Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

Navidad 2017
^

Blanca Carazo, responsable de Programas y Emergencias de UNICEF Comité Español

"En el mundo hay 161 millones de niños menores de cinco años con desnutrición crónica"

  • Autor: Por ESTHER CAMUÑAS
  • Fecha de publicación: 20 de noviembre de 2015
  
Blanca Carazo, responsable de Programas y Emergencias de UNICEF Comité Español.
- Imagen: UNICEF -

Con motivo del Día Universal del Niño, que se celebra hoy día 20 de noviembre, no hay que olvidar la realidad de los 161 millones de niños menores de cinco años con desnutrición crónica (que no se puede tratar) y de los 17 millones que todavía sufren desnutrición aguda grave (más puntual y se puede tratar). Por eso, la lucha contra esta problemática sigue siendo uno de los ejes del trabajo de UNICEF Comité Español. Un ejemplo de ello, asegura Blanca Carazo, responsable de Programas y Emergencias de esta organización, es que "en 2014 dimos tratamiento a 2,3 millones de niños que tenían desnutrición aguda severa en situaciones de emergencia". La solución, tal como explica en esta entrevista, "a veces pasa por una aportación de dos euros, con la que se pueden tratar a dos pequeños con desnutrición aguda severa durante un día". De ahí que, para esta jornada, Belén insista en que "Ahora no podemos parar, tenemos que seguir contribuyendo para que se cumplan todos los derechos del niño en todas partes".

¿Cuáles son las principales causas de la desnutrición infantil?

Las causas de la desnutrición tienen que ver con tres factores. En primer lugar, la falta de acceso a alimentos adecuados, tanto en cuanto a cantidad como calidad, que puede ser porque un niño no come lo suficiente o porque come solo cereal; no tiene una alimentación completa y variada. En segundo lugar, la intervención sanitaria; si un pequeño tiene infecciones recurrentes y no recibe una atención adecuada, esto deteriora su estado nutricional. Y por último, todo lo que tiene que ver con agua, saneamiento y entorno sano; la falta de agua en buenas condiciones o unas letrinas y entorno de higiene puede generar que los niños padezcan diarrea, pérdida de líquidos y, por tanto, falta de nutrición. Todo esto también está relacionado con las situaciones de pobreza.

¿Qué tipos de desnutrición existen?

"La desnutrición aguda es más grave pero más puntual, y se puede tratar"

Existen varios tipos de desnutrición. La desnutrición crónica es un retraso en el crecimiento, una forma de desnutrición que no se puede tratar. Si un niño durante sus primeros 1.000 días, que van desde el embarazo hasta los dos años de vida, no recibe los nutrientes adecuados, queda dañado en su desarrollo físico e intelectual. Son menores que se enferman con más facilidad, más bajitos para su edad y con más dificultad de aprendizaje. La desnutrición aguda es más grave pero más puntual, y se puede tratar. Se debe a que en un momento dado hay una falta de alimento, por ejemplo durante una sequía (como en la zona del Sahel o Cuerno de África) y son episodios en los que los niños no tienen acceso a alimentos. La desnutrición aguda puede ser grave o moderada. La grave es cuando la falta de nutrientes llega a una situación en la que los pequeños pierden el apetito, no comen, tienen hinchazón y sufren una enfermedad en estado avanzado.

¿A cuántos niños afecta la desnutrición en el mundo?

En el mundo hay 161 millones de niños menores de cinco años con desnutrición crónica. Y con desnutrición aguda hay 51 millones, de los cuales 17 millones con una desnutrición aguda grave que puede poner en peligro su vida.

¿Cuáles son los países afectados de manera más grave?

Donde más pequeños con desnutrición hay es en el África Subsahariana, donde están aproximadamente un tercio de los 161 millones de menores con desnutrición crónica. En Asia, hay sobre todo en India y Bangladesh, que reúnen más población infantil. Y también en América Latina es llamativo el caso de Guatemala, donde la desnutrición crónica alcanza unas tasas elevadas, en torno al 40%, al igual que en Níger (África); esto quiere decir que de cada diez niños cuatro tienen desnutrición crónica.

¿Se podría considerarla como una de las principales causas de mortalidad infantil?

El 8% de los niños que mueren antes de cumplir los cinco años es por desnutrición aguda grave, bien por una causa directa o por otra enfermedad. La desnutrición hace que los pequeños sean más vulnerables a otras enfermedades, como la malaria, la neumonía o la diarrea, que están relacionadas con aproximadamente la mitad de las muertes de los menores de cinco años. Los niños tienen menos recursos y defensas para superar estas enfermedades.

¿Es cierto que los niños llegan a comer arena? ¿Por qué lo hacen?

En un centro de recuperación nutricional en Mauritania, la madre de un niño que se estaba recuperando de una desnutrición aguda grave nos transmitió un mensaje de esperanza: "Mi hijo ya no come arena porque ahora ya está bien". Esto no quiere decir que sea algo habitual ni extendido, pero se han dado casos en que la falta de alimento de los pequeños les lleva a buscar el aporte de sales minerales en la tierra o chupando piedras. Se da incluso en niños con anemia y en madres embarazadas.

¿Llegamos en España a situaciones de desnutrición?

En el último estudio que hemos hecho sobre la situación de la infancia en España, vemos que un 30% de los niños está en riesgo de exclusión, lo que supone que no tienen acceso a una alimentación adecuada. No estamos hablando, por supuesto, de los grados de desnutrición que podamos encontrar en otros países, pero hay un riesgo para los pequeños que no están teniendo el aporte de proteínas o alimentos frescos, y eso va a incidir en su desarrollo y su salud.

¿Qué intervenciones y desafíos afrontan desde UNICEF ante el tratamiento de la desnutrición?

"En 2014, UNICEF dio tratamiento a 2,3 millones de niños que tenían desnutrición aguda severa en situaciones de emergencia"

Nosotros trabajamos en todos los países con programas de tratamiento nutricional. En primer lugar, desde la prevención con acciones concretas como la lactancia materna y hábitos de buena alimentación. También trabajamos la parte de acceso a alimentos y una nutrición suficiente y de calidad, acceso a una atención sanitaria y programas de agua y saneamiento. Apoyamos el seguimiento nutricional de los niños y el tratamiento. Tenemos centros de atención nutricional donde los pequeños pueden recibir la medicación que necesitan en cada caso. Una de las herramientas más eficaces son los sobres de alimento terapéutico que están hechos con pasta de cacahuete, que permiten una recuperación rápida en la mayoría de los casos con desnutrición aguda grave. Trabajamos con niños en situación de emergencia, catástrofe o conflicto que puede producir un repunte de desnutrición. Hacemos seguimiento de cómo están los pequeños, aportamos suplementos nutricionales y tratamos a los que más lo necesitan. En 2014, UNICEF dio tratamiento a 2,3 millones de niños que tenían desnutrición aguda severa en situaciones de emergencia.

¿Qué puede hacer la ciudadanía para combatir la desnutrición?

Algo fundamental es que se conozca la situación de los niños en muchos lugares del mundo. También es de gran ayuda cualquier contribución económica, como socio o con un donativo, a los programas que UNICEF u otras organizaciones que llevamos a cabo programas para combatir la desnutrición. La solución a veces pasa por una aportación de dos euros, con la que se pueden tratar a dos niños con desnutrición aguda severa durante un día, y de 50 euros, que supone un tratamiento completo para un niño que dura entre cuatro y seis semanas.

En el Día Universal del Niño de este 20 de noviembre, ¿qué llamamiento hacen desde UNICEF para seguir avanzando en el cumplimiento de los derechos del niño?

Hay que poner en valor los avances ya realizados: por ejemplo, ha disminuido la mortalidad infantil, se ha aumentado el acceso a la educación y se ha reducido la desnutrición crónica entre 2000 y 2013 de un 33% a un 25%. Sabemos cómo mejorar los derechos del niño y su cumplimiento. Nuestro lema es "Ahora no podemos parar, tenemos que seguir contribuyendo para que se cumplan todos los derechos del niño en todas partes".


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto