Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

Tipos de contenidos: Salud

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Tratamiento individualizado del cáncer

Algunos marcadores que se detectan en el tumor sirven para decidir la mejor estrategia terapéutica

  • Autor: Por CLARA BASSI
  • Fecha de publicación: 15 de agosto de 2009
Imagen: NOAA

No hay enfermedades, sino enfermos. Esta afirmación, válida para cualquier patología, lo es todavía más en el caso del cáncer. Cada tumor se comporta de forma diferente y, por lo tanto, es necesario aplicar tratamientos personalizados, a la medida de cada paciente. La identificación de sustancias que expresan los tumores, denominadas marcadores, y la realización de xenoinjertos -de tejido animal en el hombre- son algunos de los avances médicos que han permitido poner en práctica esta medicina oncológica modificada.

Medicina diferenciada

"El café para todos" ya no tiene sentido. Desde hace tiempo, la palabra cáncer, en realidad, engloba a más de 200 enfermedades. Además, ningún enfermo es igual a otro. Los profesionales de la medicina son conscientes de que a un paciente no le funciona el mismo tratamiento que a otro. En palabras de Manuel Hidalgo, director del Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC), "no hay dos tumores iguales, todos son distintos; no hay enfermedades, sólo pacientes".

El modelo "one size fits all" ("todo sirve para todos") ya no es válido. El grupo más pequeño de pacientes que se puede seleccionar para tratar de manera adecuada una enfermedad oncológica es una sola persona, según expuso Hidalgo dentro del "Ciclo Medicina individualizada, innovación sanitaria y desarrollo económico", organizado por la Fundación Bamberg y el Instituto Roche, con la colaboración del Ministerio de Ciencia e Innovación y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El reto actual de la medicina individualizada aplicada a la oncología es desarrollar, aprobar y utilizar tratamientos para cada uno de los enfermos.

Marcadores pronóstico

En los últimos años se han descubierto algunos marcadores tumorales (sustancias que se encuentran en el organismo cuando hay cáncer) que permiten augurar con bastante fiabilidad la evolución del tumor y su pronóstico. Pero no todos los tumores expresan los mismos marcadores. El estudio de estos ayuda a los oncólogos a predecir el comportamiento y la reacción a determinados tratamientos, así como la estrategia terapéutica óptima para cada uno.

El estudio de los marcadores permite predecir cómo se va a comportar cada tumor y cuál va a ser la estrategia terapéutica óptima para hacerle frente

Algunos de estos marcadores se utilizan de forma rutinaria en la práctica clínica para decidir el mejor tratamiento en algunos de los cánceres más comunes, como el de pulmón, el de mama y el de colon. En el cáncer de pulmón se ha confirmado que, en los pacientes con una mutación en el gen EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico en sus siglas inglesas), la respuesta al tratamiento con erlotinib (inhibidor del EGFR) y su supervivencia son mucho mayores. Este receptor se inhibe con cantidades menores y concentraciones más bajas de agente quimioterápico, y es más eficaz. Logra supervivencias de entre 26 y 30 meses, muy superiores a la media en estos pacientes.

Disponer de este marcador permite seleccionar a los pacientes con esta mutación, más sensibles al tratamiento. Aunque ninguno es perfecto ni infalible, se ha comprobado que con todos los pacientes se cumplen estas pautas y se consigue aumentar la supervivencia. En las enfermas con cáncer de mama, hace tiempo que se ha identificado un marcador, el HER2+, que implica que el tumor será más agresivo y frente al cual es útil el tratamiento con trastuzumab. Además, las pacientes que expresan receptores hormonales de estrógenos y progesterona, responden a manipulaciones hormonales como la administración de tamoxifeno o inhibidores de la aromatasa.

En otro de los cánceres más comunes, el de colon, también se ha identificado el K-RAS, un marcador de resistencia que permite descubrir en qué pacientes no funcionará el tratamiento.

Junto a estos tres, se investigan numerosos marcadores con la misma finalidad: conocer lo mejor posible al enemigo para afinar la puntería y el tratamiento para atacarlo. Cada vez se conocen más marcadores, que cuentan, además, con mejor valor predictivo. También se sabe que los pacientes que tienen una mutación al EFGR responden mejor al tratamiento. Otros que se resisten a la terapia, cuentan con la posibilidad de ser estudiados con otros marcadores para analizar el perfil de los tumores.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto