Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Vuelta al cole: cómo prevenir las principales enfermedades

Con la inauguración del curso escolar también llega la época de las primeras infecciones, como los resfriados o las conjuntivitis

  • Autor: Por MONTSE ARBOIX
  • Fecha de publicación: 4 de septiembre de 2017
Imagen: monkeybusiness

Resfriados, diarreas, conjuntivitis... son las enfermedades típicas del inicio del curso. Y, además, como son fáciles de contagiar, no es extraño que familias enteras se vean afectadas. Pero, ¿cómo se pueden evitar? Los especialistas insisten en medidas higiénicas, como el lavado de manos con agua y jabón, que resulta la más eficaz para mantener a raya la mayoría de los procesos infecciosos. Pero no es la única. A continuación, se apuntan otras recomendaciones de los expertos para prevenir las enfermedades más frecuentes en otoño.

Con la vuelta al cole, el verano llega a su fin y regresan las lluvias y el viento. El inicio del curso escolar, además de ser momento del reencuentro con amigos y actividades habituales, también lo es con los microorganismos que provocan la mayoría de las enfermedades infecciosas víricas de la temporada otoñal, como el resfriado común o la diarrea vírica, entre otras.

La principal fuente de infección -y de propagación- son el contacto directo con manos u objetos contaminados o a partir de pequeñas gotitas que se expulsan a través de la tos o los estornudos (gotas de Flügge) que se transmiten por el aire.

En los niños, incluso los animales y el suelo pueden ser una fuente de infección, como sucede con las zonas húmedas de las piscinas, donde es fácil que habiten distintas especies de hongos que pueden producir una infección (micosis).

Prevenir enfermedades infecciosas en niños

En los más pequeños, coincidiendo con los primeros días de la vuelta al cole, son más frecuentes las infecciones leves de las vías respiratorias altas, las otitis y las bronquitis.

El uso de suplementos de vitaminas ni son beneficiosos ni recomendables, puesto que pueden suponer un peligro para la salud

La clave para mantener a raya estas infecciones se centran en medidas higiénico-dietéticas tan sencillas como la higiene de manos. El lavado de manos se ha demostrado eficaz contra la propagación del resfriado, la bronquiolitis, la gripe o un gran número de diarreas infecciosas. También el hecho de taparse nariz y boca al toser y estornudar -con pañuelos desechables o la cara interna del codo- y seguir una alimentación equilibrada y rica en frutas y verduras resulta fundamental.

No obstante, además de estas medidas de prevención, desde la Asociación Española de Pediatría también insisten en la importancia de:

  • Realizar al menos una actividad extraescolar relacionada con el deporte, puesto que las recomendaciones en edad escolar son de, como mínimo, una hora al día de actividad física moderada-intensa. También es importante desplazarse al colegio o de compras andando, así como limitar el tiempo que se permanece delante de pantallas.
  • Como las clases son recintos óptimos para la propagación de microorganismos infecciosos, es buen momento para revisar el calendario vacunal del pequeño y actualizarlo.
  • También son medidas que ayudan a poner freno al contagio la ventilación del aula y la limpieza de los materiales comunes.
  • Por último, favorecer un descanso nocturno adecuado, que en edad escolar se recomienda que sea de 9 a 11 horas. Dormir bien ayuda al aprendizaje y al crecimiento saludable del niño.

Adultos: medidas para mantener a raya los resfriados

En otoño, igual que sucede en los menores, para los adultos también llega la época donde más probabilidades hay de coger un resfriado con sus molestos síntomas: dolor de cuello, malestar general, obstrucción nasal, lagrimeo, tos, estornudos, aumento de la mucosidad e, incluso, fiebre.

También, en este caso, la medida universal es la higiene de manos con agua y jabón. De hecho, tal y como afirman desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., lavarse las manos de forma regular, sobre todo antes y después de ciertas actividades, es una de las mejores maneras de evitar enfermarse, eliminar los patógenos y frenar la transmisión a otras personas. No hay que olvidar que teclados, teléfonos, pomos de puertas -como los de los aseos- o barandas en espacios públicos, entre otros objetos de uso habitual, entran en contacto continuo con las manos de multitud de personas de las cuales se desconocen sus hábitos de higiene. Desde los CDC estadounidenses insisten también en evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar y, por supuesto, mantenerse en lo posible lejos de las personas enfermas para evitar la propagación de los virus.

Un aspecto que hay que tener en cuenta es el uso -desaconsejado- de complementos y suplementos de vitaminas como medida para prevenir los resfriados. De hecho, estudios científicos han puesto en evidencia que no son efectivos y que, incluso, pueden suponer un peligro para la salud.

Otros factores que incrementan la dispersión de algunos agentes infecciosos como los virus son los cambios de temperatura típicos de los días de otoño: de más calor durante el día y más frío por la noche. La creencia popular que afirma que coger frío causa resfriados no es cierta: salir con el pelo mojado a la calle o ingerir bebidas frías provoca que uno sienta frío, pero solo sufrirá un resfriado, si se infecta con el microorganismo causante.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto