Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

Tipos de contenidos: Salud

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Resonancia magnética

Una prueba inocua, muy útil, y en algunos casos imprescindible para detectar enfermedades

La resonancia magnética es un avanzado método de obtención de imágenes del cuerpo humano. Frente a otras técnicas de radiodiagnóstico, permite distinguir con bastante claridad todos los tejidos (grasa, músculos, tendones, ligamentos, vísceras y distintas estructuras), además de los huesos. Inicialmente se prescribía para explorar el sistema muscoloesquelético y nervioso, aunque su uso se extiende cada vez más a otras áreas como el estudio del corazón, el abdomen, el tórax o el sistema vascular. Los expertos aseguran que se trata de una prueba inocua cuyo principal inconveniente suele ser la sensación de claustrofobia que produce estar en el interior de una especie de túnel.

Un examen útil

La Resonancia Magnética (RM) es básicamente un método que permite obtener imágenes tomográficas de cualquier plano del espacio y de cualquier parte del cuerpo. Los hospitales necesitan por al menos tres habitaciones para instalar el área de resonancia. El equipo consta de una especie de cubo con un túnel y una mesa que debe estar en una sala aislada y blindada, pues el imán que lleva incorporado es muy potente y podría atraer los objetos metálicos cercanos. Además, la resonancia magnética utiliza ondas de radio que podrían recibir alguna interferencia del exterior.

En la segunda sala, según explica el doctor Francisco Javier Lafuente Martínez, Jefe de Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Gregorio Marañón, hay una consola y unos monitores para controlar el examen. El equipo humano suele estar integrado por un técnico, una enfermera y un médico.

Julio Dávila, Jefe de Servicio de Radiología del Hospital de Móstoles, señala que cuando a un paciente se le prescribe una RM debe saber que se trata de una prueba "inocua, muy útil y en algunos casos imprescindible". En lo que respecta a la preparación previa del paciente, las doctoras Antonia Arjonilla López y Elena Fontoira Moyer, médicos adjuntos del Servicio de Radiología de la Fundación Jiménez Díaz, aseguran que en la mayoría de los estudios de RM no es necesaria ninguna preparación. Sólo en los casos en los que hay que suministrar vía intravenosa una sustancia especial para apreciar mejor los tejidos, se recomienda un ayuno de seis horas previo a la exploración.

La sustancia a la que se refieren estas dos especialistas no es más que el denominado contraste, un componente químico -el más común de los cuales es el gadolinio-, que, como explica el doctor Dávila, se utiliza para realzar las estructuras que son más difíciles de ver en la resonancia magnética. En ocasiones esta sustancia puede provocar náuseas, pero el principal inconveniente al momento de practicarse una RM es la sensación de claustrofobia.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto