contenidos: Motor

Navidad 2014
Λ

Cadenas para la nieve

Conviene ensayar su montaje al menos una vez antes de que llegue la nieve

  • Autor: Por MARÍA LANDA PARA CONSUMER.ES
  • Última actualización: 8 de mayo de 2007

Pocas personas se acuerdan de las cadenas hasta que no quedan atrapadas en la carretera por un temporal de nieve. Aunque la Dirección General de Tráfico no obliga a llevarlas en el maletero, conviene saber que si la calzada está cubierta de nieve o hielo, cualquier agente nos puede impedir que circulemos hasta que nos hagamos con unas cadenas. Pero, llegado el momento, ¿sabría qué cadenas comprar? ¿Y cómo colocarlas? Los especialistas recomiendan leer sus instrucciones de uso e intentar montarlas y desmontarlas en un lugar cómodo antes de encontrarse en una situación de emergencia, porque lo que en teoría resulta una labor sencilla puede convertirse, en medio de una ventisca y con las manos heladas, en un verdadero calvario.

Diversidad de precios y modelos

En la elección de las cadenas es prioritario fijarse en la referencia que aparece escrita en el lateral de los neumáticos (anchura, altura y tamaño de la llanta). En ella se facilita toda la información para que el cliente las elija en función de la frecuencia con la que se vayan a utilizar y del presupuesto que tenga, porque la oferta es muy amplia pero la diferencia de precios también. Ahora mismo, el consumidor puede encontrar cadenas con precios que oscilan entre los 12 euros de las más simples hasta los más de 400 euros de las más sofisticadas, según datos ofrecidos por Auto Pastor, establecimiento especializado en complementos para los coches. Los tipos de cadenas más habituales en las tiendas son:

  • Cadenas de gama sencilla: metálicas simples de aro flexible
  • Cadenas de gama media: metálicas con tensor autobloqueante
  • Cadenas de gama alta: Spikes spider
  • Cadenas de gama muy alta: Contrax Steg
  • Última novedad: fundas textiles antideslizantes

Las cadenas más comunes son las metálicas de aro flexible con precios que van desde los 12 euros de las más básicas hasta 90 euros, aproximadamente. Dentro de este tipo existen varias calidades según la cadena y la forma que tengan. El funcionamiento de estas cadenas metálicas, según explica Iñaki García, responsable de compras del concesionario Fiat Deltavi consiste en "abrazar al neumático para evitar que sea la propia rueda la que vaya por la nieve. Hace que el coche no patine porque permite un mayor agarre en nieve y hielo, ya que la cadena se asienta en el suelo y el neumático puede hacer tracción".

Existen tres modelos distintos de cadenas metálicas: la transversal, la de rombos y la de 8 milímetros. "Estas variaciones dependen del dibujo de la cadena, ya que hay algunas que tienen más superficie y por lo tanto mayor adherencia al suelo", aclara Iñaki García. La transversal es la más simple porque deja partes de la rueda sin cubrir. La de rombos cubre toda la superficie y por tanto el neumático va pisando siempre cadena. El aro de 8 milímetros "está indicado para coches con suspensión muy pegada que no pueden meter cadenas más anchas como la medida habitual de 12 milímetros.", comenta María José Fernández, de Auto Pastor.

Las de gama media son las cadenas metálicas que incorporan un tensor autobloqueante o en algunos casos dos, para evitar que la cadena se salga de su sitio cuando el coche está en marcha. Consiste en una cuerda elástica que se fuerza hasta engancharla en un hueco metálico. Este modelo mantiene las cadenas centradas en su sitio y reduce las vibraciones, aunque esta ventaja también se refleja en el precio, que sube un poco respecto a las metálicas simples.

La mayoría de los especialistas coincide en que casi todas son fáciles de montar si se ha practicado con anterioridad. Para Iñaki García, "el montaje se complica a menudo por la nieve y el frío. Se trataría de abrazar la cadena a la parte de dentro del neumático, e ir cubriendo poco a poco toda la rueda. Finalmente se tensaría y amarraría por la llanta, es decir por la parte exterior para que la cadena quede perfectamente ajustada".

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto