Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Tipos de contenidos: Motor

^

Neumáticos de invierno

Su utilización evita el uso de cadenas y multiplica la seguridad

Aunque su uso no está todavía muy extendido entre los automovilistas españoles, las ruedas de invierno se empiezan a demandar principalmente en las comunidades donde las temperaturas son más bajas. A diferencia de otras legislaciones europeas donde la utilización de este tipo de ruedas es obligatoria durante los meses de invierno, como en Alemania, en España no existe una norma que recoja esta condición. Ésta es una de las razones por las que no se utilizan de manera sistemática los neumáticos de invierno en carreteras con placas de hielo y nieve, a pesar de que los mecánicos coinciden en subrayar que este tipo de ruedas ofrece una adherencia a la calzada superior al del resto, de manera que aumenta la estabilidad del automóvil, reduce los derrapes y disminuye las posibilidades de aquaplaning en la carretera. Frente a estas ventajas conviene tener en cuenta que el precio de estas ruedas de invierno es superior al resto, oscilan entre los entre 50 y 180 euros, y el consumo de combustible es también mayor.

Por qué usarlos

Los neumáticos de invierno o de contacto toman su nombre de la época del año en la que se utilizan: el invierno. Aunque en algunos países la legislación establece como obligatorio su uso entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo, en España no existe una norma que recoja esta condición y, de hecho, la utilización de este tipo de neumáticos no está muy extendida. En todo caso, los fabricantes recomiendan su uso a aquellos conductores que circulen a temperaturas inferiores a 7 grados centígrados o que residan en zonas de montaña y ciudades en las que la lluvia, el hielo o la nieve son habituales en invierno. "La carretera en invierno es menos segura que en otras épocas del año, ya sea por la nieve, el hielo o, simplemente el agua, y la calzada suele presentar una adherencia menor que en verano. Por ello, gracias a la forma específica del neumático de invierno, destinada a evacuar el agua que pasa por debajo del mismo, se reducen los riesgos de aquaplaning. Además, ofrece una mayor adherencia y una excelente motricidad, gracias a la profundidad del dibujo, mayor que la de un neumático de verano", explican desde Michelín.

Efectivamente, el dibujo del neumático de invierno es la clave para una mayor estabilidad y adherencia del vehículo, que a su vez puede traducirse en una mayor resistencia al rodamiento y, por lo tanto, un mayor gasto de combustible. Está formado por un número superior de laminillas que las localizadas en un neumático de verano, lo que multiplica su agarre en zonas de nieve, y está compuesto por una mezcla de goma especial con sílice, que se adapta a las temperaturas frías y permite una mejor frenada. Su utilización de manera permanente durante la temporada invernal evita el uso de cadenas en un 99% de los casos

Su utilización de manera permanente durante la temporada invernal evita el uso de cadenas en un 99% de los casos

(las autoridades pueden ser reticentes a la circulación por determinados 'puntos negros' sin cadenas) y supone una mayor comodidad para el conductor, que no tiene que montar las cadenas a diario. Respecto al precio, son algo más caros que el resto de neumáticos, aunque su coste oscila entre 50 y 180 euros, frente a los 125 euros que pueden llegar a alcanzar unas buenas ruedas de verano.

¿Este tipo de ruedas favorece la conducción? Los mecánicos aseguran que los neumáticos de invierno garantizan una mayor estabilidad que el resto, principalmente por la mayor anchura. Y ya en muchos países europeos la normativa de circulación establece que los neumáticos de invierno sean usados con un código de velocidad más bajo que el de las ruedas normales. "En esos casos -recomienda Michelin-, debe ponerse una pegatina en el salpicadero especificando que la velocidad máxima de los neumáticos no corresponde con la velocidad máxima del coche". También se aconseja su uso para circular a temperaturas muy bajas "en todo tipo de condiciones invernales", ya sea sobre una superficie nevada, helada o muy mojada, y son especialmente efectivos en vías con hielo. No se puede olvidar que las carreteras con hielo presentan las siguientes características:

  • El doble de deslizantes que una calzada nevada.
  • Cuatro veces más deslizantes que una carretera mojada o cubierta de nieve fundida.
  • Ocho veces más deslizantes que una vía seca.

La mejora de la adherencia es, por lo tanto, la principal ventaja de estos neumáticos, que pueden reconocerse fácilmente por el dibujo de las iniciales M y S (en inglés 'Mud' y 'Snow', barro y nieve) en su cubierta. En concreto, hay tres posibilidades: 'MS', 'M+S' o 'M & S'. Es condición indispensable que aparezca este distintivo para que sean considerados neumáticos de invierno y que puedan ser utilizados en condiciones adversas en la carretera, puesto que su uso en pavimento seco hace que se desgasten con mayor rapidez.

En España, el uso de los neumáticos de invierno está sujeto al Reglamento General de Vehículos, basado en el Real decreto 2822/1998 de 23 de diciembre, que recoge que: "Cuando sea obligatorio o recomendado el uso de cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberán colocar sobre, al menos el eje de las ruedas motrices, dichas cadenas o dispositivos antideslizantes o bien utilizar neumáticos especiales". Precisamente, los neumáticos de invierno están considerados neumáticos especiales, aunque existe otra modalidad, cada vez más en desuso, que también se incluye en este apartado: los neumáticos con clavos. Se trata de neumáticos muy eficaces en hielo, aunque su utilización en algunos países no está permitida por el gran deterioro que ejercen sobre el pavimento. El Reglamento español los permite pero establece que los clavos deben ser de cantos redondeados y no sobresalir de la superficie de la goma más de dos milímetros.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Mantenimiento »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en